The Last Shadow Puppets y el postureo

last shadow

En el 2008 la muchachada (crítica incluida) se postraba y bendecía el sorprendente giro dado por el aquel entonces pipiolo Alex Turner con su proyecto paralelo The Last Shadow Puppets. A decir verdad, el componente de los ya archiconocidos monos árticos junto con su compadre Miles Kane ofrecían en The age of the Understatement una delicada obra enriquecida por múltiples arreglos de cuerda y vientos, facetas insospechadas de ambos creadores hasta entonces.

Visto el precedente, la parroquia tenía en este 2016 ganas de hincarle el diente al nuevo trabajo del dúo dinámico británico. Y si bien aunque el disco no se puede considerar un patinazo tremendo, sí es justo decir que no llega ni por asomo al nivel de su ópera prima. Hay temas que a ratos me divierten (el final de Miracle Aligner, The Element of Surprise o Bad Habits ), otros que tienen ese sonido elegante y característico ( Aviation, Pattern y Sweet Dreams, TN a ratos) pero en general considero que la obra es demasiado continuista con respecto a lo lanzado hace 8 años. Cabía esperar más, decepción.Quizás fruto propio del hype, quién sabe.

Hasta aquí todo normal, típico caso en que la expectativa supera a la realidad ofrecida. Ahora bien, una cosa es no llegar al nivel que se les exigía y otra muy diferente es no hacerlo pero mostrar aparentemente que lo importante es la pose de superestrella del rock. Aún me cuesta conciliar el sueño habiendo visto en vídeo las últimas actuaciones del dúo tanto en televisión como en el Primavera Sound. Pesadillas tengo aún con la combinación de americana amarilla, pelazo con tupé y movimientos pseudo elegantes del amigo Alex Turner. Todo hortera y demodé.

Alex Turner: Primavera tendencias

La actitud y la pose, siempre han sido en la historia una parte importante de la imagen de una banda. El problema es cuando el envolvente no es una parte, sino  más bien la totalidad del producto. Este es el caso de las obras prefabricadas y vacías que dominan lás música comercial, todo continente y nada de contenido. The Last Shadow Puppets en sus actuaciones están centrándose en la pose, la chulería, la macarrada, la imagen, la coreo esperpéntica y el morbo dejando en un absoluto segundo plano la interpretación de unos temas que de tomarselo en serio serían francamente disfrutables. Así no Miles. Así aún menos Alex.

Los shurmanos Miles y Alex

 

 Por favor a ver si el peluquero del niño del mirlo le trasquila la pelambrera y le da un sopapo al compadre. Dejarse de pamplinas coño!!! Alguien tenía que decirlo…

 

Un comentario en “The Last Shadow Puppets y el postureo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s