NOS ALIVE 2016: Sábado 9,despertando del sueño

 

La pasada semana tuvo lugar en Oeiras, colindante con Lisboa, la décima edición del hoy día llamado Festival Nos Alive (anteriormente Optimus Alive). Con una oferta musical más que apetecible y con los encantos de celebrarse en un enclave con un tiempo estival pero sin ser sofocante, nos decidimos hace ya algún tiempo a organizar nuestro viaje al Nos Alive de este 2016. A continuación contamos nuestras impresiones sobre todo lo vivido (que no ha sido poco) en 3 jornadas de conciertos con momentos ya inolvidables para un servidor. Hoy desgranamos lo sucedido en la jornada de clausura del pasado Sábado 9.

Día 3: Sábado 9

Tercer y último día del festival. Todavía con el sabor de boca de una jornada anterior excelsa, afrontábamos la jornada de cierre de esta edición del Nos Alive. Cuando se finalizó el cartel y se publicó la distribución de días a priori era la  jornada que menor interés me despertaba, a pesar de que todo unos gigantes como Arcade Fire eran el plato principal del sábado.
Tras aprovechar el sábado haciendo turismo por los curiosos encantos de Lisboa, llegamos al festival sobre las 6 y media de la tarde (esta vez vía Belem en tranvía).

lisbon-1395924_960_720

Me dio pereza empezar el día con Calexico en la Heineken según mi plan inicial y al final acabé haciendo tiempo hasta que a las 19:30 Vetusta Morla pisaban Lisboa en el escenario grande. Tremenda responsabilidad la que tenían los madrileños en un gran espacio y jugando fuera de casa. Aunque si bien la parroquia española acabó haciendo que prácticamente pareciese un concierto más de Pucho y compañía en tierras españolas. Deleitaron a los asistentes con un concierto intensísimo en el que la banda española no paraba de soltar himnos como Los días Raros (ese crescendo final fue de piel de gallina), La deriva y las primigenias Sálvese quien pueda, Saharabbey Road (con coritos, palmas y “lololos” que en eso a nadie nos ganas al españolito medio) y Valiente.

Ni en sus mejores sueños imagino que el grupo se esperaba tal acogida, incluso dieron sensación de estar emocionados por como nos volcamos con ellos (los guiris que no los conocían nos miraban boquiabiertos). No cayó Copenhague pero ni falta que hizo. Final con La Cuadratura del Círculo por todo lo alto. Bolazo de un combo español que está un peldaño por encima del resto de bandas españolas del rock alternativo. El gentío se quedó con ganas de más.

mde

 

Posteriormente, y como antesala a Arcade Fire, llegaron los estadounidenses Band of Horses. Tras retomar el contacto con ellos con su último trabajo Why are you OK (reseñado en esta santa casa hace bien poco) les tenía ganas de ver en directo.
Creo que el concierto fue un poco frío, y nadie terminó de engancharse (había gente que únicamente esperaba a Arcade Fire y solo conocía el hit The Funeral de los de Seattle). En mitad del concierto de hecho me llegaron a preguntar si ya habían tocado la famosa canción para ver si se marchaban o no un par de británicos.
Canciones emotivísimas como No One´s Gonna Love You, The Great Salt Lake o Hag de su nuevo disco no están diseñadas para esos grandes espacios al aire libre. Mejor funcionaron con su vena más rockera de apertura de concierto con Is There a Ghost y Casual Party.
Una pena que los de Seattle, a pesar de su buen hacer y profesionalidad sobre las tablas, cerraran su tour en Europa con un recibimiento tan distante.

dav

Y al final llegó el turno de la banda canadiense más famosa: Arcade Fire. Con una carrera dilatada ya y con mucha experiencia en encabezar grandes festivales llegaban a Lisboa en una cita fuera que se salía de la típica gira de presentación de nuevo disco. Visto lo que la misma semana habían tocado en Barcelona y Bilbao esperábamos un repertorio calcado e inundado por grandes éxitos de su discografía. Dicho y hecho. Sonaron espectaculares desde la apertura, con la muy adecuada para estos casos Ready to Start. El sonido fue impecable durante todo el concierto (seguramente valorando únicamente este aspecto lo mejor del Festival). Uno de los grandes momentos de la noche llegó con el back to back de los hits rompepistas Reflektor y Afterlife. La muchachada gozaba y bailaba a tope.

 Mis momentos favoritos por contra vinieron con los temas de sus dos primeros álbumes, ese final megaépico de No Cars Go retumbó y fue más grande de lo que incluso podía imaginarme. Espectacular Rebellion (Lies) ,Tunnels y Power Out de esa magna obra considerada piedra ángular de lo que llevamos de siglo: Funeral (2001).

Pero también hubo dosis de intimismo con la interpretación de My Body is a Cage y sobre todo con una tenebrosa Ocean of Noise impulsada con unos vientos todopoderosos con la ayuda de sus paisanos Calexico. Momento personal de la noche sin duda.

Para el cierre dejaron esa oda festiva que es Here Comes The Night Time que casi da para conga. Broche de oro con la esperadísima Wake Up y sus intensos coros invitando de nuevo a Lisboa a gritar al unísono. Gran fiesta la vivida. Por buscar una pega lo único que no disfruté fue el hiperhistrionismo que me pone malo de Regine. No soporto sus performances. Gustándome musicalmente su aportación, todo lo demás me irrita sobremanera.

Y hasta aquí puedo contaros puesto que decidí voluntariamente borrarme del concierto final en el Palco NOS de M83 (lo de Grimes en el Heineken ni me lo llegué a plantear). El disco de Anthony Gonzalez publicado este año lo he escuchado poco y con la sensación de ser bastante poca cosa (haciendo honor a su título Junk). Pasaba de la espera por escuchar el megaéxitos Midnight City. Otra vez será.

Así que con el eco de los coros de Wake Up y tarareando el cierre “trompetil” del Ocean of Noise retomé el camino de vuelta. Como rezaba el cartel de neón (“It was all a dream“)fue todo un sueño de que nos despertamos con Arcade Fire.  Había que descansar puesto que al día siguiente tocaba lo que a nadie le gusta: la vuelta a casa y a la rutina (aún quedaban otros 500 y picos de km´s por recorrer para volver). Aunque como promulgan los Band of Horses: “Home is where the Heart is”. Y seguramente un cachito de nuestro corazón se ha quedado en Lisboa. Quizás volvamos a recogerlo en un futuro. Quien sabe.

Un comentario en “NOS ALIVE 2016: Sábado 9,despertando del sueño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s