Muse-The Resistance: ¿El principio del fin?

 

Muse_melbourne28012010

Leyendo hace poco mi timeline de Twitter me encontraba con un artículo cuyo título decía que Muse eran “la banda que monta el mundo”. Cierto es que pocos astros de la galaxia rock pueden hacerle frente en directo. Otra cosa bien diferente es pararse a valorar su propuesta musical actual. Y es que a día de hoy sacar a colación el nombre de Muse en cualquier conversación rockera (veáse en foros) despierta, como poco, sarpullidos. La otrora alabable banda con vocación de comerse el mundo, ha acabado empachada de tanta grandilocuencia. Su evolución,en lo que a calidad musical concierne, ha sido inversamente proporcional al crecimiento del tamaño de sus montajes y escenarios para sus actuaciones en vivo. Resumiendo: los Muse de hoy en día en poco o casi nada se parecen a aquel trío de la primera mitad de la década pasada.

Habrá quien, en su legítimo derecho, prefiera a los Muse actuales y no a los de principios del 2000. También es posible que a tal sujeto ni le suene discos como aquellos primeros Showbiz (1999) u Origin of Symmetry (2001) pero a todos aquellos que disfrutamos con dichos trabajos vemos en estos Muse una vulgar y triste caricatura de lo que fueron. Mi posición es clara, los Muse de Drones (2015) y The Second Law (2012) son una bazofia. Así, sin más. De esos engendros solo me puede apetecer escuchar Animals (la última vez que algo de Matt Bellamy me emocionó) y si acaso jugándomela disfruto a medias con Supremacy y The Handler.

 

 

Dicho lo anterior, el declive de Muse es comúnmente señalado a partir de su disco publicado en 2009: The Resistance. Un disco que marca para un servidor una frontera clara entre lo que personalmente he disfrutado del trío inglés y lo que simplemente han sido truños posteriores producidos por un grupo que parece que va cuesta abajo y sin frenos. Pero, ¿a qué lado de la balanza se inclina The Resistance?.
Hace poco, me venía a la mente mi visita a verles en Madrid, precisamente en la gira de presentación de dicho álbum, y me ha dado por desmenuzar un disco que ya en su momento contenía un poco de lo que a día de hoy es palpable: Matt Bellamy Muse decidiendo que quería pasar a la historia y creyendo que el camino que llevaban (a pesar de contar por entonces con un status ya tremendo) no era el adecuado para llegar a ser el mayor espectáculo rock sobre la faz de la tierra. El fin justifica los medios dicen, aunque en este caso los medios han sido, como poco, criticables.

matt bellamy

La banda de Devon siempre se ha caracterizado por ser ambiciosa , de hecho la épica y capacidad para ser estrellas “arena rock” eran ya latentes en Absolution (2003) y quedaron, si cabe, ampliadas con Black Holes and Revelations (2006).  El problema llega cuando la loable ambición se confunde con una excesiva tendencia hacia la ostentación, pomposidad y barroquismo. Megalomanía. Cuando el cuanto más grande mejor termina de mala manera, la ostia es de dimensiones bíblicas. Otros “defectos” criticables también estaban presentes como la cansina presencia de paranoias conspiranoides de Matt en las letras y otros desvaríos (coqueteo con el dubstep incluido en Unsustainable). Viendo con la perspectiva que el tiempo otorga, puede ser válido admitir a The Resistance como un punto de inflexión que ha marcado la carrera de los británicos desde entonces.

muse escenario

En The Resistance te encuentras con un poco de todo. Sus virtudes y defectos. Una amalgama, más bien un refrito, que en término global no me convence lo más mínimo. A pesar de esto, el disco no es un total descalabro ya que podríamos salvar temas que bien podían haberse colado en discos anteriores y con un sonido Muse bastante reconocible (mi favorita MK Ultra y Unnatural Selection por ejemplo) y singles efectistas (Uprising podría ser considerada la prima lejana de Knights of Cydonia y Resistance con los coros a lo Bohemian Rhapsody. El escozor lo provocaba seguramente un tema como Undisclosed Desires que abría descaradamente la senda de los Muse hortera-disco (sí, la misma de truños posteriores como Madness o Dead Inside). Y no me vale que digan que esa veda ya se abrió con Supermassive Black Hole. Mención aparte para esa pieza operística compuesta en tres partes que da cierre al disco con unos Muse orquestados y de una épica desorbitada con un Matt Bellamy que casi sufre un episodio de autofelación en su afán de deleitarnos con su virtuosismo.

 

The Resistance, buscando la comparativa con otros compatriotas que casi a la par saltaron a las arenas, podría ser un disco que por proporciones y por el devenir posterior podría ser comparado al infausto Viva la Vida de Coldplay (a escala puesto que en The Resistance  rebuscando se pueden encontrar al menos cosas potables).  Volviendo a la pregunta inicial ¿supuso este disco el principio del fin? Solo el futuro lo dirá. Confiar en el talento del señor Matthew (hay que reconocerle ser un gran guitarrista y cantante) es lo que toca. Lo que más me jode del asunto, es que parece que se han dejado potenciales mega riffs de guitarras (el riff de Plug in Baby fue elegido el mejor del siglo XXI según un publicación, y razón casi ni le falta) y temazos en el baúl en pos de un pop-rock-electrónico bailable de tinte comercialoide que les hará llenar festivales, mega recintos y grabar conciertos en 4K. Pero conmigo que no cuenten mientras sigan por esa senda.

Hay quien desacreditará a Muse para siempre por el giro que entonces dieron y los bandazos que han pegado posteriormente. Yo no seré uno de ellos. La calidad de temas pretéritos no debería ponerse en duda, y para muestra una playlist con una selección de lo que para mí fueron, deberían seguir siendo y lamentablemente no son Muse a día de hoy. Como el propio Matt Bellamy cantaba en Time is Running Out : “How did it come to this?”.

Pues eso, a veces,cualquier tiempo pasado fue mejor.

 

 

Un comentario en “Muse-The Resistance: ¿El principio del fin?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s