Touché Amoré: Stage Four

touche_amore_live_at_primavera_sound_2014

Cuarto trabajo de la banda californiana Touché Amoré. Consolidados desde aquel magnífico Parting the Sea Between Brightness and Me (2011) a la cabeza de todo un pelotón de bandas que intentan reverdecer un género como es el post-hardcore o hardcore melódico. Compañeros de generación de multitud de bandas que han conseguido trascender gracias a sonidos que se mueven por terreno similares (La Dispute, Pianos Become The Teeth, Defeater, Loma Prieta…). Desde el primer momento que supe que en algún momento del año tocaría escuchar nuevo material del grupo liderado por Jeremy Bolm, supe que sería uno de los hitos musicales del año para el que escribe. No andaba equivocado.

Tras un último trabajo, Is Survided By (2013) en el que ya mostraron capacidad para alcanzar nuevos horizontes musicales-prueba de ello eran temas como Harbor y sobre todo Non Fiction- en este Stage Four nos encontramos con la obra, sin lugar a dudas, más personal del grupo y en el que mayor cantidad de elementos entran en escena. Etiquetar este álbum como hardcore melódico es una descripción tremendamente vaga para el contenido de Stage Four. Aquí te encuentras con un grupo que alcanza la madurez y al que no le pesa incluir elementos propios de géneros como el shoegaze o aderezar con ciertos aires post-punk algunos momentos de su nueva referencia.

 

El propio Jeremy con su voz personifica las nuevas cotas alcanzadas por el combo. Su registro varía ostensiblemente en temas como Skyscraper,con colaboración genial de Julien Baker incluida, o en esa tétrica Water Damage de inicio turbador no tan lejano a una reencarnación de Ian Curtis en  modo punk-hardcoreta en  pleno siglo XXI. Dicho esto, en el gran groso del disco su voz suena absolutamente reconocible y moviéndose por terrenos transitados en su corta e intensa carrera musical.

 

Este disco, una vez más, vuelve a demostrar aquello de que de una tragedia nace algo bello. El suceso del fallecimiento de la madre del cantante y letrista, ha conducido a Jeremy a explorar un tema personalísimo-aunque es cierto que la temática de sus letras siempre ha sido de un carácter bastante personal-y de una honestidad tan brutal que resulta casi involuntario ponerse en su pellejo, y por ende, en la amarga tesitura de ver como una enfermedad tan temible como el cáncer te arrebata algún ser querido. Letras de conexión inmediata y con las que ,su cada vez más numerosa base de fans, empatizamos al instante.

 

De este disco se pueden extraer incontables reflexiones en voz alta de Jeremy Bolm. Momentos que lo convierten en algo más que especial.El arrebato de remordimiento en el tema de apertura, Flowers and You, por no haber aprovechado los últimos instantes de la vida de su madre:

I apologize for the grief

When you´d refuse to eat

I didn´t know just what to say

While watching you wither away….

 

…We can’t undo or rewind.

Esa confesión en New Halloween, con la que totalmente me siento reflejado, del sentimiento de no poder escuchar ciertas canciones por el dolor inmediato que inflingen en determinados momentos:

I skip over songs bcause they´re too hard to hear

Like track 2 on Benji or What Sarah Said

They just hit too close when I’m already in my head

La rabia por la pérdida del ser querido y la pérdida de fe en que haya alguna bondad divina mostrada a corazón abierto en Displacement:

You died at 69 with a body full of cancer
I asked your god how could you but never heard an answer…

…I couldn´t worship the god that let her fall apart

Una banda que siempre ha hecho bandera de la cercanía con sus seguidores y de alejarse del aura de estrella que a veces trae asociada este mundillo del rock starsystem. Estos muchachos transmiten la sensación de poder ser como el que escribe o el que lee esto.

highfield_-_touche_amore

Stage Four, es un disco que a pesar de llevar menos de un mes de recorrido, sé de sobras que es un clásico instántaneo para mí y es que ante joyas como Palm Dreams, Flowers and You, Rapture o esa tremenda Posing Holy es imposible no caer rendido.
Se pueden destacar muchísimas cosas del álbum: la amplitud en el trabajo vocal de Jeremy, la buena conjugación de guitarras, pero una vez más me siento hiperatraído por los ritmos de batería de ese hombrecillo llamado Elliot Babin. Si hay que poner algún pero, es que en los temas más cortos – Eight Seconds y Softer Spoken- se queda un peldaño por debajo de lo que habían mostrado en los sopapos cortos de discos anteriores.
Las comparaciones son odiosas en estos casos, tras el pelotazo y puñetazo en la mesa que fue Parting The Sea…  este grupo tenía muy complicado superar aquel pepinazo pero aquí, si no lo consiguen, muy cerquita se quedan. Menos efervescente e inflamable, pero con un mayor número de aristas. Un disco de sobresaliente alto, que a buen seguro defenderán en cada actuación en directo– sus actuaciones según sus vídeos Live de Youtube son tremendas-.

 

 

Y como la vida siempre sigue, resulta tremendamente paradójico que ante un disco claramente nacido de una tragedia como es la muerte, en muchos temas el sentimiento que me despierta es el de vitalidad. Ganas de vivir, de saltar y de comerme la vida a bocados pese a que no siempre vienen bien dadas.
Larga vida a un jovencísimo grupo que sigue en estado de gracia y del que solo me falta para terminar de caer perdidamente enamorado forever verles en directo-aunqu bien podrían repetir en el PS del próximo año, por ahora en su recién anunciada gira europea no hay escala en España por lo que o rezar para verles en el Parc del Forum en el Primavera o verles en UK es lo que me queda.  Desde ya uno de mis discos favoritos del año e incluso algo más.

 

Track by Track en un tweet:

  1. Flowers and You: apertura instrumental. Ojo al estribillo, melódicamente insuperable. Saben cuando acelerar. Canción perfecta. Emoción a flor de piel.
  2. New Halloween: perfecto complemento con la anterior. Semi-paradinha en la batería deliciosa. Otro tema de matrícula de honor con melodía que engancha.
  3. Rapture: línea de guitarra muy molona. Otro temazo en el que Jeremy se desnuda en la letra. Con partes pausadas “accesibles”. Cierre genial.
  4. Displacement: personalísima letra. 2 min y poco concentrando todas las virtudes de la banda . Sonidos más cercanos a discos anteriores.
  5. Benediction: ¿Blink 182 en la intro? La batería parece de Travis Barker. A partir del minuto y medio todo suena más reconocible. Interesante.
  6. Eight seconds: la más veloz e incendiaria. Los Touché de Parting The Sea… De los temas que me parece que aporta menos al conjunto.
  7. Palm Dreams: primer single y temazo espectacular. Completísima musicalmente. Uso de varios registros vocales, funcionando todos ellos.
  8. Softer Spoken: urgencia y velocidad marca de la casa. Remitiendo a trabajos predecesores.Melodía y rabia a partes iguales.Ni 2 min. Muy plana.
  9. Posing Holy: solo el inicio vale por mil discos. La batería se luce. De lo mejor que he escuchado en un tiempo. Más grandes que nunca. Cracks.
  10. Water Damage: contrapunto al jolgorio anterior. Faceta y desarrollo muy a tener en cuenta para el futuro. Salen victoriosos de la probatura. Grower.
  11. Skyscraper: colaboración con Julien Baker. Single que les puede abrir público en otros ámbitos. Gran conjunción vocal. Preciosista y épica. Grandes.
  12. Gather (Bonus Track en Edición Deluxe): espectacular canción con Jeremy desgañitándose. Estos es un temazo como la copa de un pino. No entra en el disco, a este nivel andan ya.

 

Un comentario en “Touché Amoré: Stage Four

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s