Desempolvando discos olvidados II: 10000 Days (Tool)

2000px-tool_logo_2006-svg

A veces toca poner en orden cajoneras y estanterías, y en alguna de ellas, nos encontramos con algún objeto inesperado y caído en el olvido. En las grandes discografías de las bandas más trascendentes, siempre hay discos a los que recurrimos más a menudo. Es por ello, que inconscientemente abandonamos al paso del tiempo otros no menos geniales. Dentro de esa categoría, hoy desempolvo 10000 Days, disco de Tool del año 2006. 

Diez años. Una década. Si miramos 10 años atrás, nos daríamos cuenta de la gran cantidad de sucesos y cambios que han sucedido en nuestras vidas. Sirva para ilustrar este hecho que en 2006 Facebook apenas acababa de lanzarse al mercado, dando por inaugurada el auge de la era de las redes sociales. En lo personal, por aquellos entonces el que escribe, aún en plena adolescencia, se atiborraba de ingentes cantidades de música -casi en su totalidad ilegal,sí, en aquella época los servicios de streaming tipo Spotify todavía estaban por llegar al gran público- satisfaciendo mi ansia de escuchar y descubrir cada vez más música de diferentes y distantes géneros. En uno de esos atracones me topé con Tool. No me cuesta admitir que por aquel entonces para mí Tool eran “la otra banda del cantante de A Perfect Circle”. Unos A Perfect Circle que me habían volado la cabeza poquísimo antes con un disco como Mer de Noms, el cuál incluso a día de hoy considero como una de mis obras favoritas de siempre y sin lugar a dudas una de las que más ha influido en mis intereses sonoros posteriores.

Lo que la memoria no me alcanza a recordar con total certeza es que fue lo primero que oí de Tool, aunque la primera toma de contacto quiero creer que vino con ese misterioso vídeo de su tema Sober, corte extraído de su primer LP Undertow. Si la memoria me fallase, también podría haber sido aquel hipercomplejo Lateralus (2001) o su disco lanzado en 2006, y último en su discografía hasta el día de hoy, 10000 Days.

 

 

Sea como fuere, la sensación de haber descubierto algo que ni por asomo imaginaba que existía era absolutamente indescriptible. A día de hoy, no me cabe ninguna duda de que Tool está entre los tres grupos cuya escucha más me han abierto la mente hacia tendencias que desconocía en su momento. Los otros dos son The Mars Volta e Isis. De primeras, en lo que Tool proponía podía encontrar similitudes con lo que Maynard James Keenan hacía en A Perfect Circle, pero los desarrollos, texturas, tempos y estructuras eran infinitamente más complejas, a la par que incomparables. Los tempos de la base rítmica me dejaron ojiplático, aquello era una ecuación de elevadísimo grado que al ser resuelta mostraba una banda en la que cada componente mostraba unas capacidades técnicas de otro planeta. La suma de los cuatro factores integrantes, sí que alteraba el producto. Dos más dos no siempre es cuatro. Incluso a día de hoy, me costaría decidirme por uno de los cuatro genios que componen el grupo – sin entrar a valorar a su primitivo bajista Paul D´Amour- Maynard James Keenan (voz), Adam Jones (guitarra), Justin Chancellor(bajo) y Danny Carey (batería).

 

tool

Una banda siempre envuelta en una mística y con un halo, o mejor aún aura, que los hace inclasificables, y probablemente irrepetibles. Pocos grupos me vienen a la cabeza que posean un estilo tan propio y que difícilmente puedas describir haciendo referencias a terceros. Tool suenan a Tool y punto. Metes en una coctelera riffs de Led Zeppelin, con los desarrollos de Pink Floyd y King Crimson y le añades chaladuras varias y compases de otro universo desconocido, y algo cercano a Tool tendrás. Por usar etiquetas convencionales, es una vuelta de tuerca tremenda al metal alternativo incorporando cualquier elemento del rock/metal progresivo.
Desde entonces, he contemplado atento cada movimiento de la banda norteamericana, al igual que su ferviente masa de fans, devotos de un culto que a veces alcanza la categoría de religión o secta,  pero en una de las trolleadas más grandes que se recuerdan en los últimos tiempos rockeros, la banda lleva 10 años posponiendo la continuación de 10000 Days. Con cada comienzo de año parece que hay noticias de que por fin caerá la breva. Pero no, así llevamos varios años y el personal se sigue impacientando, lo cual, ha enfadado a la banda en más de una ocasión. Algo, de lo que un frontman como Maynard se mofa constantemente en alguno de sus teatralizaciones usando cualquier caracterización hilarante.

Últimamente se han acrecentado los rumores, con mayor fundamento, acerca del proceso de grabación del  posible nuevo disco que suceda a la obra que a partir de aquí me gustaría dar un pequeño repaso.

En comparación con los discos que lo precedieron, Lateralus (2001) y Aenima (1996) el grupo parecía que adoptaba un sonido más cercano al proyecto paralelo de Maynard, A Perfect Circle. Algo que, más o menos es comúnmente aceptado, es que el ultimo elepé de Tool hasta la fecha estaba un peldaño por debajo de aquellos excelsos predecesores. Opinión con la que sólo comulgo en parte.  En 10000 Days hay temazos –Vicarious, Jambi, The Pot y Right in Two son temarrales– quizás incluso los dos primeros pueden acercarse al nivel Hors Catégorie de obras cumbres como Schism o Lateralus.

Digerir cualquier disco de la banda no es algo sencillo, de este álbum si descartamos las pajas mentales e interludios -los cuales independientemente no tienen ningún significado, pero que cobran vital importancia según algunas teorías- ninguna canción baja de los seis minutos. Largos metrajes que ya son habituales dentro de una banda cuyo paciencia y magisterio al desarrollar ritmos y tempos dan para estudio concienzudo. De dichos estudios, y paranoias en algunos casos, han partido algunas de las numerosas e hipnóticas teorías que no hacen más que agrandar obras como Lateralus o éste 10000 Days. Del primero y la aplicación de la secuencia de Fibonacci a su tracklist hay para entretenerse en la red y Youtube un buen rato, del segundo y la sincronización y superposición perfecta entre el tema homónimo con Wings For Marie (Pt.1) Viginti Tres creando la Hidden Track, valga la redundancia, más escondida de la historia. Teorías jamás refutadas abiertamente por la banda, acrecentando aún más el mito y la leyenda. Teoría para este disco que me recuerda a aquella finalmente corroborada de la serie Game of Thrones, ya saben, J = R + L. Aquí sería algo así como: {Viginti Tres+Wings pt1} + 10,000 Days (Wings pt2) = WINGS FOR MARIE. Da para dolor de cabeza, pero es que todo esto es demasiada casualidad para pensar que es algo que no ha sido ejecutado a propósito por genios que a ratos juegan a ser los matemáticos más brillantes de la galaxia Rock.

 

Y es que después de tan complejas explicaciones para intentar descifrar el significado oculto detrás de sus obras, al final se nos olvida lo más importante, su música, y por tanto las canciones. En 10000 Days, hay una primera parte que roza la perfección, marcando dicha frontera el quinto corte The Pot. El back to back para abrir con Vicarious-Jambi pemite mirar de tú a tú al inicio de Aenima con Stinkfist-Eulogy como el mejor inicio de un disco que hayan hecho jamás. La segunda parte es bastante más inconsistente y comienza con un habitual interludio. De dicho tramo del disco lo más destacable es el tema Right In Two, con un inicio que recuerda en parte a sonidos de Lateralus.  Mención aparte merece el artwork del álbum, el cuál ha cosechado alabanzas, incluido un premio Grammy. Un aspecto audiovisual que siempre ha sido muy cuidado por la banda, tanto en packaging como en vídeos y proyecciones en sus inimitables directos.

 

10000days

No tenemos aún claro cuándo llegará la obra sucesora de este, ya demasiado lejano, 10000 Days, pero no albergamos ninguna duda acerca de que se convertirá en todo un acontecimiento musical. Tool ha sido, y es, una banda capaz de alcanzar un perfecto estado de comunión con el universo, con unos trabajos discográficos que trascienden cualquier género y suponen un acontecimiento como esos eclipses que cada x años nos regala el universo. En el momento que se dé la conjunción de astros volveremos a disfrutar de nuevo material de la banda norteamericana, y no os quepa duda, que la experiencia será genuina e incomparable con nada que hasta entonces hayas experimentado.

 

 

Track by Track en un tweet:

  1. Vicarious: temazo,inicio más que prometedor. Su magia presente por dóquier. La sección rítmica dando un clinic. “Why can´t we just admit it”? Genios.
  2. Jambi: excelente riff de inicio. Percusiones iniciales “tribales”. Otra vez bajo + batería armándola. Adam Jones simpemente se sale hacia la mitad.
  3. Wings for Marie (Pt 1): hipnótica guitarra “boomerang” de Jones. Canción pausada y detalles. Para saborear con auriculares de calidad.Gran trabajo en producción.
  4. 10,000 Days (Wings Pt 2): tormenta de 11 minutos. Enlaza perfectamente con la parte anterior. Menos inmediata que Vicarious o Jambi. Repleta de tensión. Grandiosa.
  5. The Pot: una de sus temas más “accesibles” ever. Cariz de single dentro de sus parámetros. Igualmente funcionando a la perfección.
  6. Lipan Conjuring: típico interludio. No aporta nada al conjunto.
  7. Lost Keys (Blame Hofmann): de estructura instrumental sirve con introducción y enlace al siguiente tema. Suena una  grabación de una conversación.
  8. Rosetta Stoned: de hipnótico inicio. Marcianada de canción muy propia de Tool. Supera los diez minutos. Hacia el final hay una parte muy The Mars Volta.
  9. Intension: repleto de susurros de fondo, es un tema bastante calmado. Contiene detalles disfrutables de guitarra. No es su mejor tema.
  10. Right In Two: espectacular. Casi 9 minutos de un tema en el que la magia de Tool está presente.Percusiones y ritmos tribales presentes. Muy cracks.
  11. Viginti Tres: cierre con una compilación de “ruidos” que por sí misma no aporta nada. Supuesta parte de un ente mayor que explica su inclusión.

 

 

2 comentarios en “Desempolvando discos olvidados II: 10000 Days (Tool)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s