Frank Carter & The Rattlesnakes -Modern Ruin

Image result for frank carter pink

Como siempre un poco tarde, pero ya se sabe, más vale tarde que nunca. El pasado 20/01 mi pelirrojo favorito del mundillo del rock publicó su segundo trabajo discográfico junto con los Rattlesnakes. Modern Ruin es un señor disco y uno de mis favoritos, por no decir el que más, de lo poco de año que llevamos (adelanto que tras un par de escuchas del de Exquirla pronto tal honor le será arrebatado). Frank Carter pega otro puñetazo en la mesa, y de paso nos calla la boca a todos los que en su día maldecimos su salida de Gallows.

Para quien no le tenga la matrícula tomada a este cantante indomable de aspecto canalla, destacar que durante sus años mozos fue el cantante de aquellos Gallows que escupían bilis en cada segundo. De aquel maravilloso e incomprendido Grey Britain ya os di la tabarra por aquí, y ahora toca adentrarnos de lleno en su segundo esfuerzo en solitario junto con su banda The Rattlesnakes. Los precedentes conocidos de Frank tanto en su vertiente hardcore-punk en Gallows como en su melódica y popera cara bajo Pure Love quedan de una manera u otra reflejados en este proyecto.

Image result for modern ruin frank carter

En Modern Ruin hay un compendio de toda la carrera del artista así como un paso adelante claro en lo ofrecido en el predecesor Blossom (2015). El disco predecesor era un escupitajo y una algarabía que se acercaba a lo visto en aquella etapa con su hermano al frente de Gallows. En cambio aquí Frank abraza múltiples propuestas, sin desentonar en ninguna, de hecho pienso que se le ve más cómodo que nunca en dicha multitud de registros. Buena muestra de esa capacidad para aglutinar tramos más melódicos con su potencia vocal podría ser Acid Veins, desconcertante de primeras pero que con las escuchas engancha. Una constante de este disco, que es capaz de arrancar con esa nana introductoria que es Bluebelle y enlazar con el single Lullaby. Canción apoyada por un atrapante a la par que simple riff de guitarra que sin darte cuenta ya se te ha incrustado en el cerebro. Curiosamente el riff de Snake Eyes se asemeja bastante. En este corte, Frank es capaz de concentrar momentos alocados en las estrofas con un estribillo hipermelódico que es de lo mejor que lo recuerdo en toda su estapa post-Gallows. Igualmente disfrutable es el videoclip trampantojo que ilustra la canción.

 

Hablábamos antes de ese delicado balance entre caña burra y delicada melodía por la que se mueve Modern Ruin. Quien añore su etapa punk escupiendo sobre una base de guitarras afiladas y un bajo crujiendo huesos se relamerá con God is My Friend y ese final revienta pogos. Un despelote de canción a la que le sigue un sopetón de menos de un minuto con Jackals. La traca final con Modern Ruin, uno de esos temas en los que pensar en Orchestra of Wolves es inevitable , y que en directo va a estar a la altura de lo que se espera de los incendiarios repertorios del oriundo de Watford. Dicho lo cuál, hay que advertir de que el álbum se encuentra un escalón por debajo en cuanto a momentos punk-hardcore respecto a lo oído en Blossom hace un par de años. Temas pretéritos como Juggernaut, Loss o Rotten Blossom eran mucho más agresivos, sin embargo aquí Frank opta por incluir más aristas, melodías y giros con los que nos demuestra que el artista británico no se queda apalancado en un terreno que de sobras ya ha demostrado que domina.

 

Personalmente me encanta que Frank Carter siga mirando hacia delante y que sea capaz de transformarse en un artista con capacidad de sorprender. No esperaba que Frank me rememora a aquella magnífica The Vulture en su acto de voz limpia, algo que me sucede al inicio de Thunder. Una canción que, en una línea imaginaria evolutiva de esta cara de Frank, podría ser nieta de The Vulture e hija bastarda de Beatiful Death del trabajo anterior. Igualmente inesperado es que en varios momentos me venga a la mente el nombre de Alex Turner al escuchar tramos de voces en Vampires, Lullaby e incluso en el cierre con Neon Rust. En resumen, Modern Ruin aglutina todas las virtudes de un artista que empieza a alcanzar la madurez en su carrera y que se mantiene igual de magnético y carismático que siempre a la par que deja por el camino varios temas que perdurarán varios meses entre mis predilectos por méritos propios.

 

 

Trackby track en un tweet:

  1. Bluebelle: sorprendente intro de aroma a nana pero con mensaje de lamento existencial. Un minutito para arrancar la cosa.
  2. Lullaby: tema muy efectivo y con gancho. Estribillo melódicamente impecable. Desarrollada en torno a un riff que se mantiene a lo largo del tema.
  3. Snake Eyes: una marcha más que Lullaby. De nuevo el giro melódico al estribillo es magnífico. Seguramente mi favorita del disco. Caña y melodía. De 10.
  4. Vampires: con un inicio que se acerca a los Arctic Monkeys?! Ojito al pasaje a lo western de Tarantino. No conecto como con las 2 anteriores.
  5. Wild Flowers: otro lavado de cara.Frank vuelve a cambiar de registro vocal. El tramo final tras el arpegio de guitarra vuelve a recordarme a Alex Turner.
  6. Acid Veins: excelente interpretación vocal. Apoyada sobre una base en las estrofas inesperada. Me viene a la cabeza los Alice in Chains de los 90!
  7. God is My Friend: retomando la vena cañera. Cuando Frank se desgañita lo borda. El tramo final de paradinhas y guitarrazos es de lo mejor de todo el disco.
  8. Jackals: a modo de interludio se casca un minuto de punk-rock de mala baba pero sin rasgar como en Blossom. No aporta demasiado al conjunto.
  9. Thunder: inicio a lo balada recordando a The Vulture. Me encanta este registro de Frank de lamentos. En la parte final las guitarras golpean.Notable.
  10. Real Life: nos vuelve a coger con el paso cambiado. De sonido más accesible. No encuentro puntos positivos. Es de lo poco que me parece desacertado.
  11. Modern Ruin: Frank a degüello. El momento más brutal de todo el trabajo. Por esta canción Gallows pagaría a día de hoy. Bacanal de final.Temazo flipante.
  12. Neon Rust: la más larga del cancionero. Cinco minutos de desarrollo sobre redobles y guitarras en segundo plano. Frank muy protagonista. Crack total.

Un comentario en “Frank Carter & The Rattlesnakes -Modern Ruin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s