Exquirla: Para quienes aún viven

Image result for exquirla para quienes aún viven

¿Cuantas veces habré soltado soflamas poniendo a caer de un burro al último “proyecto paralelo/supergrupo” de turno? Y es que por cada trabajo como el del pasado año de Minor Victories me he encontrado con tropecientos casos sin alma como el de Gone is Gone. Un Mer de Noms de A Perfect Circle no está al alcance de muchos. Ojalá fuese tan sencillo como coger varias piezas, juntarlas y como resultado obtener un producto completo de mayor valor añadido. Y es aquí, en ese plus del valor añadido en el que Exquirla han logrado dar en el clavo. Un acierto pleno en la unión entre la desbordante potencia instrumental de Toundra con el pellizco y calado de la voz (y maestría en la reinterpretación lírica) de Francisco Contreras aka Niño de ElchePara Quienes Aún Viven era uno de los discos de los que más esperaba, y sin que sirva de precedente todas mis expectativas se han visto superadas con creces.

Asumo que tengo la batalla perdida de antemano en eso de intentar de expresar objetivamente mis sensaciones hacia este disco. Una objetividad, que dicho sea de paso, no cabe a la hora de afrontar un álbum en cuyas entrañas reside todo el peso de la obra de Enrique Falcón que Niño de Elche ha adaptado en las letras. Si Esteban Girón quería dar un salto hacia adelante con este proyecto, lo ha conseguido. Además de salir Toundra victoriosos del embate de que su música se fusionase con un cantante, han alcanzado la capacidad de verbalizar magistralmente unos mensajes que de otra manera les sería imposible con su propuesta instrumental. Igualmente, y sin estar tan metido en la obra del ilicitano, lo que aquí es capaz de ofrecer al engarzar su arte con Toundra llega a eclipsar casi cualquier proyecto anterior.

“…La palabra lastimada en mitad de la boca

extrae la fuerza de la voz por encima de los fusiles…”

Ocho son los cortes que conforman esta obra, a la que ojalá el tiempo y la perspectiva le otorguen el lugar que merece dentro del Olimpo musical en castellano, trascendiendo más allá del rock, del flamenco y de demás etiquetas que se os puedan venir a la cabeza al oírla. De hecho, la recurrente comparación con el Omega debe entenderse como un halago más allá de similitudes. Existen esos cacareados arrebatos flamencos por el background de Niño de Elche, con momentos tan sublimes como los que ofrece en El Grito del Padre, con una arrancá de pelos como escarpias en las que el artista de las mil caras muestra su faceta como Paco Contreras (entiéndase de cantaor de raíces flamencas).

“Y al final se desentierren

20.000 flores negras

20.000 flores blancas

20.000 espaldas con capuchas y electrodos.

Más que un régimen de aislamiento”

Pero Para Quienes Aún Viven va mucho más allá, y prueba palpable de ello es ese tremebundo tema que es Un Hombre. Espeluzante de inicio a fin, tanto en su lento desarrollo propio de las atmósferas post-rock de las que beben Toundra como en su tramo final de explosión con un Niño de Elche desgañitándose casi como si llevase camisa de fuerza y estuviese siendo torturado.

 

Tampoco encuentro fisuras en el tracklist, el cual parece estar estructurado concienzudamente. Apertura con introducción para sumergirnos en el universo que rodea a la obra de la que se extraen los textos, y que mejor que darle voz al propio autor Enrique Falcón. Posteriormente le siguen dos llamaretazos en forma de temas que rondan los nueve minutos, siendo Destruidnos Juntos con ese estribillo de lamento de Niño de Elche otro momento cumbre del disco. Hijos de la Rabia es una llamada a los que aún viven/vivimos, un alegato al tono de rebelión de conciencia que sobrevuela durante toda la extensión del trabajo. Interrogatorio es un interludio tan doloroso como tristemente real y que se interconecta con el tramo central del cierre Europa Muda. Entre las trabajadas épicas de El Grito del Padre Un Hombre se sitúa otra especie de lamento lejano sobre acústicas en Contigo. Una absoluta cuadratura del círculo, conjugación perfecta de temas más largos y ambiciosos con breves respiros de igual disfrute. Nada falta, nada sobra.

 

 

Si a Toundra ya los tenía en un pedestal, sobre todo por confirmarse como lo que son con dos discos como III y IV, ahora con este proyecto consiguen demostrarme aún más si cabe que estos tíos están en la élite en sus dominios conocidos pero que son igualmente excelentes saliendo de su hábitat natural y yendo un paso más allá. Reconocía Esteban que su sello Century Media tras escuchar Para Quienes Aún Viven les retaba a poder superarse en el futuro. Por capacidades y porque ya lo han demostrado no albergo dudas de que lo harán de vuelta a su proyecto matriz, el cuál por cierto celebra décimo aniversario en primavera. Con Exquirla el futuro dirá si tiene continuidad o no. En cualquier caso, sea la vida de este proyecto efímera o no, lo que sí perdurará hasta la eternidad será una obra maestra que tiene visos de convertirse en una de esas obras atemporales que dentro de 20 años citaremos al echar un vistazo al retrovisor y destacar lo más grande con lo que nos hemos cruzado.

Ya es el tiempo,

ya no hay miedo.

Que la marcha arranque,

y que el llanto acabe.

Que se moje la madera con la cruz de mis hermanos.

Los caídos se levantan. Los que aquí murieron.

Ignoro por lo tanto la réplica que habrá de traerme

nuestra inservible canción.

 

Track by track en un tweet:

  1. Canción de E: E. Falcón recitando sobre un tenso crescendo instrumental. Clímax con Paco simplemente acompañando una línea post-rock con vestigios del II.
  2. Destruidnos Juntos: canción de épico estribillo. Los desarrollos en los puentes con las líneas de guitarras son sublimes. Final más grande que la vida. Cracks.
  3. Hijos de la Rabia: la llamada a la acción invocando a los que aún viven en continuo crescendo. Avanzad con nosotros, Hijos de la Rabia! Avanzad!.Escalofríos.
  4. Interrogatorio: el interludio más corto. Interconectada con Europa Muda. Sobre unos arpegios de guitarra se asienta el lamento punzante de Niño de Elche.
  5. El Grito del Padre: inicio tribal y Esteban rasgando las cuerdas con el arco. Quejíos de Paco sobrecogedores. Si no te emocionas con esto, no estás vivo.
  6. Contigo: interludio que suena como grabado con mucho eco a drede. Paco suena en tono apesadumbrado que casi duele al oírle. Funcionan así también.
  7. Un Hombre: el cénit de la obra IMO. Viaje inabarcable que suena a la perfección. El final es lo más grande que he escuchado en mucho tiempo. Gracias.
  8. Europa Muda: Niño de Elche acertando en multitud de registros. Omnipresencia del bajo de Alberto. Espeluznante. Lagrimita. Fin de una obra maestra.

 

 

 

Un comentario en “Exquirla: Para quienes aún viven

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s