Primavera Sound: Sábado

Resultado de imagen de primavera sound 2017

Como viene siendo la tónica habitual últimamente, mal que me pese, llego algo más tarde de lo que me gustaría para repasar la actualidad musical. Un presente que durante la última semana ha venido marcado por cuanto ha acontecido en una nueva edición del Festival barcelonés Primavera Sound durante la pasada semana. Con un cartel este año que a priori no incluía ninguno de esos gigantescos nombres que hace que te gastes la pasta sólo por él, sí que tenía la suficiente calidad en la zona de tamaño medio en la tipografía como para que asistiésemos pensando que mi primera visita sería lo suficientemente satisfactoria. Ciertamente, puedo decir que ando notablemente satisfecho con el resultado tras lo vivido. Una experiencia e impresiones sobre los conciertos a los que he asistido que paso a desgranar. Sigo por la jornada del Sábado 03/06 (clausura en el Parc del Fórum).

 

En la jornada del Sábado sobresalían algunos nombres propios en mi lista y tenía la experiencia de los días anteriores para saber que debía hacer buenas elecciones en casos de solapes. Dado que se esperaba una larga noche decidí acceder al recinto algo más tarde de lo habitual y con ello olvidarme de Pond con la calor de las 19:00 en Mordor.

 

IMG_20170603_204316.jpg

 

Así pues directo a posicionarme en el Rayban para ver a una de las grandes musas de la actualidad musical: Angel Olsen. Con su magnífico My Woman del año pasado, número 4 en mi lista del 2016, la artista norteamericana ha conseguido dar un salto de popularidad inmenso y así se corroboró con un escenario Rayban que a pesar de la temprana hora allí estaba con muchísimo público para verificar si en directo el nivel se mantiene. La de Missouri salió a ganar con su banda uniformada y encadenó en un tramo glorioso la sencillez pop de Shut Up Kiss Me con la fuerza y poderío incrementada en directo de Give It Up y Not Gonna Kill You. En ésta última la cantautora demostró un poderío tremendo en un cierre de garra brutal. Recuperó algún corte de sus trabajos anteriores pero la algarabía era siempre mayor cuando volvía al repaso de My Woman.

 

 

En esas y por cosas del directo tuve que perderme el tramo de desarrollo lento y firme de mi canción favorita Sister, aunque por suerte pude alcanzar para ver la explosión final que es igualmente una delicia en vivo. En la parte final y con los acordes de Never Be Mine y con la voz frágil a punto de romperse de la Olsen me encaminé para el concierto de Metronomy. Había sacrificado a los Jardín de la Croix para ver el vozarrón y capacidad de la agraciada Angel y puedo decir que aunque demasiado corto el concierto, la cosa valió la pena. 

 

 

En Metronomy no sabía muy bien si me iba a volver a encontrar de nuevo con una horda de “guiris” armando el cristo e impidiendo disfrutar del bailoteo de los británicos. Por suerte la cosa no estaba tan petada como me temía y pude presenciar el concierto desde un lateral cómodamente. De esta gente ya se sabe qué esperar y es indie-pop a ratos y estilo carácter electrónico de ese que suena en las grandes franquicias textiles de los centros comerciales de su zona. Pero oigan, tampoco es malo echarse unos bailoteos de vez en cuando. Y esta gente la verdad que tienen unos temas que enchufan al personal al momento. Empezaron a saco con temas de su último disco y luego empezaron a intercalar las más coreadas The Bay, I´m Aquarius o Corinne. Efectivamente también entregaron una The Look que no por hiperoída deja de ser un temazo en toda regla. También me convención Night Owl y al final me quedé con la sensación de felicidad del rato divertido que me había pegado. Un acierto mi último paseo por Mordor, y sí pasé de volver a ver a los canadienses Arcade Fire. Con lo del Jueves quedé lo suficentemente saciado.

 

IMG_20170603_233656.jpg

 

Tras la parada de rigor del avituallamiento sólido y comprobar que la peña merengue celebrara de lo lindo el triunfo de su equipo en la Champions trolleando en grande a la parroquia local tenía que decidir entre lo de LVL Up y Sleep. Dado que había 20 minutos de margen decidí bajarme al Adidas a comprobar cómo sonaban los primeros. Un grupo que me había gustado bastante a raíz de varias escuchas de ese indie-rock con dosis pequñitas de ruido que ejecutan. No terminaron de parecerme la panacea en directo y tomé la decisión de subirme las escaleritas de camino al Primavera para ver al Sr. Matt Pike con Sleep. Y vaya si eso no fue lo mejor que hice dentro de la programación mucho se acerca. Vaya señor concierto ofrecieron Sleep. Un Matt Pike entregado descamisado luciendo bartola y pecho lobo y escoltado por seis columnas de amplis se marcó una de las mejores actuaciones individuales que he visto en un tiempo. Con un sonido que peinaba para atrás el gentío metalero y el no metalero también pudo disfrutar de una exhibición de tempos pesados avanzando como un mamut gigante que no deja crecer la hierba por donde pisa. Una montaña de riffs apilados los que dejó un Matt Pike demostró por qué es un influencer de toda una generación posterior de grupos de corte pesado/sludge/doom. The Clarity fue de otro planeta. Ovación cerrada.

 

IMG_20170604_001732.jpg

 

Tras tal bolaco me llegó vía RRSS que la amiga Laura Jane Grace andaba por la zona de Merch firmando pósters. Por simple curiosidad me acerqué sin mayor intención, y al final me la crucé con ella y el batería Atom Willard volviendo hacia el que sería mi siguiente parada musical. Tocaba ver a Against Me! Punk-Rock para avivar el cuerpo y no defraudó la cosa. Con un público entregadísimo a la causa- aún más que en el de King Gizzard- desde que empezó a sonar ese himno I Was A Teenage Anarchist la cosa fue una tras de otra sin parar. Con un Setlist muy centrado en los dos últimos discos pero certeros como siempre, y con una FrontWoman que tiene ese algo de estrella del Rock que encandila a las masas. Animando a cantar en Unconditional Love, o no parando quieta en Rebecca y aprovechando al máximo cada segundo del tiempo que le permitía la programación. Esa parte seguida con Pints of Guiness Make You Strong y Sink, Florida, Sink fue de traca y uno de mis momentos favoritos de todo el festival. No tocaron para mi sorpresa Trash Unreal pero tampoco me dio sensación de que el personal tuviera queja de a lo que habíamos asistido una vez se retiraron de las tablas del Adidas. Grandes.

 

IMG_20170604_012932.jpg

 

El final de la jornada se me vino un poco abajo, y es que de Preoccupation esperaba bastante más que lo que vi. Seguramente el haber asistido antes a dos pepinazos de conciertos tuvo que ver un poco. Posteriormente me fui a una de las pocas opciones que quedaban a todas unas 04:00 de la madrugada y eran !!!(CHK CHK CHK) en el Rayban. No había muchos ánimos de meterse en el cacao del bailoteo facilón rollo orquesta verbenera que por momentos parecía querer imitar el grupo. No era lo que necesitaba en ese momento y por tanto decidí guardarme fuerzas para acudir al día siguiente a la programación final en la Sala Apolo por lo que hice caso a aquello de una retirada a tiempo…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s