Foo Fighters: NOS Alive 07/07/17


En el ambiente de un festival hay multitud de ocasiones en las que antes de que salten a escena la banda por la que la muchedumbre se agolpa y hace espera, ya se presiente que pase lo que pase va a haber victoria asegurada. No fue diferente la noche del pasado Viernes en Lisboa en los momentos previos a la medianoche. Y es que el cóctel Foo Fighters + cabecera de cartel de festival + 50.000 personas es un win-win. Venía de pasarlo bien con The Cult y sobre todo con unas Savages que son tremendas, no obstante el propósito de aquel viaje era otro. Un concierto que tuvo todo lo que deseaba y esperaba y que borró por fin de mi mente el episodio de la cancelación de hace un par de años en Barcelona. Cuenta pendiente saldada.
Desde que Dave Grohl saltase corriendo en solitario a las tablas para arrancar los acordes iniciales de All My Life hasta el cierre apoteósico con Everlong todo fue una nebulosa de felicidad, desgañitamiento puño en alto, confraternización con los hermanos portugueses que lo daban todo e incluso momentos de engorilamiento. La definición de pasar un buen rato en nuestras narices. El grupo completó un inicio arrollador apilando himnos como Times Like These o Learn To Fly seguidas y posteriormente provocar otro momento de esos de pogo buenrollista con el final de una Something From Nothing que es sin lugar a dudas el mejor tema de su último trabajo hasta la fecha.

 

Estuvo Dave Grohl en su papel habitual de interacción con el público, de levantar a las masas y solicitar el karaoke colectivo. Una actitud que aunque a muchos siempre les ha chirriado, cada día convence a más escépticos con sus apabullantes directos, de hecho hoy mismo he leído varios comentarios en mi timeline de gente comprando a los Foos a pesar de sus inquietudes tras haberles visto estos días. Personalmente tengo bastante clara mi opinión sobre el papel de Dave y su encarnación en Rockstar mundial, algo totalmente necesario para una banda cuya liga queramos o no es la de Rock de Estadios, una categoría que no es significado de mala calidad si tienes un arsenal tan amplio como es el caso de los norteamericanos. Un repertorio que fue un chorreo de hits incostetables, y es que la trayectoria larga del grupo les permite enlazar en un tramo central Walk con su épico final con These Days, la apoteosis festiva de My Hero y mi momento de locura máximo de la noche con una White Limo que por grata sorpresa inesperada hizo que casi perdiese la crisma por unos breves minutos. 

 

 

En el segundo tramo del concierto hubo algún buen momento y otro algo más flojo, como fue a mi modo de parecer la interpretación de La Dee Da acompañado por una Alison Mosshart que me despierta la mayor de las indiferencias. Miedico ante sus posibles colaboraciones en el nuevo disco. Eso sí, por el camino iban cayendo Rope, Monkey Wrench o el single nuevo Run que soporta estupendamente todo el peso de la comparativa con sus compañeras de Setlist. Para el cierre dejaron una recuperada This Is a Call fantástica y la hímnica Best of You. Antes del colofón con Everlong la parroquia portuguesa entonó varias proclamas que no pude muy bien identificar pero que obviamente eran parte del fiestón que se había vivido. Ojalá hubieran más bandas de una primera línea tan tremendamente profesionales en esto de crear pelotazos y trasladarlos al directo como hacen Foo Fighters. Es por conciertos como el ofrecido en Lisboa, y no me cabe duda que ídem para los de Madrid y anteriores, que el estatus y caché del grupo es el que es. Totalmente justificado. No hay que buscarles tres pie al gato, los hay nacidos para triunfar y esta gente juegan en esa liga selecta de megaestrellas, raro será que si te gusta cualquier vertiente del Rock no te flipes en uno de sus conciertos.

 

Muchos momentos memorables deja mi visita de este año al NOS Alive. Al final regresas a casa vacío de fuerzas, achicharrado, con una dieta durante 48 horas no precisamente basada en lo que recomienda su dietista, con poca cantidad y calidad de sueño y con menos dinero en la cuenta corriente. ¿Y saben qué? Que si fuese posible, mañana mismo volvía a hacerlo. En esta vida a veces tan cruel hay que regalarse estos momentos de amor y pasión hacia grupos que siguen haciendo que el Rock perdure, se extienda y alcance sus máximas cotas. En conciertos así el análisis posterior casi es injusto, por lo que no puedo añadir mucho más que lo que verdaderamente importa: ¡¡¡Joder, qué bien me lo pasé!!!

 

Un comentario en “Foo Fighters: NOS Alive 07/07/17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s