Hundred Suns: The Prestaliis

Image result for hundred suns

Con alfileres hay que coger normalmente cualquier nuevo proyecto en el que confluyen músicos cuyas habichuelas se las han ganado con sus bandas matrices. Y es que, de tanto usar la etiqueta de supergrupo para referirnos a cualquier cosa aunque el sufijo sea inmerecido acabamos hastiados de tanta nueva banda de fulano y mengano. Es aquí donde muchas veces dejamos pasar por alto algún que otro esfuerzo digno e interesante de músicos que consiguen lanzar música que está a la altura de sus otras referencias. Buen ejemplo de esto que subrayo podría ser el disco de debut de Hundred Suns. Un nombre bajo el que se parapetan Cory Brandan de Norma Jean, Ryan Leger (ex- Every Time I Die) y Chris LeMasters (Dead & Divine). Álbum muy trabajado lo que nos encontramos en The Prestaliis que puede gustar tanto a afines de los citados Norma Jean – el sonido aquí es bastante menos crudo, eso sí- y probablemente sobre todo a seguidores de la última ola del Metalcore más tamizado.

El Metalcore últimamente se está convirtiendo en un poco de chiste debido a que algunos de sus nombres más insignes y reconocidos anden virando hacia una especie de Popcore en el que se preocupan más por la estética que por la calidad musical de lo que componen. Sí, eso va por gente como Bring Me The Horizon. Por suerte, también existen bandas que, aunque expandan su sonido hacia otras cotas podemos dejarlas aún dentro del género,  como Architects o lo mucho más extremos e industriales Code Orange insuflan aire a un género que para muchos ya anda dando sus últimas bocanadas. Hay que decir que no es el disco que nos ocupa un disco de Metalcore de manual ni mucho menos, pero sí que contiene a ratos elementos definitorios de dichos sonidos, prueba irrefutable de ello es el tratamiento de las guitarras y los breackdowns en temas como Fractional Hellelujah.

 

 

Sin embargo, el punto fuerte en mi opinión del disco reside en esa capacidad de Cory Brandan de modular su voz en los terrenos más descaradamente melódicos y ser capaz de sonar grande en canciones December, Infinite Winter Amaranthine. Ojo, que esta suavización vocal no debe suponer ningún sonrojo y es que por cualquiera de los temas citados más de una y dos bandas de relumbrón de sonoridades cercanas pagaría un buen potosí. El final de December es de un efectismo al que poca pega le puedo encontrar. Ídem de destacable el groove oculto de otros temas con más músculo como Fractional Last Apology. Un equilibrio entre esa melodía/caña que consiguen de una manera bastante natural y sin sonar a ingredientes dispersos que no terminan de conjuntar como más de una vez ocurre en estos casos.

 

 

El disco con sus 11 canciones dudo que le vaya a cambiar la existencia a alguien pero sí que se destapa como uno de esas sorpresas que te caen de rebote y con las que conectas si lo tuyo son las tonalidades cercana al metal alternativo. Un notable alto para una banda que no sé que recorrido puede tener a sabiendas de que Brandan suele tener su agenda cubierta con Norma Jean, pero que no obstante han conseguido que les haya prestado muchísima atención en las últimas fechas, un hecho que habla tremendamente bien de lo publicado cuando repasas que tienes entre manos nuevos trabajos de gente tan apreciada por un servidor como Leporus, Queens Of The Stone Age, Chelsea Wolfe, Oh Sees, etc…

 

Track by track en un tweet:

 

  1. The Prestaliis I:  intro del disco. Tras casi un minuto de susurros, Cory Brandan explota con una base machacona de guitarra efectiva. Buena puesta en escena.
  2. Partner/Predator: a ratos me recuerda a los últimos Deftones. De las más vigorosas del conjunto en cuanto a interpretación. Riffs metaleros bien paridos.
  3. Bedburner: otra canción bastante entretenida. Giros melódicos bastante bien ejecutados otra vez. Poco más se le puede pedir a Cory al micro.
  4. Last Apology: la más corta del disco. Directa y y confiando en los estribillos como gancho. No me entusiasma tanto como las anteriores pero cumple.
  5. December: primera descaradamente lenta (balada). Encaja y funciona sin fisuras. El estribillo me flipa. La explosión épica final la ensalza aún más.
  6. Fractional: regresan al sonido groovy donde la batería marca el ritmo. La voz también más agresiva. El final corta un poco el momentum. Mejorable.
  7. Reversal: muy en la línea de la anterior. Podrían haberla firmado unos Architects por ejemplo. Carece del gancho que sí tienen otros cortes.
  8. Hellelujah: breackdowns protagonistas absolutos al inicio. Robusta muestra de arsenal metálico y quizás la más brutota del disco. Mejor que bien.
  9. Infinite Winter: de nuevo el contrapunto. Progresión en ascensión de tema lento a clímax melódico hacia el estribillo. Tremendamente efectiva. Sobresaliente.
  10. Amaranthine: densa y destilando tensión. Gran trabajo en los parches de Ryan. Agresiva a ratos. Por estilo otra vez pienso en Chino Moreno. Ese final.
  11. The Prestaliis II: cara b y vuelta de tuerca experimental al tema de inicio. Engorilamiento final y luego teclados. Cierre circular algo innecesario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s