TOP 25 Discos 2017(IV): 10-6

En Antípodas Sonoras también vamos a tipo fijo

Me da por pensar a pocas horas de celebrar la Nochebuena cuál habrá ha sido la tendencia musical del año. A tenor de lo visto en las listas tochas de los medios internacionales tipo Pitchfork, Stereogum o Spin, definitivamente parece que la música hip-hop, R&B y urbana con tintes negros parecen copar cada día más los halagos de gran parte de la prensa musical. ¿Esta hegemonía de tipos como Kendrick Lamar, Tyler The Creator o Vince Staples es tal? Para que esta respuesta fuese afirmativa entiendo que sus éxitos no solo tendrían que tener cabida en terreno yanqui sino dar el salto al viejo contienente, y para ello que mejor prueba irrefutable de dominio que saltar a las cabeceras de las macrofestivales europeos. Ya sabemos que en el Primavera Sound parece que se quiere seguir apostando por estas sonoridades, pero en otros colosos como el Rock Werchter, Roskilde o Glastonbury no sé yo si al final los nombres gordos irán por esos tiros en las próximas ediciones. Los designios de los tiempos en los que el Rock reinaba dicen que pasaron a mejor gloria, sin embargo, permítanme poner en duda tal  afirmación. Aquí vamos a “tipo fijo”, y todavía no nos quedamos prendados de todo lo que lo peta al otro lado del Atlántico. Dicho lo cual, cuatro combos norteamericanos caen en el repaso de hoy. En fin, que Europa no es Estados Unidos aún es lo que quería transmitir. Por suerte, dicho sea de paso.

10-Mastodon: Emperor of Sand

Image result for mastodon emperor of sand cover

Cuántas habremos leído, e incluso afirmado, que Mastodon es la gran banda que el metal estaba esperando de cara a ofrecer el relevo a los dinosaurios de décadas pasadas. ¿Y si resulta que ahora van los de Atlanta y no les interesa tal liderazgo? No es que en Emperor of Sand de repente el cuarteto haya decidido alejarse de los riffs vigorosos pero pocos negarán que vuelven a dar con la tecla más progresiva de unos Mastodon que por momentos tienen más de rock progresivo clásico con aderezos puntuales de sludge metal e incluso algún destello de stoner que de metal en su sentido más clásico. El single Show Yourself dentro del conjunto no es significativo, más bien fue otro ejercicio de microacercamiento a lo que pueda ser un rock de masas tipo QOTSA que una premonición de viraje en los principios sonoros de la banda. Nuevamente optan por un álbum conceptual con una historia de esas de mear y no echar gota y consiguen encajar tropecientos momentos de guitarras cortesía de uno de nuestros majaras favoritos como es Brent Hinds. Estructuras zigzagueantes, melodías del cada día más omnipresente Brann Dailor -aquí vuelve a brillar con luz propia tanto a las baquetas como al micro- y cuando toca riffs de dejar la mandíbula desencajadas como en Steambreather, Andromeda Scorpion Breath. Disco de muchísima profundidad, con joyas ocultas en cada esquina, especialmente reseñable la complejidad de matices e instrumental de ese tramo central entre Roots Remain hasta Clandestiny. Lo más cerca que han estado del aura mística y space-prog de Crack The Skye desde entonces. Y de regalo al final una joya como Jaguar God. Tras dos discos en los que no habían conseguido dotarles de alma y redondez completa regresan en 2017 con una referencia que despunta por realzar sus virtudes progresivas y acentuar el desbordante talento con el que cuentan sus miembros. Ovación doble al haber entregado un EP en el que hay también chicha. Para mí líderes indiscutibles y referentes del nuevo milenio por discazos como el publicado este año.

 

9-Converge: The Dusk In Us

Image result for the dusk in us

Con Converge siempre me ocurre la bipolaridad del amor/odio con sus obras. Reconozco que casi siempre que acabo rendido a sus pies es cuando de primeras me ganan con cortes más expansivos en los que sobrepasan su minutaje habitual. Este año el haberme topado previo a The Dusk In Us con una joya como Eve dentro del sencillo que lanzaron ha influido sobremanera en mi predisposición a una acogida favorable de este álbum pese a que el citado tema no haya entrado dentro del tracklist. Converge aquí siguen sonando a Converge, y es que para engorilarnos tenemos una buena ración de trallazos como la sucesión a la yugular de Eye of the Quarrel, Under Duress y Arkhipov Calm y la apisanadora supersónica juntita que son Broken By Light y Cannibals . Todas las piezas del mecanismo funcionando a la perfección: la sección rítmica que forman Nate Newton y Ben Koller regalan un clínic absoluto de cómo patear culos a a base de velocidad y contundencia, Jacob Bannon sigue en su línea de dejarse la vida en cada frase y sobre todo y por encima de los demás la imponente figura de Kurt Ballou con una imaginería a la guitarra que regala momentos nivel leyenda como esa melódica línea de A Single Tear, esa intro de Reptilian y el desarrollo de siete minutos y medio en el tema homónimo. A Converge pocos les van a toser a día de hoy con un pasado como el suyo y con el respeto que dentro de la escena extrema, e incluso fuera de sus círculos, se han ganado a base de una solidísima carrera, y es que pocos grupos saben transmitir esa rabia, furia y violencia como los Massachusetts. Para mí The Dusk In Us está a millones de años de luz de una obra tan alabada como Forever de Code Orange que casi unánimemente se está llevando los parabienes en lo que a estas frecuencias sonoras se refiere en 2017. Converge, el chute de mala hostia que en ocasiones se necesita.

 

8-Leprous: Malina

Image result for malina leprous

Malina es el resultado de la quinta transformación evolutiva del sonido de una banda que siempre mira hacia delante como son los noruegos Leprous. Con el mismo carácter y capacidad técnica que acostumbran pero jugando con los engranajes de la maquinaria para que el resultado sea diferente al oscuro carácter intrínseco de las dos anteriores obras (Coal y The Congregation). Se podría decir que Malina es más bello en el término puro del adjetivo que sus predecesores. Con un excelso tratamiento de los arreglos de cuerdas, y  la enésima muestra de inspiración vocal de Einar Solberg consiguen hacernos volar durante una hora. Una duración que para nada juega en la contra de la experiencia. A ratos los noruegos juegan a desnudar de elementos su música sonando casi “minimalistas” para lo que es su habitual propuesta en momentos de Bonneville, Malina o Mirage. Evolucionando un paso más allá el arte del single que han concretado cornológicamente con The Cloak, The Price a las nuevas Stuck , Illuminate y From The Flame. Una concisión en su música que no es óbice para que entreguen material donde haya exhibiciones técnicas a cargo de una bestia como Baard Kolstad -excelente en los tempos de Captive y Coma. Sin embargo, si tuviera que citar una sola virtud y un nuevo punto positivo en el haber de los noruegos sería la naturalidad con la que han conseguido “colarnos” la épica dentro de su música sin que nada se haya visto alterado. La efectividad de ese final de Stuck o Leashes son toda una novedad dentro del repertorio de un grupo que consigue la cuadratura del círculo cada vez compone nuevo material. Siguen tocados por la varita mágica y todo les sale bien.

 

7-Oh Sees: Orc

Image result for orc oh sees cover

Con todos vosotros el único grupo que ha conseguido repetir en mi Top personal back-to-back. Con todos vosotros Oh Sees, o lo que es lo mismo el jolgorio garage por antonomasia. Aún más inspirado que en el notable A Weird Exists, John Dwyer vuelve a alinear los elementos a centrifugarlos y ofrecer una arrebatadora experiencia con la que acabar exhausto de mover el esqueleto. Éxtasis puro y adrenalina directa en vena es lo que consigue con una entrada de disco de aúpa. The Static God suena 100 % a ellos, en Nite Expo lo mismo suenan juguetones que tumban con la doble batería y Animated Violence es directamente un terremoto sísmico con una exhibición del señor a la guitarra. A pesar de lo dicho, gran parte de Orc coquetea con atmósferas más psicotrópicas, alucinógeno por ejemplo el desarrollo de la larga Keys to the Castle donde obnubilan completamente. En esa misma línea de sorprender y poseernos a base de LSD sonoro podríamos incluir los esfuerzos de Paranoise y Cooling Tower. En resumen, un compendio bastante ilustrativo de la música que sale del retorcido cerebro de Dwyer. Orc entra en mi lista de preferidos en un año en el que las latitudes garageras y psicodélicas han estado plagadas de referencias de los también hiperactivos australianos King Gizzard & The Lizard Wizard, y es que donde consiguen Orc superar a muchos discos editados de este estilo, es en su capacidad de mantenerte alerta y de huir a ratos de los clichés más típicos de los sonidos fuzzy. Oh Sees Se podrán cambiar el nombre veinte veces más que les seguiremos teniendo atados en corto porque un proyecto así siempre tiene cosas nuevas que ofrecernos. Con Orc además añaden al menos otros tres pepinazos a incluir en sus caóticos y convulsos conciertos. 

 

6-Elder: Reflections of a Floating World

Image result for elder cover reflections

Reflections of a Floating World es un trabajo apasionante. Un disco de guitarras pluscuamperfectas. Un viaje fascinante. Una hora de ensimismamiento en un universo milimétricamente manufacturado. Sinceramente este puesto número 6 es debido al nivelón de los cinco primeros puestos, pero bien que podría haber sido Top 3 por ejemplo de haber sido editado el pasado año. Nick DiSalvo magistralmente hace emanar líneas de guitarras, riffs y solos con una pasmosa facilidad en la mayoría de temas componentes de este álbum. Sanctuary es premonitaria del arsenal musical que atesora el disco. Capaces de sonar a los mismísimos Pink Floyd en la apertura de The Falling Veil, de rugir cuando la distorsión se apodera de los pasajes, o de incrustar teclados que sonan a gloria en Blind. Stoner y rock progresivo de la mano durante una placentera hora de exhibición instrumental que lo mismo te sacude que asombra por su primor. Si tienes alguna clase de amor por como suena una guitarra eléctrica esto te tiene que gustar por fuerza. A DiSalvo se le caen solos de guitarras de pellizco como ese al final de Blind y Thousand Hands. Y vaya regalo es la progresión cocinada a fuego lenta que es Sonntag. Disco gourmet con una cantidad de quilates tremenda dentro. Reflections of a Floating World es como mirar a la inmensidad del cielo y comprobar que su galaxia de riffs de guitarra abarca todo lo que tus sentidos es capaz de acotar. Composicionalmente casi perfecto, inabarcable en lo vasto de su universo, mágico en su ejecución y celestial en su concepción global. Una obra excelsa que tardaré en olvidar.

4 comentarios en “TOP 25 Discos 2017(IV): 10-6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s