TOP 25 Discos 2017 (V): 5-1

2017.png

Lo bueno siempre se hace de rogar. Hoy, último día del año, es el turno de disfrutar de mis cinco discos favoritos del año que se acaba. Y como en botica hay un poco de todo. Desde un retorno magnífico a una obra superlativa con un solo tema pasando por un supergrupo – sí, ese odioso término- nacional. Un quinteto variopinto de obras que me han acompañado y siguen haciéndolo más que ninguna otra de las ya analizadas. Muy difícil decisión sobre todo a la hora de dar un orden al podium final, con tres discos excelentes que desde la primera escucha hicieron ese click especial que con ciertos trabajos sólo consigues hacer. Lo dicho, ahí va la canela más fina según mi humilde criterio. Y de regalo, una playlist con cincuenta temones (25 de los discos del Top y otros 25 que también disfruto como un enano). Hasta el año que viene!5- Bell Witch: Mirror Reaper

Image result for bell witch mirror reaper

Existen grandes discos por muchos motivos según mi experiencia personal. Los hay cuyo innegable encanto reside en la capacidad de concentrar un hit tras otro, otros sobresalen por su constancia y por no bajar el nivel en ningún corte. Y luego están esas obras que por concepción y ejecución te sumergen en un universo paralelo durante todo su minutaje. En esta última categoría podría por ejemplo meter algunas de las obras más impactantes de Swans, y alguna experiencia post-rockera como el Hymn to the Inmortal Wind de Mono por decir algunas a bote pronto. En unos parámetros sónicos muy diferentes pero con una sensaciones de viaje extra-sensorial igual se presenta este tercer trabajo de Bell Witch. Creado tras el fallecimiento de Adrien Guerra y con un tono oscuro mortecino presente durante la hora y veintipico que dura Mirror Reaper es una obra que sobrecoge en todo su contenido. Funeral-doom-metal ejecutado desde los rincones más oscuros del alma. Doloroso a la par que bello. Ese primer acto de quince minutos que presenta una batería poderosa y lenta como mandan los cánones del género ya sumerge en el opresor universo del álbum. Resquicios hay donde encontrar algún pasaje donde se cuele algo de luz, como ese desarrollo de Dylan Desmond hacia la media hora. No obstante, es innegable que la asfixia que esta epopeya consigue sin hacer uso de la guitarra es acojonante. Esa melancolía que transmite, esa profunda rabia ahogada, esa majestuosidad y ese poderoso letargo lo convierten en una obra capaz de robarte el alma a poco que te entregas a la experienciaMirror Reaper es una experiencia en sí mismo, un auténtico monumento que deja absorto. Muchas ganas de verles en Marzo en Barcelona.

4- The War On Drugs: A Deeper Understanding

Image result for a deeper understanding

Y del colosal abismo oscuro de la muerte pasamos a la luminosidad de la música de The War On Drugs. Tres años ha tardado Adam Granduciel y su tropa en dar continuidad al mayúsculo éxito que supuso Lost In The Dream en 2014. Aquel disco los encumbró y ahora era el momento de demostrar si seguían con ese mojo para crear canciones del mismo calibre y poso. La respuesta es rotundamente sí. Difícil entrar a ver de qué lado se decanta la balanza entra su nueva obra y la anterior, pero nuevamente salen ganadores en esa fórmula de disco de una hora con cortes emotivos en los que las influencias clásicas se dan de la mano con unas estructuras quizás más pop ahora. La incursión de ciertos elementos sintetizados en el sonido de temas como Up All Night, Nothing To Find y Holding On no desentona en absoluto. Adam Granduciel vuelve a demostrar un magnetismo absoluto cuando incrusta sus solos de guitarra que tanto recuerdan a Mark Knofler. En Strangest Thing o Pain rayan la perfección absoluta en cuanto a ritmo, melodía, uso de teclados y creación de momentum hacia el clímax final. Y qué añadir cuando deciden cocinar temas largos como en la onda de Thinking of a Place o In Chains. Si es verdad que es su momento y que a partir de ahora van a estar en el primer escalafón de festivales como el Primavera Sound, ya tienen al menos dos obras que lo justifica de sobras. Y eso con discos que, más allá de análisis, por encima de la hora y con gran presencia de sonidos clásicos que beben de lo mejor de Sprignsteen, Petty o Dylan. ¿Americana, Indie retro? Qué más da. Están en estado de gracia. A disfrutar.

3- Pallbearer: Heartless

Image result for heartless pallbearer

A Pallbearer no les tenía demasiado ubicado hasta este año. Jamás me había parado a escuchar como merecen sus anteriores obras más allá de alguna canción. Pero este año con Heartless he hecho click. Doom metal melódico en el que la conjugación de fuerza y melodía es perfecta. Publicado en el primer trimestre del año, Heartless es una obra a la que nada falta ni sobra. Tiene dos temas más directos al principio como son I Saw The End y Thorns donde ya hay motivos y riffs suficientes como para caer rendidos a los pies del combo de Arkansas, pero el festival de inspiración lo alcanzan con las piezas en las que desarrollan más sus horizontes como es el caso de Lie of Survival, Dancing In Madness y A Plea For Understanding. La primera por ejemplo tiene un arpegio de guitarra que es amor puro. A Brett Campbell y Devin Holt se le caen los riffs y las líneas de guitarra en cada canción como si fuese fácil. Requiebros en cada corte expansivo en los que muestran una faceta más progresiva que les va especialmente bien con el tono de voz de Campbell, quien se destapa como un más que notable cantante. Consciente como soy de que me pirra cuando la melodía se abre espacio en terrenos metálicos, sé de sobras que Heartless no tiene el suficiente punch para quienes buscan en ellos sonidos más puristas doom y que pueden ver este ligero aperturismo en su sonido como una mala señal. Para mí, nada más lejos de la realidad, la conjunción que pueden hacer en ciertos pasajes de Dancing In Madness se me antoja como el camino que la banda debiera seguir transitando. No sé si me equivocaré, pero seguramente el disco de todos los 25 de la lista que más escucharé pasado meses, e incluso años. Pasión, fuerza y melodía siempre en mi equipo.

2- Exquirla: Para Quienes Aún Viven

Image result for exquirla para quienes aun viven

De Exquirla ya he escrito varias veces por aquí. De su obra Para Quienes Aún Viven ya intenté contaros sus virtudes y cómo zarandea las fronteras de los géneros musicales e influencias por los que transita. No queda mucho qué añadir para describir a un disco que, a poco riesgo de equivocarme, marcará un hito en la música contemporánea de este país. Una unión, la de Toundra y Niño de Elche, que de no existir habría que haberla inventado. Un proyecto, necesario tanto por su contenido como por su continente. Para Quienes Aún Viven es una obra profunda, de congelar el aliento a base de poner el dedo en la llaga y de presentar una propuesta musical que embruja si se dejan prejuicios del tipo “la voz flamenca es superior a mí”. Por temática, por carga lírica, por fusionar mundos con naturalidad y por ocho canciones como ocho soles, Exquirla son y serán un nombre propio dentro de mis discos favoritos ever editados en nuestras fronteras. Muchos meses después el ejercicio de ponerse Destruidnos Juntos, Un Hombre Europa Muda me sigue poniendo la piel de gallina. La omnipresencia de la figura de Niño de Elche con su visceral interpretación eleva todo el acompañamiento instrumental en el que las capas de guitarras de Maca y Esteban rozan la perfección por momentos. Compromiso social en cada verso adaptado de la obra de Enrique Falcón que no hace sino incrementar la épica-rabia-visceralidad de unas trayectorias musicales, las de Toundra y Niño de Elche, que han colisionado en un vórtice musical del que ha nacido una joya abrumadora. 

2- Slowdive: Slowdive

Image result for slowdive

Debe ser una tarea complicada estar a la altura de las circunstancias cuando eres una banda que ha conseguido acaparar elogios por doquier y vuelves mas de veinte años después a grabar un disco. Miren ejemplos como los de At The Drive-In, Glassjaw o Refused -en otros palos musicales y con un tiempo de hiato menor- y verán que siempre la jugada no sale como debiese. Sin embargo, Slowdive han conseguido no sólo estar a la altura del legado sino entregar un cancionero entre el que se cuelan algunos temas que miran de tú a tú a sus  mejores éxitos. El inicio con Slomo y su orfebrería atmosférica entre la que se cuelan unos sonidos de flautas tan exóticos como bien engarzados con el juego vocal de Neil Halstead y Rachel Goswell son de una belleza incalculable. Star Roving se destapa como hit directo y su muralla de guitarras discurre por un terreno menos shoegazer o dream-pop que el resto, hecho que no disminuye su colosal resultado. Las interpretaciones vocales en Don´t Know Why y Everyone Knows de Rachel son pluscuamperfectas. Capaces de sonar melancólicos, etéreos, sensibles e incluso sensuales – a su forma- en Go Get It. El colocar este regreso en la posición número 1 de este ránking responde tanto a lo justificable por lo redondo y excelso de su música y por qué no reconocerlo a valorar la dificultad de la hazaña de un regreso con tantos años de por medio y hacerlo con un disco de esta magnitud. Hago repaso mental y pocos casos se me cruzan de está índole en los últimos años, quizás el Black Gives Way To Blue de Alice In Chains y el Beyond de Dinosaur Jr. En definitiva, Slowdive merecen por muchas razones estar en este número 1. Amantes de los reverbs y de la escena shoegaze british de aquellos primeros 90´s esto es un must absoluto.

Playlist Antípodas Sonoras 2017

https://open.spotify.com/user/alvaromarchan/playlist/6snZEaHNTo8gesTtOupsLI

Un comentario en “TOP 25 Discos 2017 (V): 5-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s