Grajo: Slowgood II

La semana pasada justamente os contaba las bondades del disco que editaron el año pasado Hela. Pues hoy, vengo a presentar un disco que probablemente podría ser el sucesor, o al menos, pariente de aquel fantástico Death May Die. Hablamos de los cordobeses Grajo, que el pasado 15 de Enero publicaron su segunda referencia llamada Slowgood II. Un combo de sonido más ambiental y atmosférico que los de Elche pero con el factor femenino vocal dotando de una personalidad intransferible. Slowgood II es la enésima muestra de calidad venida desde Andalucía en los últimos tiempos. Un trabajo que afianza a una banda con un nombre ya importante dentro de la escena doom/stoner patria. 

No hay lugar a dudas de que de la música del cuarteto cordobés sobresale a primera escucha la voz de su cantante Liz. Sus interpretaciones personales, con momentos bañados por momentos de la influencia folclórica de las raíces andaluzas como es el caso en Malmuerta donde incluso se oyen palmas de fondo y la voz de la cantante estrecha la brecha con la tradición andaluza musical. Este hecho no oscurece el que es el principal bastión sonoro de una banda que lo mismo es capaz de crear texturas atmosféricas en las que perderse que nos retrotraen a los grandes y también paisanos Atavismobanda con quién por cierto Grajo debutó con un Split en 2015pero que también saben martillear con riffs propios de lo mejor del stoner y doom.

 

 

En Queen Cobra las guitarras suenan crudas y densas como se espera de una canción del género. Er también discurre por la senda más directa y pétrea dentro del sonido de Slowgood II. Realmente reseñable la línea de guitarra que dibuja al comienzo del tema Josef. En cambio, este mismo tema es capaz de mutar y que la voz de Liz y la ambientación trasladen la cota sonora a otra dimensión en la que Grajo embriagan los sentidos a base de una ejecución pasmosa de lo mejor del space

 

Image result for grajo band imagenes

 

En esa dicotomía entre los temas más cáusticos y férreos con los más ambientales y expansivos lleva a la obra a que tenga cierta dosis de dinamismo que en mi caso personalmente encuentro necesaria en según qué trabajos de géneros como el que estamos tratando. En el apartado experimental sobresalen con Malmuerta con sus aires arábigos que me recuerdan entre otras cosas al segundo disco de Toundra por lo zigzagueante de las guitarras. Fácilmente podría decir que Josef y su trabajo a las cuerdas es lo que más seduce de toda la obra, y eso con la presencia magnética de la voz de Liz es todo un reto.

 

 

Sin embargo, por encima de todos los cortes del tracklist me quedo con ese broche excelente que supone Malstrøm. Canción que si la hubiera publicado cualquier combo yanqui seguro que estábamos hablando a final de año de ella por aparecer en las mejores recopilaciones de magazines y websites metaleras de relumbrón. Toda una oda sonora que transporta durante sus ocho minutos nuestros sentidos y eleva todo lo oído durante la media hora anterior. Quizás ahí, radica uno de los pocos puntos flacos del álbum que encuentro, su duración. Dicen que lo bueno si breve, dos veces bueno. Axioma con el que no comulgo en absoluto. A mí dame jamón ibérico en cantidades ingentes que jamás me sabrá a poco. Y es que los menos de cuarenta minutos de la obra se pasan volados y deja la sensación de que otro par más de temas hubieran dotado de mayor empaque aún el trabajo.

 

 

No quiero volver a hacer patria chica, pero que nuevamente tengamos a disposición otro fabuloso disco de una banda andaluza vuelve a hablar maravillas de todo lo que se está haciendo bien al sur de Despeñaperros. Ojalá grajo consigan alcanzar el máximo de puntos de nuestra geografía para presentar este Slowgood II como merecen. El metal underground patrio está de absoluta enhorabuena cuando bandas como esta es capaz de editar obras que aun con el hándicap de volar tan por debajo del radar de los grandes medios son capaces de encandilar a otros más minoritarios y sobre todo y ,más importante, cuando tienen llegada en última instancia al oyente y asistente de conciertos. Congratulémonos mientras suenan los compases abrasivos a la par que sugerentes de Slowgood II.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s