Informe Musical Semanal en clave femenina

065

En una semana a todas luces marcada por el paro del #8M y las necesarias reivindicaciones feministas, lecturas políticas y partidistas aparte,  desde Antípodas Sonoras ponemos nuestro pequeño granito de arena por la causa del reconocimiento del fundamental papel femenino en la sociedad, y por ende en la industria cultural musical, repasando varios discos de la actualidad musical en los que las mujeres toman las riendas. Además, y como bola extra, hacemos un rápido repaso a lo que dio de sí el concierto de los británicos Slowdive, con Rachel Goswell sobre las tablas mediante, en la ciudad condal el pasado Martes.

Slowdive: Sala Apolo (Barcelona) 06/03/18

slowdive.jpg

Se presentaron el pasado Martes en una abarrotada Sala Apolo los británicos Slowdive para dar el que era su primer concierto en sala en la ciudad. Tras aquella visita en su resurreción hace varias ediciones en el Primavera Sound y con un nivel de culto que ha aumentado exponencialmente desde que decidieron aparcar su carrera en los noventa, todo apuntaba a una velada de las de las grandes noches. Cabe recordar que su disco de nombre homónimo publicado el año pasado fue mi trabajo favorito de todo el año, por lo que ni que decir tiene que la expectación personal era máxima. Con los teloneros Dead Sea sólo pude pasar el rato y poco más gracias a una propuesta que por momentos me recordo a unos Beach House algo mas acelerados y con bases descaradamente sampleadas. La banda capitaneada por Neil Halstead y Rachel Goswell sonó a las mil maravillas y consiguieron recrear de manera bastante nítida su sonido envolvente y melancólico alrededor de esa marea de reverbs tan particular que tienen canciones presentes y pasadas como Slomo, Crazy for You, Catch the Breeze, la magnífica Souvlaki Space Station o When The Sun Hits. Cayeron cinco cortes de su última y excelente obra, entrando Don´t Know Why en el bis.

 

Al final, sensaciones algo encontradas tras su hora y media de concierto. Poco que acharcarles al empeño de la banda sino más bien al lastre que supone el hecho de ser una música tan introspectiva que no ayuda demasiado a la experiencia en vivo rodeado de personas de todo tipo y condición, máxime cuando tienes las desgracia de que delante tuya tengas personal irrespetuoso que esté a todo menos a lo que debería importar que es la música que están tocando delante de tus narices y por lo que supongo que has pagado la entrada. Ese maldito mal endémico del público poser que está más atento a la fotito para Instagram y al ligoteo que a otra cosa en los bolos. Una pena que se empañase de tal forma una noche que mereció ser completamente excelente de no ser por esos detalles ajenos a los artistas que sobre las tablas estuvieron.

 

Black Moth: Anatomical Venus

Resultado de imagen de black moth anatomical venus

El pasado 02/03 se publicó el tercer largo de los británicos Black Moth. Un nombre que quizás hasta ahora no le había prestado demasiada atención, pero que a raíz de una recomendación -benditas y mas necesarias aún en los tiempos de sobreinformación que corren- he caído rendido a sus encantos. Una suerte de stoner con tintes progresivos en los que el protagonismo inicial recae en la voz y presencia femenina de la aparentemente a primera vista frágil Harriet Bevan. Todo un ciclón al micro que por momentos puede recordar a los sludgers Kylessa o los más psicodélicos Royal Thunder- contando también ambos con la presencia fémina de Laura Pleasants y Mlny Parsonz al frente respectivamente – o a los más cercanos y que también han aparecido este mismo año por aquí Grajo o Hela.

 

 

Riffs de guitarras seductores que retrotraen a Mastodon, Red Fang o incluso a Elder -ese final de Moonbow me hace acordarme de ellos-, aderezados en todo momentos por la magnética presencia vocal de Harriet. Solos de guitarra puntuales que hace que te reconcilies con las raíces más clásicas del rock. A destacar la machacona Sisters of the Stone, la esencia de Alice In Chains en los compases de guitarra iniciales de Buried Hoards a la que no cuesta imaginarse en la garganta de Jerry Cantrell o el torbellino que es A Lovers Hate que se acerca más a la psicodelia galopante con la que por ejemplo el año pasado los grandes Cachemira nos conquistaron. Un disco de una profundidad enorme y con el que han conseguido no solo captar nuestra atención sino ofrecer un buen puñado de temas que a buen seguro a final de año serán objeto de rescate y disfrute aún.

 

Rolo Tomassi:Time Will Die and Love Will Bury It

Resultado de imagen de rolo tomassi time will die and love will bury it

Seguimos en la pérfida Albión para darle cabida y altavoz a Rolo Tomassi. Una banda que pese a su aparente juventud ya lleva diez años dando guerra y entregan ahora su quinto disco. Los de Sheffield tienen una cara visible y que no es otra que Eva Spence.  Una presencia desbordante en una mujer que cuya presencia física dulce pueda torcer el culo a más de uno cuando la vea gritar y transformarse en todo agresividad a lo Jacob Bannon de Converge. Vuelven con un disco con momentos furiosos hardcore pero con su particular fórmula de envolvente más eterea, a ratos math caótico a lo Dillinger Escape Plan. En Aftermath tiran de su vertiente menos hiriente con un single que recuerda a los últimos y blanditos Bring Me The Horizon, y justo a continuación nos encontramos en Rituals con esa otra faceta del ying-yang que es la música de la banda. Berridos varios cortesía de la menuda Eva en un frenesí math absolutamente imprescindible. Es precisamente por esa ruta de la contundencia y gritos por donde discurre la fascinante The Hollow Hour que rezume Converge por los cuatro costados y con un giro épico al final que eleva el resultado exponencialmente. Balancing The Dark y Alma Mater continúan la senda sonido Deathwish con Eva desatada. Más experimental, y no por ello menos fiera en resultado, se acaban presentando dos cortes tan ambiciosos como A Flood of Light y Contretemps que superan los ocho minutos de duración cada.

 

 

Un disco notable y que posiciona definitivamente a Rolo Tomassi en la delantera internacional del Mathcore con una evolución y personalidad que denota que el relevo generacional de bandas que tanto se necesita está asegurado con discos de la calidad como este Time Will Die and Love Will Bury It.

 

Anna Von Hausswolff: Dead Magic

Resultado de imagen de dead magic anna von hausswolff

 

La última reivindicación femenina del post, y en consecuencia la última recomendación de la terna de discos excelentes salidos el 02 de Marzo es el nombre de la ecléctica y fascinante Anna Von Hausswolff. La sueca Anna Michaela Ebba Electra von Hausswolff tiene tantas aristas en su música como nombres. Quinta referencia para una artista difícil de clasificar, siempre coqueteando con la experimentación más avant-garde regresa con una obra con cinco temas en los que cuesta enumerar , y reconocer, una buena multitud de sonidos e instrumentos. Desbordante en varios cortes la magna presencia del órgano que ha usado en la grabación que ha llevado a cabo en una Iglesia de Copenaghe. Realmente misteriosa a la par que atrayente es capaz de sonar desde la inicial The Truth, The Glow, The Fall – que aprenda el impostado histrionismo de Björk de la sueca-  o en la directa y de intenso patrón repetitivo a lo Swans The Mysterious Vanishing of Electra. Industrial, doom y oscuro drone todo pasado por su particular visión y filtro, que funciona a la perfección dejando esa sensación de haber ido con su música un paso más allá en cuanto a traspasar las fronteras inexploradas de toda una Chelsea Wolfe.

 

 

Ugly and Vengeful como pieza central y absoluta de la obra con sus 16 minutos crece desde letanías y se transforma en una brutal composición que consigue teletransportarnos sensorialmente de la misma forma que conseguía hacerlo el Mirror Reaper de Bell Witch el pasado curso. Igualmente cautivante con la desnudez del órgano en The Marble Eye. En definitiva, una propuesta y un disco exigente y que requiere algo más que ir distraído con esta música de fondo mientras viajas en metro. Un viaje mágico, y por momentos aterrador en el mejor de los sentidos, si consigues entregarte a él como merece el disco. Una artista que desde ya está en la lista de musts de las actuaciones de la jornada del jueves del Primavera Sound de este año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s