Informe Musical Semanal por los confines del vasto universo metálico

Imagen relacionada

Hagamos repaso de una buena cantidad de novedades, discos y conciertos cuyo denominador común esparafraseando a Ramiroquai de Bandera Negra, podcast que ya deberíais estar oyendo si me tenéis un mínimo de aprecio–  el metal y sus alquímicos derivados. Categorizar los infinitos tentáculos del universo metal es cada día una tarea más complicada, y llegar a todos los rincones es más aún si cabe. Para los no iniciados en toda la ramificación de géneros oscuros, nada mejor que ver el videoresumen animado que la peña de Noisey publicó el mes pasado de su entretenido seria A Brief History. Hoy aquí hablaré tangencialmente de drone, funeral doom, death progresivo, post-metal y seguro que algo más se cuela casi sin quererlo.

Thisquietarmy/Malke/Nadja: Sala BeGood (Barcelona) 17/03/18

IMG_20180317_235111.png

La noche de ayer en la ciudad condal deparaba una cita curiosa reuniendo a varios combos cuya música oscila entre los designios del drone, el ambient y el post-metal. Con una acogida bastante fría – al final el eterno sambenito de la Barna moderna e indie quizás no sea tan errado visto lo visto- se presentó en primer lugar el one-man-project Eric Quach con Thisquietarmy. Poca conexión entre el poco público y su propuesta a base de superposición de efectos de guitarra, pedales y pistas de percusión grabadas que personalmente siempre me hace aburrirme enormemente en los directos, hecho que por el contrario escuchando trabajos de estudio no me ocurre. Anecdótico calentamiento sin más.

Mucho mejor lo pasé con los locales Malke. A este trío les tenía muchas ganas de ver ya que su disco editado a final de año When The Sigh Comes To Us había pasado inadvertido a mi conocimiento hasta hace bien poco. Bordeando lo atmosférico del post-rock pero con una buena dosis de riffacos gruesos y un bajo denso omnipresente ofrecieron los mejores momentos de la noche en mi opinión. Reminiscencias en su música a Isis, Russian Circles o a los propios Godfesh de quienes lucía camiseta el guitarrista David. Perlas como la martilleante Ira Sub Anima, Arboreo o el tema homónimo del último disco consolidan a esta formación dentro de la élite del instrumental nacional más espeso .

 

Nadja fueron quizás los que mejos sonido tuvieron y así Aidan Baker – a quién le pude ver en los prolegómenos con bastantes pocas ganas y con pintas de ser un tipo huraño- con las capas de ruido y densidad que acostumbra su música pudo hacer cabecear al respetable. El dúo de drone canadiense entregó una buena dosis de zarpazos y consiguió crear esa atmósfera y aura necesaria en estas frecuencias musicales de la que careció el primer de los conciertos de la noche. Pasada la medianoche dimos por concluida la terna de conciertos, no sin antes llevarnos a casa una camiseta de los madrileños Aathma cuyo disco fue de lo mejor de la añada pasada.

 

Toundra: Cobra adelanta Vortex

Resultado de imagen de toundra vortex

 

Cobra. Una palabra que en mi mente asocio al ámbito profesional, pero que aquí viene a presentar el quinto disco de los genios post-rockeros/metaleros Toundra. Un tema de seis minutos y medio en el que sobre todo destaca nuevamente el conglomerado de épica, músculo y melodía. Y un cambio de ritmo y desdobles de guitarras hacia el final delicioso. Quizás más en la línea de III que en los paisajes más “preciosistas” del anterior. Temazo. Y no será el último. Avisados estais.

 

 

TesseracT: King

Resultado de imagen de tesseract band

Otros que han regresado con otro adelanto esta misma semana son los británicos TesseracT. Si en Luminary iban más al grano aunque con detalles que me recordaban a Coheed & Cambria o Circa Surive ahora regresan con un corte más expansivo. En cualquier caso  parecen cada vez menos orientados al progresivo/djent  como arma central a juzgar por estos nuevos temas. Quizás continuen por la senda más sofisticada de Polaris en el nuevo disco Sonder que se publicará el mes que viene. En cualquier caso seguimos observando la evolución y el peso vocal de Daniel Tompkins como baza al frente.

 

 

Mournful Congregation: The Incubus of Karma (23/03/18)

Imagen relacionada

 

Me adelanto a la salida de Incubus of Karma unos días. El por qué es sencillo. Aprovechando que ando calentando motores a full estos días para lo que se viene el próximo Miércoles con el bolo de Bell Witch, estoy poniéndome las botas a base de bien con funeral doom metal. Y vaya suerte haberme topado con los australianos  Mournful Congregation que van a publicar la próxima semana su cuarto trabajo. Banda totalmente desconocida para servidor hasta ahora. Ha sido gracias a la siempre buena labor y fuente inagotable de bandazas que es Revolvermag que he oído el poderoso casi cuarto de hora de Scripture Of Exaltation and Punishment. Maravilloso. Ojiplático. Sobran las palabras. A volar.

 

 

Rivers of Nihil: Where Owls Know My Name

Resultado de imagen de rivers of nihil

 

Al quinteto norteamericano Rivers Of Nihil le teníamos la matrícula a medio tomar. Nunca he sido un gran fan del Death Metal y salvo en contadas ocasiones y coincidiendo conlas incursiones progresivas en dicho género – véase Gojira- he conseguido disfrutar como con otras corrientes. Aquí en Where Owls Know My Name es difícil escapar ante la somanta de riffacos que se cascan Brody Uttley y Jon Topore. Eso, una ejecución impoluta y un sinfín de detalles progresivos que hace que pierda la cabeza en cuanto suena por ejemplo The Silent Life, incluida parte de viento de saxo excelsa. Un factor, el del toque jazzy que recuerda por momentos a Ex-Eye que también aparece con brillantez en Subtle Change.

 

 

Si me pides que te defina este disco en una palabra lo tengo claro: Groove. Un groove que se mantiene a lo largo de la casi hora, pasándose eso sí volada, que dura el disco. A Home es una exhibición al bajo, otra muestra más del nivel técnico que atesoran el quinteto de Pennsylvania. La batería de doble pedal echa fuego literalmente en cortes como Old Nothing y Hollow. En la vertiente melódica del tema homónimo salen no sólo indemnes sino que consiguen casi un hit e instrumentalmente se vuelven a sacar la chorra con otra buena dosis de recursos que volverá a hacer que tengas que buscar el babero.

 

 

En resumen, este disco en el terreno metalero me da que va a ocurrirle lo mismo que me pasó con el de Pallbearer el año pasado. Discarral lanzado en el primer trimestre que va a acompañarme muy mucho a lo largo de todo el año y acabará conlándose en los puestos de honor una vez haga recapitulación de la cosecha.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s