Informe Musical Semanal mientras esperamos al Verano

Resultado de imagen de yob

Semana marcada en el panorama político por la nueva toma de posesión del nuevo gobierno, en cierta parte, eclipsada por el mediatismo de algunos nuevos ministros. En lo de hacer balance del año, hoy que ya es 40 de Mayo -pero que según miro por la ventana el sayo será menester no guardarlo- llevamos consumido más de la mitada de este 2018, y es por ello que en algún reputado medio internacional se apresuran a decir qué es lo mejor que nos ha deparado por ahora los lanzamientos discográficos publicados durante este semestre. Aquí, que ya con hacer el Top de final de año nos vale, al menos nos damos por felices de ver en lo más alto a un gran disco como es 7 de Beach House. Pero vivamos el presente, y en esta semana ha habido nueva mandanga la mar de interesante.

YOB y Zeal & Ardor: dos caras diferentes en el panorama metal

Resultado de imagen de our raw heartcover

Este mismo Viernes 08 de Junio han sido publicadas dos obras que muchos esperábamos con afán. Ambiciosas en ambos casos pero que tras unas primeras escuchas retornan sensaciones diferentes. Vayamos por partes.

Zeal & Ardor, ese combo bajo el que se esconde la mente pensante de Manuel Gagneaux, ha publicado su segunda referencia tras poner patas ariba buena parte de los límites de los sonidos cercanos al black metal hace apenas dos años con Devil is Fine.  Y lo hace con un disco extenso en cuanto a temas, que no tanto en cuanto a duración, y en el que algunos matices que tenían importancia en su anterior aquí aparecen algo más diluidos. Probablemente se de la circunstancia de que sus detractores aticen el resultado, y en consecuencia a la banda, por aquello de haber recibido el hype y amparo fuera del circuito true y sin embargo por momentos Stranger Fruit contenga más momentos “clásicos” que beban del género ortodoxo del que mama que la amalgama sónica del anterior Devil is Fine. Cortes como Servants o Fire Of Motion e incluso ciertas partes de Row Row y Waste así lo atestiguan. En medio de todo algún corte más experimental aislado a modo de interludios como The Hermit, The Fool y Solve –que hacen pensar inevitablemente en Sacrilegium II– y Coagula que tampoco aportan mucho más. Sin ser un mal disco, me deja con la impresión que Manuel Gagneaux todavía tiene por ofrecer algo mejor que este Stranger Fruit. Built On Ashes para mí es un temazo, eso sí.

 

En la otra cara de la moneda, se ha publicado Our Raw Heart, octavo disco en la carrera del prolífico trío stoner/doomy de Oregón YOB. Y por más que uno estuviese avisado, para nada esperaba encontrarme con una joya de principio a fin como este disco. Su primera referencia para Relapse es todo un acierto y muestra todas las aristas de una banda que, raro será, no se corone como uno de los grandes ganadores de este 2018 en el panorama metalero. Las virtudes del disco son múltiples, y es que en su hora y cuarto son capaces de compaginar los momentos más desgarradores y petreos de su habitual doom con cierta dosis de melodía  con la que un servidor repentinamente se pone en alerta y conecta de inmediato. De la misma forma que el año pasado Pallbearer me ganaron desde la primer escucha, aquí con YOB pasa lo mismo. Hay similitudes sí,  pero quizás este Our Raw Heart denota más rabia y menos melodía que Heartless. Curioso cuanto menos que dos de los mejores discos recientes de la escena lleven “corazón” en el título. Y es que corazón y pasión es lo que pone aquí un Mike Scheidt que rememora lo mejor de Neurosis, Pallbearer e incluso muta vocalmente en una fusión envejecida de Chris Cornell/Ozzy Osbourne en ciertos momentos de Ablaze o en el mazazo que es In Reverie. Y qué añadir del preciosismo de Beauty in Falling Leaves y su más de cuarto de hora de pura belleza y de emotivo viaje. Erigida desde ya en uno de las canciones inmortales que deja este 2018.  Excelso disco a la altura de una portada igual de espectacular.

 

Interpol: The Rover

Otros que esta semana han vuelto a ponerse de actualidad son los neoyorquinos Interpol. Con objeto de la crónica del concierto que el pasado Septiembre les vi aquí en Barcelona, me preguntaba si a estos elegantes hombres ya no se les había pasado el arroz hace un poco de rato. Con este adelanto The Rover del que será su nuevo disco que se llamará Marauder consiguen entrar con algo de más gancho de lo que venían haciendo en sus dos últimas obras. Un tema con un ritmo de batería y armonías de guitarra que hacen rememorar los tiempos en que con sus dos primeras obras parecían que iban a reinar dentro del espectro más oscuro de esa ola de revival de la ciudad de los rascacielos de principios de milenio. Veremos si el regreso trae de nuevo líneas de guitarra de Daniel Kessler que nos hagan volver a pensar que pasados casi veinte años de aquella explosión, todavía quede tiempo para publicar material que tenga recursos que ofrecer.

 

The New Raemon: En el centro del baile

Otra cara conocida y viejo amigo que regresa es el bueno de Ramón Rodríguez. Lo hace adelantando lo que será su nuevo disco a publicarse en Septiembre. Una canción de cuna entre tempestades, que así se llamará la obra, viene precedida por el single En el centro del baile así como su cara b Una belleza propia. La primera con ciertos aires oscuros de fondo que puede hacer pensar en aquel Libre Asociación de 2011.

Esperemos a oír nuevo material para seguir conociendo la forma y contenido de la nueva obra de una de las plumas y mentes melódicas más reconocibles de la última década de la música en castellano.

 

Chino Moreno: Brief Exchange

Y de Ramón Rodríguez pasamos a Camilo Wong Moreno, o como es por todos conocido, Chino Moreno. El vocalista de Deftones no para quieto. Y cuando no es con uno de sus variopintos proyectos es directamente en solitario. Acabamos de recibir nuevo material fresco bajo el paraguas de un serial de la factoría de comics DC. Bajo el nombre de Brief Exchange encontramos un temazo que no difiere demasiado en lo que el californiano suele aportar a su banda madre Deftones. Calma tensa en varias estrofas y explosiones en las que se muestra todo el potencial de todo un referente cuando de interpretación al micro se refiere al asunto. Brutal por momentos en unos estribillos inflamables en los que también se cuela alguna guitarra enloquecida digna de mención. Final por todo lo alto para rematar un tema que no hubiese desentonado lo más mínimo de ver la luza bajo Deftones en su futuro nuevo disco. Una más que agradable sorpresa. El talento siempre gana.

 

Power Trip: Hornet´s Net

Los tejanos trashers Power Trip lanzan nuevo tema y poca novedad que comentar. Habitual tralla y velocidad. Zapatilla a piñón con un tema que sigue la senda de la velocidad del viento de su Nightmare Logic. Para disfrutar y hacer el cafre es el tema de esta semana más apropiado.

 

Bola extra: algunos héroes no llevan capa

Por los mundos de Internet, y en concreto por Youtube, hay personal variopinto que se dedica a escudriñar temas archiconocidos y sacarles jugo jugando con diferente software. De estas, que me he encontrado con la maravilla que enlazo abajo. Pyramid Song de Radiohead a velocidad -800x, es decir, ochocientas veces más lenta que la canción original de los británicos. Una puñetera maravilla lisérgica oculta por los confines de Youtube. A disfrutar.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s