Informe Musical Semanal en versión luminosa

Resultado de imagen de sanil mail

Parece que ahora sí que ha llegado el verano. Y como consecuencia de ello, su luminosidad y buen tiempo nos contagia virando irremediablemente hacia sonidos menos ásperos, de poso rápido y más buenrollista. Es por ello, que en esta edición se cuelan varios nombres que pueden o bien alegrarte el hastío veraniego o acompañarte en esos ratos muertos de playa mirando el horizonte mientras te terminas de rebozar en arena. Eso contando que no estés pendiente de los “dramah” que va dejando a diario el Mundial de Fútbol. En estos días, les ha tocado la lluvia de palos a De Gea y a Messi, Aunque ahora que lo pienso quienes bien merecen una buena somanta de críticas -o algo más- son los forofos comentaristas titulares de la selección española. Bueno, vayamos a lo nuestro.

AMFest 2018: cartel cerrado

Resultado de imagen de am fest cartel

Esta misma semana los buenos hombres de Aloud Music han dado a conocer lo que faltaba del line-up de esta nueva edición del AMFest. Un festival que, con cambio de recinto incluido, aunque manteniendo su esencia de apuesta por sonidos eminentemente instrumentales cada vez más incorpora bandas del progresivo, screamo y de otros géneros inquietos y de vanguardia. Para esta última tanda se habían guardado un nombre tan gordo como el de los japoneses MONO, referencia y santo y seña de lo mejor que ha dado el post-rock en los últimos quince años. Sólo por ellos ya merecería la pena acercarse a la Fabra i Coats en la jornada del Sábado 13 de Octubre, pero es que también están programados para ese día todo unos Toundra, el gran Jaime L. Pantaleón, Owen – es decir, Mike Kinsella de los grandes American Football- o Caligula´s Horse. No obstante, los otros dos días no le van muy a la zaga con bandas tan reivindicadas desde aquí como Amenra o la gran Emma Ruth Rundle. Todo pinta enormemente bien para una cita que, una vez ya casi consagrada, empieza a apuntar aún a cotas más altas desde esta misma edición. Quien ande por la ciudad condal a mediados de Octubre no tiene excusa, y quien no, que haga lo posible por estar.

 

Snail Mail: Lush, el disco de una songwriter norteamericana que verás a final de año en todas las listas

Resultado de imagen de snail mail cover lush

Parece una tradición más que cada año conozcamos a alguna nueva artista joven proveniente de EEUU que empieza a petarlo a una joven edad en base a buenas composiciones y a un indie-rock suave que puede poner de acuerdo a alternativos, modernos y a amantes de la música sin más. Este año parece que la ganadora va a ser la insultantemente joven -nacida en el 1999, sentíos viejos- Lindsey Jordan. Con su proyecto Snail Mail se presenta esta chicuela con su primer largo desde Baltimore, y con sólo un EP en su haber, y tan pronto llega, conquista a la crítica yanqui. Pitchfork ya la ha bendecido con ese pulgar arriba que es su etiqueta “Best New Music” y sin que ello sirva de precedente, la verdad que aciertan en tal distinción. Lo que uno se encuentra en Lush es con un ejercicio agradable y ligero de un pop que bordea el lo-fi en el que la carga sentimental lírica corre por cuenta de las aventuras/desventuras de un/a teenager cualquiera que aún no ha lelgado a la veintena. Líneas de Fender cristalinas como el agua de las calas de Menorca y una interpretación la mar de atinada en temas como Golden Dream, Full Control o la más tristona de fondo Stick. Gran colección de temas cocidos a fuego lento sin caer en la monotonía que a veces me provocan otras artistas de este palo, un hecho que sin ir más lejos me ha pasado esta misma semana intentando conectar con Courtney Barnett y su Tell Me How  You Really Feel. Aun más cautivadora se muestra la artista en la hiperemotiva Deep Sea, o en la ultraatrayente Pristine -el single claro del disco- así como en el microarrebato distorsionado de Heat Wave. Futuro más que brillante por delante.

Rolling Blackouts Coastal Fever: Hope Downs, el disco canallita para el verano

Resultado de imagen de rolling blackouts coastal fever

De estos australianos hablamos hace bien poco con motivo de su paso por el Primavera Sound. Ahora lo volvemos a hacer con objeto del lanzamiento de Hope Downs, primer LP, tras dos EP´s con los que el escribe había babeado en las semanas previas de su visita a tierras barcelonesas. Su sonido, robando vilmente la comparativa, vendría ser el de unos Real Estate con varios Red Bull encima. Moviéndose entre esa frontera del pop underground de toda la vida y el punk menos mordiente, o como ellos mismos se autoetiquetan en Bandcamp: soft punk / tough pop. En esa línea sigue todo el contenido de Hope Downs, base rítmica con cierta velocidad y desdoblamientos constante de líneas de guitarras frescas y directas. Añades armonías vocales de la tripleta que conforman los tres guitarristas y te queda un disco canallita guapo para ratos de conducción con la ventanilla bajada y el sol de cara. Desde que entra An Air Conditioned Man el tempo se mantiene, solo decayendo un poco en la final How Long?, y es precisamente una de las armas de lo compacto del álbum. Talking Straight y Mainland con sus sinuosas guitarras y voces suaves son sendos helados en época estival. Los aires más sureños de Sister´s Jeans tampoco desentonan en el conjunto, así como también es destacable una Bellarine más enérgica. No puedo evitar acordarme de The Unfinished Sympathy en la línea groovy contenida en Exclusive Grave. Si el disco de debut de IDLES del año pasado era una macarrada hooligan para corear etílicamente este Hope Downs es el disco canallita perfecto con el que disfrutar como loco sin llegar al estado de embriaguez. Normal que Sub Pop les echara el anzuelo.

 

 

Deafheaven: Canary Yellow

Otros que aparentemente son del palo oscuro y torturado son Deafheaven, pero con Canary Yellow, su nuevo tema de adelanto de Ordinary Corrupt Human Love, tiran más que nunca hacia el lado menos sombrío de su escala cromática. Una canción que vuelve a traspasar la barrera de los diez minutos tranquilamente pero en la que el peso de los gritos e intensidad del cantante de George Clark está menos presente. De entrada, introducción de dos minutos y medio en onda shoegazer/post-rockera para dar paso a una estructura más convencional dentro de su música. Imprimación evocadora y nostálgica por el shoegaze noventero que parece colarse por cada poro del tema, en el que quizás la parte más brillante la firma un Daniel Tracy a la batería, quien parece que sigue sin recibir el crédito que merece dentro del éxito de la banda. Si algo le echo en falta a esta nueva canción es esa intensidad emocional que siempre encuentro en casi cada  tema de Deafheaven y que aquí no consigo localizar, más allá de un par de partes aisladas en la que los blast beats y algún redoble del citado Tracy me hacen levantarme del asiento. La especie de solo final y el coro rollo épico descarado aún tengo que digerirlo, pero de primeras no me ha entrado en absoluto. Esperemos a mediados de Julio para juzgar, pero hasta ahora, una de cal y otra de arena.

 

Spiritualized: I´m Your Man

El space rock arty de Spiritualized está de vuelta. Tras habérnoslo perdido en la exclusividad de su show dentro del Primavera, ahora disfrutamos del tema que sirve para abrir boca hasta la publicación de su nuevo disco allá por Septiembre que ha sido bautizado como And Nothing Hurt. En I´m Your Man tenemos otra declaración de elegancia clásica y buen hacer de la formación comandad por Jason Pierce. Gran solo central en una canción que supura ese aroma de los clásicos y que en muchos momentos puede recordar en el regusto vocal a Jeff Tweedy y sus Wilco, aunque éstos últimos no anden tan acertados recientemente. Buena vuelta a los ruedos la de unos británicos que hacía ya hacía algunos años que no presentaban material de estudio nuevo. Estaremos atentos.

 

Nothing: Zero Day

Nos trasladamos a los dominios del sello Relapse. Pero en vez de adentrarnos en su habitual catalogo de sonidos metaleros, lo hacemos a una de las bandas de la escudería cuya gama cromática tira más por el lado más slowcore/shoegazer como son el cuarteto de Philadelphia Nothing. Una banda, que mereció aparecer por lo mejor del 2016 con su Tired of Tomorrow pero que descubrí demasiado tarde. Ahora regresan con un paréntesis discográfico únicamente de dos años con Dance on the Blacktop, tercera obra que empiezan a mostrar con Zero Day. Canción que sin ser memorable hace que volvamos a fijar la vista en ellos y acordarnos de las dinámicas de claro-oscuros que tan bien dibujaron en su citado anterior álbum. El 24 de Agosto verá a la luz lo nuevo. Esperaremos.

 

Bonus Track: Kanye West

El polemista a tiempo completo Kanye West, en las últimas fechas ha vuelto a la actividad por la que primitivamente se dio a conocer, es decir, a publicar música. Lo ha hecho firmando bajo su propio nombre ye y junto a Kid Cudi mediante el nombre de Kids See Ghosts. Y después de un último lustro en el que sólo sale su nombre acompañado de mamandurrias varias, noticias vinculadas a su, aún si cabe más controvertida, mujer o a fanfarroneos muy de su cosecha, pues es de alegrarse que regrese con música al menos a la altura de sostenerse en la comparativa con todo el talento contenido en sus discos hasta llegar al cénit con My Beautiful Dark Twisted Fantasy. Con canciones como Violent Crimes, Yikes, Ghost Town o Reborn se reivindica como esa figura dentro de la escena hip-hop con excelente tacto pop en sus composiciones. No llegarán a 25 minutos ninguno de los dos discos citados, pero suponen afianzar la credibilidad de un artista singular al que se hace difícil de defender. Genial bipolaridad como reza la portada de ye.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s