Queens of the Stone Age: Razzmatazz 11/07/18

IMG_20180711_202823.jpg

Recuerdo que hace justo dos años en Lisboa con motivo de mi primera visita a la explanada de Algés donde tiene lugar el NOS Alive, la propia organización hacía una especie de encuesta preguntando que banda te gustaría que encabezase la próxima edición del festival. El que escribe, que en aquella edición estaba allí presente por Radiohead fundamentalmente, hizo un repaso mental rápido de grupos con cierto potencial mediático que aún no hubiese visto, y anoté el nombre de las reinas de la edad de piedra, aka Queens of The Stone Age. Por azares de la vida serían los Foo Fighters el nombre gordo que caería, con la obligada visita a tierras lisboetas para solventar cuitas pasadas. Es en este 2018 donde por fin me desquito con Josh Homme y su banda, y para más inri en un espacio limitado como es la Sala Razzmatazz cuya capacidad aproximada de mil y poco hacía que el concierto seguramente fuese una oportunidad irrepetible para ver a un grupo cuyo caché imposibilita a menudo este tipo de conciertos. Todo confabulando para que la jornada tornase en éxito colosal.

Con una hora algo temprana para ser día laborable, apertura de puertas a las 18:45, y sabiendo que no habría grupo invitado nos dirigimos a hacer la, a primera vista imponente, cola para acceder a la emblemática sala del Poblenou. Así, y sin mucho agobio ni calor para entrar, pudimos situarnos en una privilegiada posición casi centrada y muy delantera para disfrutar de la que se avecinaba. Rato de espera amenizado con el encuentro fortuito con paisanos andaluces que habían viajado en el mismo día expresamente para ver a QOTSA, otra prueba más de lo que mueve un grupo que te paras a pensarlo y encabeza cualquier festival que pisa en el panorama internacional, a partir de mañana de hecho estarán en el citado NOS Alive y el Sábado en el MadCool con actuación emitida en directo en La 2 de TVE. Llegada la hora aproximada de inicio saltaron a darlo todo una formación actual cuyo currículum huelga recitar. Jon Theodore, Michael Shuman, Dean Fertita, Troy Van Leeuwen y Josh Homme con su tremendo porte y pelirroja cabellera.

IMG_20180711_215833.jpg

El inicio fue esta ocasión para Song For The Deaf con su machacón riff y el primer desdoblamiento de guitarras entre Homme y Troy. Sonido en primera instancia no todo lo definido que debiera pero que fue solventado casi de inmediato. Parroquia entregada y con ganas de jaleo hacían prever éxtasis en la zona delantera. Así fue. Un tema como Sick, Sick, Sick que sin encontrarse entre sus más inspirados a mi modo de ver, fue el primer hit de estribillo que toda la sala coreó puño en alto. A continuación llegó el primer tramo enlazado de cortes de su último amado/odiado disco Villains. Feet Don’t Fail Me y The Way You Used to Do para arrancar esa vena robótica-bailonga-sexy de guitarras a la que han virado progresivamente Homme y cía. Mucho mejor me entró la primera que con su juego de múltiples guitarras – Fertita durante gran parte del bolo se colgó la tercera guitarra abandonando teclados- me invitaron a contagiarme del ambiente festivo y movimiento de caderas.

IMG_20180711_204340.jpg

 

Sin embargo, llegó justo después el primer tramo de furor real con una parte que pudo ser el de más quilates del set. Primer megahit real en forma de No One Knows, con ese acompañamiento de lololos coreando el famoso riff que vertebra el tema. Algo que me recuerda la presencia en el piso superior del guitarrista autor del riff más “lololeado” de la historia reciente: Jack White, asistente de lujo por su actuación hoy dentro del marco del Crüilla. Frenesí absoluto y primeros empujones en el pogo central. Un mero calentamiento si se piensa en lo que ocurrió justo después mientras sonaba la brutalérrima You Think I Ain’t Worth a Dollar, but I Feel Like a Millionaire, tan intensa como de largo título. Sopapos varios y sudado como no me ocurría quizás desde el concierto del año pasado de Touché Amoré. Lo de la paradinha y rentrée de Millonaire queda como uno de los momentos de la noche. Habíamos venido a jugar y allí estábamos, comiendo de la mano de Homme. Y con los movimientos vacilones y canallitas de Homme alrededor de las acertadas barras verticales flexibles de LED sonó The Evil Has Landed que a mi modo de ver cumplía todo para haber sido tema de abrir en esta gira. La mejor del largo repaso del Villains de la noche junto con la profundidad de Villains of Circumstance.

 

Se respiró luego un poco, bajaron las pulsaciones del concierto con la recuperación de In The Fade desde un Rated R al que no volvieron a acudir. He aquí uno de los puntos negativos que los seguidores más longevos de la banda citarán, quiero decir, citaremos. Nada de su obra de debut, se clamaba por una Mexicola una Avon o Regular John o incluso If Only que con sus solos hubiesen engarzado de maravilla dentro del set. Como sabemos, si en el mundo del fútbol todos llevamos un seleccionador dentro, pues en la música más de uno creemos ser grandes electores de temas para setlists. Sin querer sonar como un vinagre y tirar del mantra manido de “lo de antes era mejor” sí que es cierto que hubo cierta desconexión personal en ese tramo central del concierto en el que Homme estuvo más comunicativo de lo que tocaba y en el que especialmente la funky Smooth Sailing -germinal del tándem sonido Ronson-Villains- y mi hateada Domesticated Animals hicieron que me diera algo de bajona.

IMG_20180711_220018_BURST001_COVER.jpg

Por suerte, antes del obligado bis la cosa remontó, If I Had a Tail y su sensualidad desbordante sonó a la perfección, un rollo hot que continuaron Make It Wit Chu posteriormente con lucimiento de por medio a las seis cuerdas tanto de Troy como del propio Josh Homme. Lo que hace que la nota global sea elevadísima es lo que viví en mis carnes durante los siguientes tres pelotazos: Little Sister, Go With the Flow y el final apoteósico con A Song for the Dead. Pasó de todo, pogo apasionado, en Little Sister con el vaivén de la masa casi me quedo en plenas narices de Homme, alguna que otra cara conocida de la escena barcelonesa musical haciendo crowdsurfing, y hasta se cuenta que hubo algún destetamiento no presenciado en primera persona -sin trazas de patriarcado, obviamente- para el horror/disfrute de la considerable parroquia infantil que desde arriba veía el concierto guay al que sus padres los habían llevado. En mis carnes fruto del engorilamiento y flipe del que me contagié estuve a nada de joderme en una caída de un salto el tobillo, y para más mi móvil voló un par de veces con resultado sorprendentemente feliz en esos micromomentos estúpidos que quieres inmortalizar la felicidad mediante la pantalla de tu móvil. Todo ello ha quedado registrado en microvídeos de los de guardar y dentro de años hacerte acordarte de las cafradas de juventud. Y eso que mal que me pese hoy noto alguna que otra secuela que indican que Chronos siempre gana el muy mamón. Mientras tanto como reflexionaba Homme, carpe diem.

No fue un concierto perfecto – las expectativas me decían que tocarían algo más un extra sobre sus 19-20 canciones de set de festi, así como una elección de temas que aún ya sabida de antemano no deja de joder si amas su sonido primigenio- pero a veces hay que dejarse llevar, dejar la lupa y la pluma a un lado y valorar el espectáculo y lo festivo, y ahí en esos parámetros el concierto fue un vendaval. Una banda con luz propia, del primer escalafón que ayer nos regaló una tarde-noche fantástica y que con su evolución ha enamorado en distintas fases tanto a los que llegaron por el rock desértico, por Kyuss y por la fábrica de riffs como a los que caen rendidos con su faceta de rock para masas bien facturado tan necesario y que rara vez consigue no despeñarse por el lado de lo hortera cuando no directamente infumable. En definitiva, un gran concierto. Una sensación entiendo que generalizada por lo que pude hablar en la salida de vuelta a casa tras haber retozado como un marrano en un lodazal. Felicidad, amigos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s