Informe Musical Semanal repleto de buenas noticias

Resultado de imagen de interpol

Es de agradecer que en una semana a finales de un largo Agosto tengamos tanta música que echarnos a las orejas. Lanzamientos varios, nueva música y en casi todos los casos muy buenas noticias para los melómanos. El panorama musical sigue dando guerra incluso en un periodo estival siempre más propicio para centrar y enfocar el universo musical en los festivales que en las novedades discográficas. Esta semana hemos tenido a bien recibir y escuchar lo nuevo de nombres como Alice In Chains, Nothing, Interpol y otro puñado de buena música que nos ha alegrado la existencia enormemente. Demos pues un repaso a lo acontecido.

Interpol: Marauder

Imagen relacionada

Que a estas alturas de su película los neoyorquinos Interpol hayan conseguido editar y publicar un nuevo disco de estudio sin sonar a una mera copia barata e insulsa de lo que fueron hace casi 20 años ya es motivo de sobras para estar contentos. Y es que, a un servidor el nuevo disco Marauder le ha parecido muy por encima de las expectativas que cabría tener para una banda que, en cierta parte, ha vivido de las rentas de Turn On The Bright Lights y Antics – lanzados en 2002 y 2004 respectivamente, ya ha llovido pues- y que desde entonces no ha sacado nada sólido que hiciese pensar que el status del que todavía gozan es justificado. Y sin embargo, Marauder nos pilla con el paso cambiado, aunque es verdad que el adelanto The Rover ya auguraba algo bueno, ofreciendo tres cuartos de hora que en su mayor parte están bastante entretenidos. Quien eche de menos aquel revival post-punk del cambio de milenio se congratulará con un inicio de disco bastante entonado. If You Really Love Nothing funciona muy bien tanto como apertura como single, con un interesante deje vocal de Paul Banks en algunas estrofas. Al ritmo más pulsante de la batería de Sam Fogarino The Rover le sucede una Complications muy en la línea rítmica aunque con algún matiz adicional a la guitarra. Pero es con Flight of Fancy donde la banda de la East Coast mejor muestra las virtudes de su discurso musical. Transfondo oscuro, sección rítmica machacona y gran complementación entre las líneas marca de la casa de Daniel Kessler y la voz siempre melancólica de Banks. Gran final para una canción que sin riesgo de equivocarme debe ser su mejor tema publicado en más de una década.

 

De la segunda parte del tracklist, menos brillante, se puede rescatar algunos tramos bastante acertados de Mountain Child con un Kessler que sigue saliéndose en las serpenteantes líneas de guitarra. La oscuridad inherente de NYSMAW es otro gran acierto del disco. Y para finalizar It Probably Matters recupera el tono quejumbroso y de confesión de culpabilidad de Banks en asuntos de amoríos, resolviendo un tema de cocción lenta que con los escuchas también se acaba vislumbrando a la altura de las otras composiciones citadas que rozan la excelencia. Como conclusión, necesitaba reconciliarme con una banda que en su momento me volaron la cabeza, a la que tuve el placer de disfrutar en su tour revival del disco debut y con la que sin querer ser subjetivo creo que han dado suficientes razones como para que pensemos que Marauder se acerca al excelso nivel ofrecido tiempo atrás. De hecho, creo que acaba mirando de tú a tú a Our Love To Admire, cuando no superándolo. Tremenda sopresa y yo encantado de la vida con ello.

 

Bourbon: A punto de arder

La imagen puede contener: 3 personas

Y mis paisanos Bourbon vuelven a la carga. Tema de aperitivo de su nuevo disco Fuente Vieja, que será el tercero en su carrera tras dos ejercicios como Fango y Devastación totalmente recomendables. En A Punto de Arder esa épica progresiva se cuela, sobre todo en un solo clásico final de guitarra que enamora a cualquier amante de las corrientes retro y psicodélicas del nuevo rock que ensalza los sonidos pretéritos setenteros. Muy atentos a lo nuevo del trío sanluqueño que en Otoño enseñará todas sus cartas. Esperemos que esté a la altura del hype y de la brutal portada, para variar, fruto del trabajo del gran Antonio Ramírez de Mentes de Ácido .

 

Alice In Chains: Rainier Fog

Resultado de imagen de alice in chains rainier fog

Y de una banda underground de nuestra escena saltamos a todo un “dinosaurio” internacional como son Alice In Chains. Tercer disco que publican ya en esta nueva etapa con DuVall compartiendo labores -que no sustituyendo a Layne Staley, eso es imposible- vocales con el alma máter y mente detrás de esto: Jerry Cantrell. Alice In Chains son una de esas bandas que tienen la capacidad de sonar siempre a ellos, es decir, al igual que escuchas unos pocos acordes de guitarra de ACDC y ya sabes que son los australianos, con los de Seattle pasa lo mismo. Y aquí, en Rainier Fog vuelve a ser así. Y es que me aspen si el riff entrecortado de The One You Know o las armonías vocales podría pertenecer a otra banda que no sea AIC. Idéntica sensación cuando sacan su vena acústica oscura, y es que los primeros compases de Fly y en menos medida de Maybe hace pensar en su pasado de los noventa. Y aquí es cuando tenía pensado soltar tras un par de primeras escuchas sin conectar del todo que a Rainier Fog si algo se le podía achacar era ser algo autocomplaciente y ofrecer poca innovación respecto a su catálogo.  Y en cierta parte lo mantengo. Me explico, el anterior The Devil Put Dinosaurs Here –imposible que haga cinco años que salió, joder como pasa el tiempo- pecó de algo monolítico/monocromático y quizás ese no sea un fallo que hayan volvido a cometer en el nuevo trabajo, pero sin embargo hay algunos cortes que dejan sensación que han sido paridos con el piloto en modo automático. La homónima Rainier Fog aun siendo un tema correcto que merodea esa influencia hard-rockera habitual en ellos no me parece gran cosa.

Sin embargo, mucho más entonados me parecen en un tema como Red Giant donde suenan más metaleros y donde lo bordan en esas armonías vocales a duo entre Cantrell-DuVall -me pregunto si habrá dos voces que casen también en paralelo en la actualidad como la de estos hombres- y en los pasajes en los que dejan respirar la canción para luego rematar con unos riffs potentes y vigorosos. Grandioso tema de los que elevan la nota global y tapa otros deslices. Mismas alabanzas para la afinación baja y distorsión marca 100% reconocible de So Far Under, o lo plomizo y pétreo de la dupla Drone y Deaf Ears Blind Eyes. Por último, no nos podemos olvidar de esa pieza final -usando de manera similar la fórmula del Black Gives Way To Blue- de pellizco absoluto que es All I Am. Una composición que muy pocos están a la altura de crear y ejecutar como lo hace Jerry Cantrell y compañía. Bellísima. Siete minutos maravillosos en los que Cantrell desnuda toda su rabia e impotencia ante tantos amigos y compañeros de viaje que se han quedado por el camino fruto de los demonios que siempre andan al acecho. Una canción que dudo que en emotividad se vea superada por cualquier otra cosa que pase por mis oidos en este curso. De primeras, Rainier Fog era un “parecía que no” pero finalmente he hecho el click necesario para conectar con más de la mitad de los temas de manera abrumadora. Obra más completa y profunda que la de hace cinco años, y que el peso del tiempo podrá decirme si supera el magnífico disco de regreso del 2009. Ese es el nivel.

 

J Mascis: See You at the Movies

Resultado de imagen de j mascis

De la mano de Sub Pop nos llega la música de uno de mis guitar heroes predilectos: el amigo Joseph Donald Mascis Jr, aka J Mascis. El líder de Dinosaur Jr entrega nuevo tema, See You At The Movies, para anunciar la salida el 9 de Noviembre de Elastic Days. Un trabajo en solitario que dará continuación a lo publicado bajo su nombre en 2014. Teniendo en cuenta el nivel que muestra últimamente con los Dinosaur a nadie sorprenderá que Mascis aquí vuelva a embelesar en base a sacar lo mejor en esos solos de su Jazzmaster que son imperedeceros. Muy buen tema de un favorito. ¿Qué más se puede pedir?

 

Nothing: Dance on the Blacktop

Resultado de imagen de nothing band

Con menos tiempo del que debiera dedicado a digerir el tercer disco de los norteamericanos Nothing -fruto del atasco provocado por los lanzamientos arriba discutidos- es difícil hacer un veredicto completo a su nueva obra Dance on the Blacktop. La banda de Pennsylvania vuelve a presentar la facturación una mezcla bastante curiosa entre riffs noise y la ambientación y tono ambient del shoegaze. Si bien de primeras no me ha enganchado como su anterior Tired of Tomorrow sí que hay temas que de inmediato han ejercido su gancho sobre mí. Ocurre esto con la fantástica Blue Line Baby, el cierre de  (Hope) Is Just Another Word with a Hole in It – ¿existe un nombre más emo para el tema?-o en la dinámica de claroscuros que ofrecen Plastic Migraine. Tono apesadumbrado y tristón el de un Domenic Palermo –el cuál tiene una vida y obra que daría para biopic pequeñito al menos– que en ocasiones me hace acordarme de Jesse Lacey y de Brand New por tanto, véase Hail on Palace Pier o The Carpenter’s Son. Faltan vueltas para poder juzgar el artefacto como es debido. En cualquier caso, la escudería Relapse no tiene muchos bandas afines al sonido de estos hombres -quizás Cloackroom se acercan- por lo que es una buena manera de oxigenarse para los incondicionales metaleros del sello.

 

Bring Me The Horizon: MANTRA

Resultado de imagen de bring me the horizon

Regresan Bring Me The Horizon y los que ya nos habíamos bajado del barco casi con su último y horrendo That’s The Spirit no obtenemos ninguna novedad positiva con el nuevo tema titulado MANTRA. Su nuevo disco verá la luz a comienzos de 2019 bajo el nombre Amo, que coiciden casualmente con mis iniciales. Ni rastro del deathcore primigenio – me acuerdo de la definición del género que hacía Andrew O’Neill en su libro en referencia al tema de los tatuajes en manos y cuellos para discernir qué forma parte del asunto y qué no- sonido pulcro, edulcorado y lo peor de todo sin ningún aliciente ni gancho que atraiga lo más mínimo. Si los seguidores de los Beatles echaban la culpa del desenlace a Yoko Ono o los de Nirvana a Courtney Love los fans de BMTH de inicios deberán apuntar al nombre de Jordan Fish, que desde su llegada e introducción de bases programada y teclados y voces limpias ha endulzado demasiado un grupo que a pesar de los pesares tuvo en un principio su cierta gracia. Caca. A otra cosa.

 

Bonus Track: Thou y la efemérides de At The Drive-In

Llevan todo el año Thou anunciando la salida de Magus, que oficialmente lo hace la semana que viene, y para ellos han lanzado varios EP’s -el último Rhea Sylvia la mar de disfrutable y con cierta similitud sonora en ciertas ocasiones precisamente a Alice In Chains- además del adelanto para poner los dientes largos que fue The Changeling Prince. Cortesía de npr, ya tenemos en streaming su nueva obra. Disfruten.

Y por otra parte, en Agosto se han cumplido 20 añazos de la publicación de In/Casino/Out, el importante segundo álbum de estudio lanzado por aquellos imparables y caóticos At The Drive-In. Más que interesante dada la efeméride recuperar aquel disco loco, rápido y en cierta medida peligroso. Grandes gemas había allí como Alpha Centauri, la colosal y preferida Napoleon Solo o la descacharrante Shaking Hand Incision. Los amigos de Noisey además le dedican un artículo bastante ameno.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s