Híbrido: I

https://f4.bcbits.com/img/a2653016217_10.jpg

Todos tenemos nuestros momentos o lugares reservados para disfrutar como marco incomparable de la buena música. Personalmente siempre he encontrado con una mística especial el hecho de acompañar un viaje placentero en tren -sí, en larga distancia y sentadito no en un Cercanías en hora punta a reventar- con un nuevo disco y pulsar el play y no quitarte los auriculares hasta que se acaba el disco. Puro placer. Atravesar paisajes mientras la música te pone la banda sonora. Otros dirían que nada como el coche con la música alta y ventanillas bajadas mientras que otros preferirían la quietud y oscuridad de su habitación. En cualquier caso, me había reservado la primera escucha de principio a fin de la esperada carta de presentación de mis paisanos Híbrido para un trayecto reciente en tren. Y valió la pena. Conexión y disfrute máximo ante una buena amalgama de sonidos tan sugestivos como la portada parida por Antonio Ramírez de Mentes de Ácido.

Al Sur de Sur. Allí, del tan a menudo ignorado, denostado y olvidado Campo de Gilbratar proceden los componentes de este proyecto en el que convergen nombres de Viaje a 800, Mind!, Atavismo y Los Bradleys. Para terminar de cuadrar el círculo edita físicamente Spinda Records, sello gaditano y faro de luz de lo mejor del underground editado recientemente (Grajo, Atavismo, The Soulbreaker Company, Fuzz Forward, Bourbon…). Y servidor siendo de aquella maravillosa a la par que dura tierra tiene que sentir ni que sea un poco de orgullo por el trabajo bien hecho por gente que proviene de tan cerca de donde me he criado. Musicalmente Híbrido se autodefinen en su propio perfil de Bandcamp como “Post Alternative Heavy Psych Prog Rock”. Y aunque esa retahíla parezca más coñeta para huir de etiquetas y géneros que otra cosa, cierto es que hace justicia a bastante de lo que se oye en I. Con los currículums y trayectorias de Zoa Rubio, José Ángel Océano, Poti y Sandri Pow pues se sabía que habría matices psicodélicos y progresivos presentes. Pero también hay mucho más que eso. En cinco canciones son capaces de mostrar una plétora de recursos a disposición de pocos.

Abre la veda Pensando En Un Eco De Instinto Interior en el que el bajo de trazo grueso de Poti ya se erige como omnipresente. Ídem para los juegos armónicos de guitarras de Zoa y José Ángel, con sonoridades que se pueden emparentar, aunque un poco con pinzas, a reminiscencias andalusíes. Desarrollo largo de un tema que por el tono suena más apegado a lo que por ejemplo los también gaditanos -sanluqueños en este caso- Bourbon hicieron con su disco de 2018 que lo espacial de los últimos trabajos de Atavismo. Los dos últimos minutos de Pensando En Un Eco De Instinto Interior con el riff armónico doblado y en crescendo absoluto son sin ninguna duda el primer momento en el que te golpean en las entrañas. Burtalérrimos esos acoples finales y el galope incesante de la dupla bajo-batería de Poti y Sandra.

Continuamos el viaje con el corte más corto del quinteto integrante. Nada, Nadie suena más directa y accesible pero con la identidad de lo grueso del bajo inmutable. Gran trabajo de producción -Curro Ureba se ha encargado de la grabación en sus estudios- y mejores aderezos de riffs y algún reverberizado solo de guitarra. Quizás se esperaba algún giro más en una canción que quizás contiene menos detalles que sus compañeras. En Escarlata por ejemplo, la bienvenida la da un arpegio y unos riffs posteriores de corte más hard-rockero y clásico. Los ecos en las voces también hacen pensar en el Inerte de  Atavismo. Hacia mitad de la duración de los ocho minutos el tempo y registro evolucionan hacia terrenos más espaciales donde confluyen momentos de los que Stephen McBean de Black Mountain estaría contentos de componer. Encomiable solo final para rematar un canción que con cada escucha ha ganado más peso en mí.

 

Y si el minuto y medio final de Escarlata no fuese poco para ponerse de pie y aplaudir entonces llegan los dos cañonazos finales con Les Pilules Vertes y Ente. Ambas por encima de los diez minutos, ambas enrevesadas a ratos y ambas con una cantidad de matices, registros y rincones por descubrir infinitos. Les Pilules Vertes es mayúscula de principio a fin. Latigazo de riff acompañado de un bajo crujiente al que convenientemente se le ha mantenido el particular ruido del deslizarse los dedos por el mastil, esos ecos vocales en las primeras estrofas a enlazar por deje con Pan y Dolor, ese espacio cedido tan certeramente para que el solo de guitarra casi te cuente una historia sin prisa. El trabajo aquí de las guitarras es de matrícula de honor. Lagrimita con ese solo central tirando de wah-wah para cerrar el primer acto del tema. ¿Quién no ha pensado en los primeros segundos de aquella lejana Regular John de Queens Of The Stone Age durante la transición-puente de Les Pilules Vertes? Y ojo, que para quien guste las referencias cruzadas locas, mi mente carbura a toda potencia y percibe reminiscencias de lo marciano y loco de The Mars Volta en esos momentos sintetizados e instrumentales que cierran este temazo.

 

Ente es pura hipnosis desde la primera vez que la escuchas. Amor a primera vista por esa guitarra ahogada de arranque dando el testigo a un solo especial y que tras rebuscar en mi desordenada mente musical se me asemeja mucho a lo magno de aquella Coda Flamenca de los Extremoduro de La Ley Innata. Ah y esa especie de loop de fondo es ácido directo a tu sistema nervioso central. Múltiples partes se dan la mano en Ente en otra exhibición de aunar géneros. De casta le viene al galgo y el nombre de Híbrido no es únicamente respuesta a una sesión de brainstorm orientada al branding sino que es toda una declaración de intenciones. Y para sopresa esos growls  blackmetaleros oprimidos para desembocar y dejar con la sensación de que verdaderamente las fronteras y limites de lo que creíamos conocido no terminan al Sur de Sur sino que más allá quedan caminos y terrenos por explorar. Notabilísimo disco que se hace corto, y que se disfruta tanto en su consumo completo como con el picoteo de los momentos más redondos cortesía de los dos citados temas finales.

 

Un comentario en “Híbrido: I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s