Desempolvando discos olvidados VIII: Shelter de Alcest

Resultado de imagen de alcest shelter cover

A veces toca poner en orden cajoneras y estanterías, y en alguna de ellas, nos encontramos con algún objeto inesperado y caído en el olvido. Más de un año que no ordenábamos el cajón de sastre por lo que aprovechando el parón de estos días, miramos a través del retrovisor para rescatar un disco que seguramente sea catalogado como el “patito feo” dentro de la discografía del grupo que lo creó.  Hoy desempolvo la controvertida obra Shelter, cuarto disco de estudio de los franceses Alcest publicada en 2014.

El pasado mes de Enero, concretamente el día 17, el cuarto disco de los franceses Alcest celebraba efemérides por su quinto aniversario de vida. Un disco que en su momento provocó cierto revuelo y una especie de microcisma dentro de sus seguidores. El proyecto de Neige tras granjearse una gran reputación entre público y crítica con sus primeras tres obras –Souvenirs d’un autre monde, Écailles de lune y Les voyages de l’âme– con su ejercicio de fusión entre ciertos recursos del black más atmosférico y las texturas melódicas del shoegaze (blackgaze) decidía que era momento de dar un cambio de rumbo. Un acercamiento mayor si cabe a la melodía y a la identidad vaporosa del dream-pop. Y pese a las reticencias en un primer momento por la eliminación por completo de los growls, trémolos y blast-beats, el álbum en perspectiva funciona dentro de sus parámetros. Efectivamente no puede considerarse su álbum más inspirado, de hecho yo fui de los que aplaudí el regreso parcial de los momentos abrasivos del Kodama apenas dos años después , pero ni mucho menos es Shelter un disco indigno del buen nombre de los franceses por el mero hecho de la “dulcificación” en su propuesta sonora.

Resultado de imagen de alcest

En realidad, a nadie debería haber pillado por sorpresa que Neige hubiese abrazado aquellas construcciones tan ancladas en el shoegaze, y es que el francés con Alcest ya había dado pistas en temas pretéritos. ¿Acaso no hubiesen encajado aquí Souvenirs d’un autre monde (el tema), una vez despojado de la parte distorsionada, o incluso la instrumental y premonitoria Havens de Les voyages de l’âme? Nunca ha escondido el francés su querencia por las sonoridades ensoñadoras del citado género de nacimiento británico y buena prueba de ello es su confesión de amor por Slowdive en uno de los recomendables vídeos de artistas en el paraíso musical californiano de Amoeba Records. Para seguir engranando y cuadrando el círculo en torno a la banda de Reading, el propio Neil Haldstead  ponía su granito de arena en el proyecto colaborando en el tema Away  en el que acaba metiendo voces.

Neige en más de una ocasión ha comentado que buscó expresamente en Shelter conseguir un sonido envolvente y crear una especie de oasis musical para escapar del ritmo de vida y ansiedad de nuestros tiempos, algo así como una escapatoria a un remanso de paz musical. Para ello huyó hacia Islandia a los estudios de Birgir Jón Birgisson conocido por su trabajo con Sigur Rós. Y ciertamente, el entorno y elección eran propicias para el concepto mental de Neige. En temas como La Nuit Marche avec Moi, Voix sereines o la brillante L’eveil des muses Alcest se coronan con unos temas calmos y reposados en los que la entonación e idioma francés ayuda a la sensación onírica deseada y dibujada por Neige. Sin embargo, no todos son alegrías ya que en algún que otro momento como en Shelter o en el tema citado de colabo con Neil Haldstead se nos saca un poco fuera del hilo cinemático en el que nos llevaban de la mano. Afortunadamente el corte más largo y épico lo deja conscientemente Neige para el final, y es un acierto absoluto. La marea envolvente in crescendo de Délivrance es puro post-rock más presente que nunca hasta ese momento en la música de Alcest. Una canción que ha acabado desde su publicación por convertirse casi en una fija para cerrar sus setlists en vivo.

En la versión extendida Deluxe hay un tema adicional llamado Into the Waves bastante poppie y luminoso, como toda la obra pero con un mayor pulso rítmico, en el que la voz femenina de la sueca Billie Lindahl se hace protagonista. Como colaboración funciona mejor que la de Neil por sorprendente que parezca. Ya saben en la música rara vez 2+2 es igual a 4. A estas alturas de la película que Neige haya o siga colaborando con gente como Sylvaine o Saor no nos asombra dado los preceptos sonoros tan cercanos que comparten. Puede que Shelter carezca de la garra de Écailles de lune, puede que con su sucesor Kodama volviesen a un patrón más “black y menos gaze” y que Shelter sea una rareza en su discografía, pero ya les gustaría a muchas bandas tener un “patito feo” del nivel de este disco. 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s