Metallica: Estadio Olímpico BCN 05/05/19

IMG_20190505_231454.jpg

La vida siempre está repleta de paradojas. En un momento vital en el que intenta servidor huir de grandes masificaciones en pos de experiencias en conciertos más cercanas, se ve inmerso en unas próximas fechas repletas de conciertos en recintos medios-grandes cuando no estadios como es el caso de ayer con Metallica. ¿Y cómo explicar esto? Pues fácil. Desvirgamiento con los de San Francisco a los que por más que han pasado por la península nunca había por razones de la vida visto hasta ahora. A día de hoy no son una de mis bandas de cabecera lo cual no quita para que la inversión de pasta de la entrada se hubiese hecho con cierta ilusión por lo que acontecería en la montaña de Montjuic. De los teloneros únicamente comentar que a Bokassa me los salté a consciencia y que a mis hateados Ghost pues sí que los vi pero sin cambiar mi opinión de que no son nada del otro mundo y no les encuentro chicha por ningún sitio más allá de una estética llamativa.

Para acceder a pie de césped del estadio -me refiero a Pista no al corralete del Golden Circle- hubo que darse su buen paseo por los aledaños de la zona olímpica. Por lo demás de la producción y organización poco puedo opinar ya que no fui usuario de ningún servicio más que de oír la música que en un principio sonó reguleras y que a medida que avanzó el set de Metallica fue mejorando. Hablando con gente que estuvo en grada sí que parece que el sonido fue limitado y seguramente empeorado por las rachas de aire que soplaban anoche en la zona de la montaña mágica.

Del concierto en sí ya sabíamos de antemano muchos de los trucos y clásicos de la banda californiana. Con una producción de cinco pantallas verticales a modo casi de biombo gigante, proyectaron numerosas escenas que ayudaron en ciertos momentos a crear audiovisualmente un buen espectáculo. Intro obligada con Ennio Morricone y a partir de ahí un primer tramo bastante flojete con Hardwired y su estribillo randomla elección de temas de su último álbum fue bastante poco acertada a mi modo de ver, optando por temas como Lords of Summer en el bis sin aportar nada o Here Comes Revenge o Moth Into Flame mejorables si hubiesen elegido Spit out the Bone o Halo On Fire– y la búsqueda del coro fácil con The Memory Remains.

Por suerte fueron intercalando interpretaciones de clasicazos imperecederos como The Unforgiven, mi favorita Fade to Black y Sad But True. Físicamente la banda aguantaba medianamente el tirón si bien a Hetfield parece que el tiempo ya le está pesando en su apariencia física. Suertudos fuimos de que rescataran una joyita del Master of Puppets como es The Thing that Should not Be bastante aplaudida por la parroquia ansiosa por clásicos de su etapa 80´s. Especialmente reseñable un comentario jocoso que hacía un tipo cuarentón que a mi lado espetaba improperios cuando arrancaron los acordes de Moth Into Flame acordándose de aquella bochornosa actuación con Lady Gaga.

IMG_20190505_224544.jpg

Sin embargo consiguieron alinear un tramo antes del bis que compensó casi el precio de la entrada, hablo de un tramo en el que cayeron de un tirón One, Master of Puppets, For Whom The Bell Tolls, Creeping Death y Seek & Destroy. One colosal con la intro sabida de Apocalyspsis Now y llamaretazos y pirotecnia incluida. Master of Puppets gritada a pleno pulmón. For Whom The Bell Tolls desde la posición frontal del escenario, con el otro set de batería para Lars, sonó a gloria y desde luego el momento más trasher old school cortesía de Creeping Death y Seek & Destroy en la que Lars se defendió como buenamente puede el hombre a estas alturas de la película . Eso más el Ride the Lightning fueron las únicas concesiones a esa etapa de los Metallica veloces sónicamente. También me resulta rato que no toquen nada del Death Magnetic cuando de ahí podrían encajar algún tema tipo The End of The Line tranquilamente sabiendo que hasta recuperan algo del St. Anger.

IMG_20190505_223709.jpg

El bis bastante mejorable y con bastante concesión al asistente casual o Felipe para que grabase su momentito instagrameable con Nothing Else Matters y Enter Sandman. Dos canciones archiradiadas y que han perdido algo su impronta, aunque hay que admitir que la primera fue interpretada sobresalientemente por un Kirk Hammet que parece el jinete más en forma de los cuatro en estos momentos. De los parlamentos, proyecciones con escudos-banderas, pases mirando al tendido con la repetición de la cover a Peret y demás pues son simplemente anécdotas dentro de un concierto que duró unas dos horas y cuarto-veinte y que a poco que a principio y final hubieran cambiado un poquito los temas hubiese quedado sensación de que a esta peña cualquiera les tose treintitantos años después. Ya están tachados de la lista de pendientes. No diré que no lo disfruté porque sería mentir, pero está claro que a día de hoy me excitan más otro puñado de bandas algo menos efectistas y más al grano del asunto, aunque ya quisieran muchos tener la capacidad de esta peña en cuanto a entregarse con un repertorio largo y no ir cumpliendo el expediente con el piloto automático.

Un comentario en “Metallica: Estadio Olímpico BCN 05/05/19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s