Alice In Chains + Black Rebel Motorcycle Club: Forum Karlín (Praga) 03/06/19

dav

El tiempo pasa demasiado deprisa. Me acabo de percatar que hace casi un mes justo de la última entrada que publiqué por aquí. Algo que no es que sea inaudito desde la existencia de este Blog, pero que con el ritmo de crucero que había pillado en los últimos meses pues sí que requiere reflexión. Los causantes de este parón pues más o menos los de siempre: quehaceres laborales y personales. La parte positiva es que he podido disfrutar de una desconexión total en los últimos diez días mediante una escapada a centroeuropa cuya raíz y nexo inicial era poder ver a dos bandas en directo: Tool y Alice In Chains. Hace una semana a esta hora andaba servidor en Praga en la zona de Karlín blandiendo tremendas jarras de cervezas para calentar motores antes de ver a la banda de Seattle en directo. Y aunque los deberes de reseñar discos como los de Adrift, Black Mountain o Baroness siguen en la lista de pendientes, hoy es momento para repasar y contaros mi crónica de lo vivido y disfrutado con la banda de Jerry Cantrell el pasado Lunes 03/06 en Praga. Pocos a estas alturas pueden tener ya una mínima sombra de duda de la segunda etapa y resurrección de Alice In Chains con William DuVall como cantante y segunda guitarra de la icónica banda originaria de los 90´s. Y es que el grupo comandado por Cantrell ha entregado en esta etapa 2.0 tres discos que en ningún caso han chirriado -personalmente el The Devil Put Dinosaurs Here me parece el menos redondo pero no es que sea malo ni mucho menos- y una defensa en directo de los temas pretéritos más que digna. Ya podrían aprender otras resurrecciónes zombies. El caso era que tocaba por fin verles en directo y para ello que me dispuse a entrar a un recinto como el Forum Karlín que con una capacidad aproximada de 3000 personas me pareció espectacular con sus dos anfiteatros sobre la sala rectangular y con un escenario bastante grande para un recinto cubierto. Es éste el típico sitio que una ciudad como Barcelona necesita, ya que en multitud de ocasiones la parroquia, entre los que me incluyo, nos quejamos amargamente de no disponer de un lugar con capacidad intermedia entre lo que sería una Razzmatazz y un Sant Jordi. En cualquier caso y desde una posición bastante delantera esquivando cabezas de espigados checos pude ver el bolo de los teloneros Black Rebel Motorcycle Club. Nunca he conectado con su indie-garage e incursiones folkies-blueseras de festival veraniego, dicho lo cual pues tampoco se les puede reprochar nada al trío que durante el tiempo que estuvo sobre las tablas repasaron vario de sus éxitos más extendidos como Spread Your Love, Spook o Red Eyes and Tears.

IMG_20190603_212611.jpg

Lo de Alice In Chains sí que fue bastante serio. Pese a que en un primer momento noté algo de desbarajuste entre el sonido de los micros de DuVall y el de Cantrell todo se solucionó para un par de temas y fue como la seda. Abrieron con Bleed The Freak apabullando y de ahí en adelante fueron encajando temas de su etapa noventera con la actual. Un tema tan potente como Check My Brain cayó nada más comenzar el cotarro y más tarde recuperaron del Black Gives Way To Blue a modo de tema reposado Your Decision. Ojalá hubiesen metido una Acid Bubble con su tempo tenebroso y lento pero no fue el caso. Con Again ya pude vislumbrar como DuVall es todo un animal escénico, y es que el tío no se amedrenta ante el reto de dar voz a los temas del malogrado Layne Staley. Más tarde el pelotazo Them Bones sonó y aquello explotó en dos y minutos y medio de gloria pura. No menos pellizco tuvo el momento espectacular de DuVall con las líneas pluscuamperfectas de guitarra de Nutshell, aportadas por un Cantrell que reconozco casi me hace largar alguna lagrimita a suelo checo. De las joyas pasadas también sonaron clasicazos como Down In a Hole, la acelerada y potente Dam That River con Sean Kinney aporreando con virulencia su batería, una Junkhead inesperada y obviamente el final con Would? y Rooster para apoteosis total de todos los allí congregados. Muchísimo del Dirt en definitiva y sin embargo sólo 3 temas de su disco editado el año pasado, Rainier Fog, del que tan sólo repasaron en el bis The One You Know, antes la radiable Never Fade y el tema homónimo. Elección de temas que yo hubiese variado por cortes como So Far Under o Red Giant. Cuestión de gustos imagino.

Un concierto de una hora y cuarenta y cincuenta minutos de entrega y pasión por parte de una banda que lógicamente contenta al personal con un extenso repaso de lo mejor de su carrera en su prime pero que por estado de forma y capacidad para seguir sacando discos relevantes, parece que bien podría estar otro puñado de años entregando nuevos discos  y dando conciertos tan sólidos como el que tuve oportunidad de presenciar la pasada semana. Me desquité plentamente de un 2019 en el que todavía no me había llevado colosales alegrías de esas de recordar con los directos y todo gracias a una banda en la que Jerry Cantrell sigue convenciendo en todos los registros, tanto cuando se pone rocoso como en Stone -valga la redundancia- como en los momentos de melodía menos árida como hizco con No Excuses. Imposible no llevarse una sonrisa enorme tras un concierto como este a casa, o al hotel en mi caso de hace una semana. Ojalá todas mis bandas favoritas envejezcan como esta gente.

IMG_20190603_210929.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s