BAM 2019: Derby Motoreta’s Burrito Kachimba y black midi

IMG_20190923_220255.jpg

Regresa uno a la actividad tras haber desconectado durante dos semanas. Un hecho coincidente en la ciudad condal con las fiestas patronales de la Mercé y como cada año con el festival Barcelona Acció Musical (BAM). De entre la profunda propuesta había decidido ir a tiro hecho y obviar nombres interesantes como los de Iceage, Yawners o The Wedding Present por falta de tiempo y centrar mis visitas al céntrico escenario del la Plaça dels Àngels para ver por primera vez a dos de las bandas que han publicado carta de presentación en este 2019. Y vaya discos de debuts en ambos casos. Hablo por supuesto de los kinkidélicos Derby Motoreta’s Burrito Kachimba y los británicos black midi. Dos conciertos en días consecutivos que pese a su corta duración, ambos por debajo de la hora, dejan la sensación de bandas con un porvenir tremendo y con la confirmación de todo lo bueno oído hace unos meses con sus trabajos.

Derby Motoreta´s Burrito Kachimba: Plaça del Àngels 22/09/19

IMG_20190924_141057.jpg

El sexteto de origen sevillano ya había rondado últimamente la zona del barcelonés con sus pasos por el Primavera Sound y el Sintonizza Fest pero no se había dado el caso de por fin pillarles en directo hasta este pasado Domingo. Mereció la pena el paseo al centro pese a las inclemencias meteorológicas previas que deslucieron los dos conciertos previos sobre las mismas tablas -la propia María José Llergo que había actuado antes presenció el concierto de los Motoreta desde el lateral, disfrutando al máximo de esa versión de Camarón- pero que no hizo acto de presencia durante el vendaval que descargaron los liderados por el entrañable Dandy Piranha. Tremendo espectáculo de entrega el ofrecido por el citado cantante que no paró quieto así como por los guitarristas Bacca y Gringo. Sonido bastante bueno con la única pega de unos efectos sintetizados y teclados con algo menos de peso en la mezcla del directo que en el disco y un público encendido que les tenía pillada la matrícula -del Seat 124 por supuesto- y andaba con la navaja afilá. Arrancaron al igual que en disco con la introductoria KBMD y la movida declaración de intenciones que es The New GizzMás brillaron posteriormente especialmente con ese tramo final glorioso de guitarras psicodélicas de Samrkanda. Un tema que te atreviesa en dos con el grito pelado del extremeño Piraña. No faltaron tampoco los dos hits más claros que tienen que son Aliento de Dragón, despertando un pogo importante y la despedida final con El Salto Del Gitano. Entrega máxima por una banda que en el caso de su cantante y guitarrista bajaron a pie de plaza un par de ocasiones para incendiar más los ánimos así como para ún último baño de masas de Piraña a modo de crowdsurfing. Muchos recelarán de ellos por el hype, por el sello que les ha editado el debut, por ser el ojito derecho de algunos medios o simplemente por prejuicio a las raíces e influencias del rock andaluz en su música, pero lo cierto es que no tenemos en nuestra escena underground muchas bandas capaces de generar el alboroto metafórico, artístico y real en directo como para ponernos exquisitos con según qué manías avinagradas. A mí ya me han pegado el tirón de la cartera definitivamente y me tienen fichado.

 

black midi: Plaça del Àngels 23/09/19

IMG_20190923_221335.jpg

Ayer tocaba encontrarse por primera vez con la que en lo que llevamos de 2019 ha sido la banda que más me ha sorprendido. Con una juventud insultante y una concepción ruidista, matemática y artística a partes iguales los británicos black midi llevan generando ruido desde antes incluso que hubiesen lanzado su primer elepé de debut. Ya os comentamos las virtudes contenidas en el raro e inquietantemente hipnótico Schlagenheim y la expectación al menos por mi parte era enorme. El joven cuarteto londinense estuvo cuarenta y cinco minutos clavados de reloj y pese a lo efímero de su actuación casi nadie de los presentes osará a decir que no fue tiempo suficiente para que nos dejasen el culo torcido con su música. Podríamos escribir múltiples líneas alabando lo tremendo del batería Morgan Simpson. Este jovenzuelo es un calco en estilo de pegada físico-y también por ser afroamericano- a aquel Thomas Pridgen apabullante de The Mars Volta. Colocado en un lateral y de cara a sus compañeros dirigía el cotarro a su antojo, todo eso con una facilidad pasmosa para golpear tremendamente en arrebatos locos los platos y timbales de un set que necesitaba de vigilancia continua por parte de técnicos y es que parecía que aquello no aguantaría en pie todo el setlist. Amén de sacadas de chorra de beber birra mientras seguía tocando o toparse con una toalla la cara y continuar a ciegas. No menos impactante visualmente fueron los espasmos del guitarrista Matt Kwasniewski-Kelvin cuyos tabardillos y caídas al piso algo teatralizadas sí que parecían. Menos forzados parecían los bailecitos del cantante principal Geordie Greep que con su look de niño bueno vestido de domingo por su madre derrochaba carisma cada vez que se marcaba una bailecito. En lo estrictamente musical, brutales tanto con la aceleración extrema de 953 para despeinarnos de salida como con la sobriedad y sutileza de Speedway. La algarabía de Years Ago cortesía del loquérrimo Matt al micro también fue de traca. Sin embargo los mejores momentos de la noche vinieron a mi parecer con esa extensión experimental y casi improvisada de varios minutos y las interpretaciones de la calma tensa que es Reggae con una interpretación magnética vocal de Geordie y unos redobles espectaculares de Simpson sobre el omnipresente bajo de un secundario Cameron Picton así como de Ducter y el final enajenado con bmbmbm. Ducter con ese riff matemático de entrada es capaz de que te pongas en movimiento para luego explotar en otro crescendo de traca fallera. Mi favorita de toda la noche. El éxtasis final con la machacona y experimental bmbmbm certificaba la singularidad de una banda que se sale de cualquier patrón establecido y que desafía las normas de los sub-géneros en los que normalmente les metemos, ya sean éstos post-punk, math-rock, noise o cualquier otro. Me reafirmo, la banda más excitante que ha salido de la pérfida Albión en los últimos años junto a los IDLES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s