TOP 25 Discos 2019 (II): 20-16

Image result for tell me who i am

El otro día mientras veía el recomendable documental disponible en Netflix Tell Me Who I Am me sobresaltaba una frase que uno de los protagonistas del mismo subrayaba. En ella venía a decir que sólo hacemos fotos y las guardamos de memorabilia en eventos como bodas y en cambio no de los funerales. Nos ha jodido Mayo con las flores dirán algunos. Obviamente sólo queremos recordar lo bonito y bello de nuestras existencias. De acuerdo, pero bien que damos la matraca con las cosas que nos joden, molestan o simplemente no van con nuestras afinidades personales todo el santo día vía redes sociales. Y ahí sí que vamos dejando pruebas clarividentes de nuestros juicios de valor y experiencias personales menos satisfactorias. Excepto en la farsa que es el subuniverso de los influencers e Instagram, pero esa es otra historia. El caso es que no quiero entrar en atizar las decepciones y disgustos varios musicales que me han dado este año- en mayor o menor medida- gente a la que les tengo afecto, véanse los casos de Leprous, Black Mountain, Swans, Chelsea Wolfe o Baroness. Prefiero usar este pequeño espacio de esta segunda entrada para alabar las bonanzas de buenos discos que me han gustado y que finalmente se han quedado fuera del corte de 25. Ahí va una de name-dropping rico: Alcest, Jambinai, Wear Your Wounds, Defeater, Gold, Blood Incantation, Kaleikia, Foscor, Medalla, Derby Motoreta Burrito Kachimba, Lightning Bolt, Esoteric Season y los Ep´s de Panopticony Elder. Quédense con lo bueno, que hay de sobras.

20: Kaleikr: Heart of Lead

https://f4.bcbits.com/img/a3013921955_10.jpg

Se ha puesto ciertamente de moda usar aquello del “buenismo” como calificación despectiva para cualquier asunto. En el terreno musical no ha sido excepción y en más de una ocasión me he encontrado con la coletilla softened metal para venir a referirse a ciertas bandas que partiendo de elementos que podríamos meter en el saco del metal extremo -en gran medida del black metal- han introducido otros ingredientes de platos más digeribles obtenido recetas que a cierto parroquia parece sonrojar. No es mi caso. Y así, a principios de este año llegué a toparme con el trabajo de debut de Kaleikr, dúo proviniente de la prolífica escena islandesa. Kaleikr provienen de los cimientos, dos terceras partes, de la banda Draugsól y su música destaca por encontrar la tecla en esa vertiente más épica, casi sinfónica e intensa del black metal. Nombres como sus paisanos Auðn o unos Harakiri for the Sky recrudecidos son los que me vienen a la mente al pensar en este Heart of Lead. Comienzo arrebatador sobre todo con muestras de que el batería Kjartan Harðarson va a dar bastantes alegrías desde la inicial Beheld at Sunrise en la que los ecos magnos se cuelan. Más cruda, directa y firme se presenta una pieza como The Descent en la que la línea de bajo de fondo es magnífica y cuyos ochos minutos de desarrollo constante con esa afinidad esperable por los blast-beats y tremolo picking. Los tres minutos finales y esos ecos los convierten en uno de los grandes temas del 2019. En la misma línea de mostrar recursos a la par que velocidad discurren ciertos tramos de Internal Contradiction y Neurodelirium aunque siempre bien aderezada melódicamente por alguna línea de guitarra Maximilian Klimko que brilla más a las cuerdas de la guitarra que a las vocales. El inicio cinemático de Of Unbearable Longing con esos arpegio bellos se contrapone al tema que se desarrolla más por la línea del death metal contemporáneo aunque el requiebro final para rematar de manera mayúscula no conjuga esos mismos patrones. El tema homónimo es otro en los que muestran esa amalgama melancólica, ritmos cuasiprogresivos instrumentales imaginativos y épica blackgazer en apenas cuatro minutitos. Un disco y un proyecto que ha pasado inadvertido a muchos y que bien merece estar aquí y contentar tanto a los amantes del nicho propio black islandés sino a todos los que caminamos en paralelo al nuevo metal de esta década.

19: LINGUA IGNOTA: CALIGULA

https://f4.bcbits.com/img/a3985780561_10.jpg

Probablemente el disco más complicado de engullir de toda la selección. Este segundo trabajo de Kristin Hayter bajo el alias Lingua Ignota no es de esos que te pones de fondo mientras pasas la mopa en casa y le pillas el punto. No sólo el apartado lírico y carga sentimental de fondo es de díficil asimilación sino que el barroquismo entre la mezcolanza de sonidos clásicos e industriales hace que en más de una ocasión no sepas muy bien en qué mundo musical te estás sumergiendo. Con su ya consabida situación pasada de abusos sufridos y volviendo a canalizar esa rabia en verdaderos alegatos que sintonizan con ese mantra que promulga la menuda artista de NO HOPE, NO FEAR entrega otro álbum no demasiado rompedor en cuanto a la estructura principal de lo oído el pasado año con All Bitches Die. La atmósfera hostil que describen sus lamentos, alaridos y letras alcanzan cotas desgarradoras en el lento caminar de piano y de puño cerrado que es DO YOU DOUBT ME TRAITOR. No menos flagelante es el grito atormentado que te asusta literalmente en el inicio de BUTCHER OF THE WORLD o lo acongojante del órgano de DAY OF TEARS AND MOURNING donde musicalmente Kristin da una lección de poner lo clásico al servicio de un tema noise-industrial que te firmarían unos THE BODY. El final por todo lo alto con I AM THE BEAST sube la nota a un disco que sobrepasa la hora y que de haber sido algo recortado y despojado de ciertos momentos que suenan a dejá vù entre ellos podría haber dejado una sensación aún de mayor impacto inmediato. La pregunta está en cuántos artistas son capaces de transportar sus emociones y vivencias personales a su música como ha hecho back to back Kristin. Y eso le hace granjearse méritos. Incertidumbre por saber qué futuros pasos da una artista vocalmente privilegiada y que quizás nos soprenda con un volantazo dejando de lado esta etapa vital.

18: Somn: The All-Devouring

https://f4.bcbits.com/img/a3147407876_10.jpg

Otro debut que se cuela en mi TOP del año. Desde San Petesburgo un cuarteto de post-black/blackgaze que se saca de la manga tremendo discarral en 37 minutos y cuatro temas en los que nada sobra y falta. Imposible no caer en los tentáculos de como la melódicamente impoluta Sightless o la vena más blackgazer en la onda a lo Deafheaven de Awe. Las dinámicas vocales en los gritos de Mikhail Kurochkin y Artem Selyugin es uno de los puntos en los que más afianzan una identidad propia sobre los nombres que salen a colación cuando los parámetros musicales de la ecuación son los que son. Instrumentalmente y por pura intensidad alcanzan los niveles de conexión con mi sistema nervioso que colosos como Panopticon suelen hacer. Tempest – no confundir con el soberbio tema de Tool- da prueba de ello con un trabajo a las baquetas de Timur Yusupov de sacarse el sombrero y aplaudir. Otra sensación que me deja el álbum es lo bien que está grabado en el sentido de saber acentuar ciertas partes de batería y en otras resaltar las capas de guitarras sin sonar demasiado limpitos, un hecho que pone en valor el trabajo del propio bajista y cantante Mikhail Kurochkin que es quien se ha encargado de grabación y mezcla. Esos pasajes post rockeros en mitad de Tempest y Awe son claras referencias a lo mejor de Deafheaven o Bosse-De-Nage. Pese a una interpretación magistral de estos cuatro imberbes camaradas rusos puede quedar la sensación de que hay necesidad de ver oír más material para tener un veredicto más serio acerca de si cuentan con un futuro con carrera propia de renombre dentro de una cada vez más poblada escena post-blacker. El nivel técnico y compositivo han demostrado tenerlo de sobras.

17: Pyramidal: Pyramidal

https://f4.bcbits.com/img/a1474516631_10.jpg

Resulta que una de las gemas musicales que tenemos bastante enterradas en el underground patrio se ha sacado este año un disco de toma pan y moja en el que el progresivo espacial y la psicodelia evocadora instrumental se dan de la mano para llevarnos a un viaje sugestivo con su tercer larga duración. El espíritu libre de Pyramidal en su concepción del heavy psych prog no es nuevo de este disco, pero sí que parece que ha sido más elementos han sido capaces de tocar y concentrar en los cinco temas y 46 minutos que componen este disco homónimo separado 6 años de su antecesor. Abre Visions of An Astral Journey con su toque spacey gracias a ese saxo exquisito de una Arantxa Marín que ya ha colaborado en el pasado con ellos. Durante los nueve minutos del citado corte viajamos por un tramo que es pura jam al más puro estilo free jazz -recordando por momentos lo mismo a King Crimson que a los polacos The Kurws- hasta desembocar en un tramo más psicodélico aderezado nuevamente con un saxo muy en la onda del Kréas de Orthodox. Una locura, vamos. No le va a zaga en cuanto a recursos Creatures of the Ancient World capaz de entregar una buena dosis de guitarras sublimes así como un violín con colores y matices arabesco/andalusíes que unidos a algún coro puntual refuerzan sensorialmente el viaje en la parte más atmosférica. Apoteosis que se confirma con mi pieza favorita Digital Madness con su dirección algo más directa. Gran trabajo en guitarras de Miguel Ángel Soler y Óscar Soler. Un crescendo absoluto con infinidad de cambios de tempos, desdobles de líneas e incluso algún que otro solo estelar. Discazo impecable por sus detalles de composición, ejecución y producción -ojito grabado en una facultad universitaria! del campus de la Miguel Hernández en Altea- y que abrirá los chakras de amantes del progresivo e instrumental a partes iguales.

 

16: Sacri Monti: Waiting Room for the Magic Hour

https://f4.bcbits.com/img/a3333182677_10.jpg

He aquí el único disco de rock más clásico en el sentido de heavy rock psicodélico claramente influenciado por el pasado y el blues de toda la lista. Y vaya disco. Los californianos Sacri Monti publicaron a principios del caluroso verano un ejercicio de guitarras efervescentes y cálido rock and roll que bulle y te zarandea. Ya desde la homónima Waiting Room for the Magic Hour se tevan cayendo los palos del sombrajo con una ejecución de riffs y solos de Brenden Dellar y Dylan Donovan excepcional. Esa psicodelia que se cuela con pulsión baja en Fear and Fire o en esa especie de interludio con gran peso de los sintes/teclados de Evan Wenskay en Armistice es canela. Más chicha aún encuentro en la parte central del asunto con la fumada espacial que es Starlight, donde pienso en unos Black Mountain de colocón de hierba y sin demasiadas ganas de levantarse del sofá. Acto seguido mi tema favorito del disco y entre lo mejor de la añada: Affirmation. Una auténtica pieza magistral , con oda guitarrera incluída. Unos fraseos en los puentes que rezuman otros y verdes tiempos y una lagrimita que se te cae por la mejilla. Imposible que no se te erize el bello con esto. Más del 70% de que esté álbum esté aquí es buena culpa de este tema debo admitir. Gone from Grace transcurriendo por unos caminos similares también convence aunque termina en un tempo y tono que le alejan del terreno espacial citado antes. Un interludio sci-fi psicotrópico Pinkfloydiano y un tema de cariz más folkie cierran una obra vibrante sobre todo en una incial y central excelente. Proyecto que madura en un segundo largo y que forma parte de la fértil escena de San Diego y sur de california que el año pasado ya tuvo su lugar y espacio en el reputado a la par que caro Roadburn. Rara avis dentro de unos sonidos que en tantas ocasiones me han aburrido, pero que cuando conectas de verdad te agarra por las tripas. Gran disco y gracias a la buena gente de La Plazoleta del Foroazkena y al canal de Youtube Stoned Meadow of Doom por ponerme alerta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s