Informe Musical Semanal y los fluidos no newtonianos

Image result for caspian band

No ha arrancado este 2020 en clave musical como lo hizo para servidor el pasado año. De hecho he declinado inlcuso la posibilidad de en el día de hoy de ver en directo en la ciudad condal a la musa Angel Olsen. Igualmente, por estas fechas recuerdo ya estar con tremendo enganche a un par de discos publicados nada más arrancar el año pasado, los de Híbrido y MONO,  y que posteriormente acabarían rozando entrar en el TOP 10 del año. Más bien anda uno un poco distraído con otros esparcimientos no siempre relacionados con la índole musical. Pasando a lo misceláneo de lo musical, y por extensión cultural, esta semana ha sido noticia el enésimo paripé y puesta en escena de la adulación mutua entre la Big 3 actual de la industria discográfica (Warner, Universal y Sony) y sus caras más visibles mainstreams de la escena nacional. Un peloteo en rueda más vacío y falso que el que procesan los sirvientes de quita y pon de Adrian Veidt durante su estadía en la luna de Júpiter en Watchmen. En fin, que mejor mirar para otra dirección. En las últimas horas es la industria cinematográfica española y sus premios Goya la que han acaparado los focos a una escala mucho mayor. Y de toda esa resaca de premios y demás, resulta cuanto menos curioso la politización y debate de si lo que desde las arcas públicas se destina en subvenciones es demasiado escaso o si por el contrario es un dispendio y expolio para nuestra economía. Todo ello siempre regado con el requerido sesgo y carnet que uno lleve en la cartera. Lo que parece claro es que la opinión pública, y los medios generalistas, sólo parecen interesarse por dar altavoz en primera plana cuando la tensión y/o polémica aparecen como protagonista. Vamos, que al contrario que los fluidos no newtonianos se vuelven viscosos y no dejan penetrar sus estructura con mayor tensión, la cultura parece tener justamente la propiedad inversa y sólo consigue ser permeable y copar focos cuando sube la tensión y temperatura de la conversación. Y es que a quién no gusta echar la tardecita de manta y sofá de dominguito soltando cualquier purria en Twitter con el hashtag trending topic del actor bocazas de turno con ganas de recibir el reconocimiento ni que sea un día después de la gala. Y esto de los premios y sus resacas seguirá con los Grammys que son hoy. Coñazo extremo.

Alexandra Savior: The Archer

Image result for alexandra savior the archer

A veces da sensación de que el tiempo no es del todo lineal. Totalmente en el olvido tenía en el olvido a la joven Alexandra Savior, una artista que hace dos años me ganó con un trabajo de debut, voz y presencia que parecían conformar a una artistaza para varias décadas. El caso es que con motivo de recuperar su música con motivo de su flamante segundo trabajo discográfico de larga duración ha sido inevitable situar en el tiempo el predecesor y mi sorpresa ha sido que únicamente han pasado dos años cuando en mi yo interior parecían al menos 5. Dejando de lado paradojas temporales y taras del funcionamiento de mi cerebro, el nuevo disco de la protegida artista de Alex Turner vuelve a funcionar bajo unos parámetros bastantes similares con respecto del anterior. A saber: voz magnética, sedosa y vaporosa y una producción y arreglos notables haciendo que canciones de un pop ensoñador que en rara ocasión alcancen la barrera de los tres minutos acabe funcionando. En canciones como en Saving Grace y Crying All the time sabe rodearse de unas líneas de guitarras sugerentes mientras que en la elegante Can´t Help Myself es imposible no acordarse de la sombra de The Last Shadow Puppets. El final del disco quizás es lo más flojo de un tracklist que fluye bastante bien hasta ese momento en el que parece que la estadounidense ya no tiene muchas más aristas que ofrecer. Quizás los arreglos algo artificiosos y sobreproducidos de But You puedan gustar como algo de aire magno pero a mí no me terminan de convencer al 100%. Probablemente no sepa emitir un juicio de valor en cuanto a si este trabajo supera globalmente a Belladonna of Sadness, sin embargo sí que puedo decir que pese a no tener piezas tan sobresalientes en cuanto a impronta inmediata –Mirage, A Mistery Girl y Shades lo eran- ofrece casi media hora de música de corte dream que con el día tontorrón te pueden sonar a gloria bendita y a que la artista tiene madera de ser the next big thing a poco que ciertos medios le dorasen la píldora como sí hicieron en su momento con Lana del Rey. ¿O acaso el debut de la pijorra neoyorquina no iba por senderos parecidos?

 

Caspian: On Circles

https://f4.bcbits.com/img/a1877221154_10.jpg

Caspian por méritos y deméritos siempre han estado situados en un segundo escalón del post-rock global. Lejos de alcanzar el status global y reverencia de crítica de los nombres más masivos del género y sin embargo con sensación estar varios peldaños por encima de una gran caterva de nombres internacionales con menos carrera que el sexteto norteamericano. Una banda cuyo mayor obra en mi opinión data del 2012, Waking Season, y a la que quizás la intermitencia en sus lanzamientos no le ha venido muy bien a la hora de escalar y posicionarse globalmente como un referente. Sea como fuere, Caspian han vuelto con su quinto elepé llamado On Circles, y en él parecen querer no sólo recoger su esencia instrumental épica ya conocida sino explorar alguna que otra vía consiguiendo mantener mi atención durante tres cuartos de hora. Un disco dinámico y de espectro variable dirán algunos mientras que otros lo meterán en el saco de tocar algún que otro palo al aire y de quedar indefinidos por el camino. En la lista de canciones que suenan 100% como cabe esperar de la sucesión de guitarras zigzagueantes de Philip Jamieson y compañía estaría la apertura Wildblood, en menor medida el adelanto más limpito y cristalino Flowers of Light donde coquetean con la sintetización de los últimos Explosions in The Sky y de 65daysofstatic y sobre todo por encima las destacadísimas Division Blues y Collapser. Los dos temas con más empaque del conjunto en cuanto a elementos catárticos y belleza. La primera es candidata a temazo grower de carácter preciosista y a tomar relevo de los pelotazos que tenía el disco de We Lost The Sea de 2019. Siete minutos en los que suenan más MONO que nunca. El crescendo arquetípico de Ishmael también sigue la línea canónica. Con Collapser se pasan al lado más aguerrido a la Russian Circles con menos matices y más capas distorsionadas de guitarras. Sin embargo las novedades vienen en las canciones con apartados vocales. En Nostalgist invitan a Kyle Durfey de Pianos Become The Teeth a una balada emo envolvente con cierta similitud a las guitarras transparentes de los Kinsella en American Football. En Circles on Circles es el propio Jamieson el que toma el micro para mutar en Dallas Green de City & Colour. Un disco con ciertos momentos brillantes pero con el riesgo de globalmente quedar muy al fondo del cajón cogiendo polvo.

 

Moaning: Ego

Image result for moaning band

Otra joven banda que vuelve a dar señales de continuidad de su proyecto son el trio angelino Moaning. Tuvimos la suerte de verles presentando su debut homónimo hará dos años en la a día de hoy Sala VOL y su post-punk oscurete pero con matices modernetes nos gustó. Regresan de la mano de otro disco que publicará la influyente y mítica disquera Sub Pop y que saldrá en Marzo bajo el nombre Uneasy Laughter. La canción de adelanto Ego contiene las trazas que les recordábamos intactas e incluso con cierto aire de acercamiento a la vertiente de nuevo milenio neoyorquina. Pinta bien.

 

Alexisonfire: Season of the Flood

Image result for alexisonfire

Uno de los regresos más esperado y que ha ido dejando a cuentagotas nuevo material es el de los candienses Alexisonfire. Nuevo tema, tercero que publican sin enlazar aparentmente con ningún trabajo de larga duración tras Familiar Drugs y Complicit, y severa sorpresa al oir los casi siete minutos de la canción. He aquí una de las grandes novedades duración impropia para una banda acostumbrada a ir por derroteros muchísimo más directos. Se nota la mano e influencia en la canción de la carrera en solitario del citado ya en este post Dallas Green. Cocción a fuego muy lento de una canción que descoloca y ofrece novedades melódicas hasta la explosión final de los dos últimos minutos. Ojalá hagan una gira en condiciones por estos lares y materialicen nuevo disco definitivamente en 2020.

 

envy: A faint new world

Image result for envy band

No hay que esperar mucho para desgranar al completo el séptimo disco de los reverenciados japoneses y banda de culto envy. Nos han regalado esta misma semana otro tema que formará parte del tracklist y menuda joyita. A faint new world echará para atrás a los quienes les han acusado de ser demasiado intensitos, pero para los que no nos provoca el screamo ningún tipo de alergia bien que disfrutamos y lo gozamos con las voces de Tetsuya Fukagawa y las atmósferas que son capaces de dibujar instrumentalmente estos pedazos de cracks venidos del lejano Japón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s