Informe Musical Semanal añorando lo que nunca fue

Oranssi Pazuzu, “Mestarin Kynsi” | Bandcamp Daily

Recientemente, mientras leía, me topaba con una demoledora cita que difícilmente se puede mejorar para reflejar la sinrazón de la continua añoranza del pasado. Venía a decir algo así como: “No se puede vivir mirando constantemente postales antiguas. Aunque solo sea por higiene mental, es preferible pensar en las viñas a injertar que en las que se han ido muriendo”. ¿Y a qué viene tan profundo pensamiento? Pues a que esta misma semana he dedicado hora y media a dar un par de escuchas a un disco como The New Abnormal. The Strokes, 2020. En mi defensa – si es que hay que justificar el hecho- nunca compré tanto a aquella banda de pijos de principios de milenio llamados a salvar el rock underground. Quizás, en parte porque su explosión en 2001 no lo viví en primera persona -era apenas un preadolescente en formación- o porque de aquella New York me interesaron más las bandas con un poso más oscuro y post-punk -véanse los primeros Interpol y The National- que lo flashy de la banda de Julian Casablancas. Y es que, aunque haya intentado reconectar y entender aquel boom vía el libro Nos Vemos en el Baño, aquí estoy con el libro aparcado a medias y con cierta óptica de que allí hubo más humo que chicha. Peor parado sale aún en la foto comparativa el susodicho álbum cuando uno pega el volantazo y se asoma al vastísimo universo sonoro de los Oranssi Pazuzu, una banda capital para entender el presente y futuro del metal en general. Pues eso, que no podemos vivir de la nostalgia y de añorar algo que en realidad nunca pasó. Y si me llamáis vinagres pues nada para vosotros enterito el teclado ochentero horteras de Brooklin Bridge To Chorus o el vomitivo falsetto impostado de Casablancas en Eternal Summer. Lección aprendida.

Oranssi Pazuzu: Mestarin kynsi

https://f4.bcbits.com/img/a2961622067_10.jpg

Después de sacarle brillo a las escuchas en streaming al quinto disco de estudio de los finlandeses Oranssi Pazuzu tengo meridianamente claro que los finlandeses han debido realizar un pacto con el mismísimo diablo para encontrar el balance perfecto entre psicodelia-experimentación-aura extraterrestre y black metal con el que seguir deleitándonos. En Mestarin kynsi hacen otro leve ajuste en el scroll entre crudeza blacker y experimentación hacia este último sin que nada se resienta excesivamente. El protagonismo de esos loops que te fríen el cerebro de Ville “Evil” Leppilahti tienen más protagonismo aún que en los dos brillantes antecesores trabajos. En la inciática Ilmestys la fusión entre esa calma tensa y la voz amenzando de fondo Juho “Jun-His” Vanhanen parece querer augurar un aquelarre cósmico que se irá desarrolando durante el disco. La paz ácida y psicotrópica de Tyhjyyden sakramentti y los lamentos reverberizados de fondo te funden los sentidos completamente. Cuando encienden la trituradora cacofónica y se ponen en modo batalla en el tema, ya te han desbordado. Eso por no citar esa iteración boomerang electrónica final que te derrite el poco cerebro que te quede funcional a esas alturas del segundo tema con más minutaje del álbum. Para quienes busquen a unons Pazuzu más directos tendrán la crudeza, disonancia y saturación máxima de Taivaan portti. Canción que deja exhausto en un ejercicio de vigor máximo instrumental. La conocida Uusi teknokratia hubiera colado en Värarähtelijä sin mayor problema y es otro temarral de mucho cuidado. Sin embargo, es quizás Oikeamielesten sali, y su aire similar a al tema Värarähtelijä donde creo que alcanzan la perfección de esa pequeña vuelta de tuerca en la continuación/evolución del peculiar sonido instranferible de la banda. Tiran de unos arreglos de lo más “épico” que se les recuerda y salen victoriosos de otro episodio enajenado de conjugar paisajes que acojonan y dan más mal rollo que las atmósferas de Hereditary y La Semilla del Diablo. Siguen poniéndose el listón a una altura a la que los simples mortales nos cuesta alcanzar a divisar. 

 

Sr. Chinarro: Sábanas Santas

Biografía de Sr. Chinarro - La Fonoteca

Pegamos un volantazo de lo que nos gustan para oír el primer tema -canción como le gusta decir a él- de adelanto del nuevo disco de Antonio Luque, aka Sr. Chinarro. Tercer disco de esta saga con el acompañamiento de banda “granadina” y en Sábanas Santas incluída en El Bando Bueno reaparece ese arreglo de fondo casi de acordeón que tanto peso tenía en el imprescindible y tan lejano de El porqué de mis peinados. En cuanto a lo lírico tenemos otro ejercicio, algo menos críptico eso sí, del Luque costumbrista reflexionando aparentemente sobre uno de esos amores pasionales tan efímeros como necesarios en esta vida. Con algo menos de impronta que los adelantos de Asunción pero nos mantendremos fieles a la espera de un disco que se publicará el mes próximo.

 

Parquesvr & Ou Maca Lopes: Fiesta Virtual

Parquesvr – Talego Quini | CallMeFatFuckGeriatricPunk

La corrosiva locuacidad de Parquesvr que tiñó de ironías excelsas Talego Quini tiene continuación aprovechando lo superfluo de algunos dramas periféricos del verdadero drama pandémico actual. Y no vienen solos, ya que el gran David Macón López, más conocido por Maca y por su labor a las seis cuerdas de Adrift y Toundra les hace de acompañamiento en otra afilada radiografía a modo de canción cortita de la tontería que tenemos todos.

 

Vasudeva: Generator

https://f4.bcbits.com/img/a3037760223_10.jpg

A Vasudeva creo que los escuché por primera vez a raíz de aquel disco de portada tan sugestiva llamado No Clearance. Su propuesta encuadrada en esa rama del post-rock instrumental con cierta apego por ritmos matemáticos limpios los hace una banda agradable y radiable que no requiera demasiado esfuerzo para adentrarse. El trío sigue creando armonías majas en Generator en virtud a ese sonido que no se aleja tanto de unos 65daysofstatic. Breaks es uno de esos temas con gancho que entra de primeras. En III también recuerren a melodías cristalinas efectistas. Algo hay también de Jimmy LaValle y The Album Leaf en canciones como Drop, Stockmar, On The Up o la citada Breaks. Es Stockmar, una de las composiciones que más me gusta del conjunto, con una intepretación a los teclados más que sólida y un patrón rítmico alterado levemente durante el desarrollo sutilmente con enorme acierto. También habría que catalogar en el lado positivo el remate final de Halftime. Conviene decir que no es un disco que te cambiará la vida si eres un avezado oyente de instrumental pero sus apenas 37 minutitos no hacen daño, y es que al menos para mí con el post-rock bien facturado me pasa como con la pizza, mejor tener que no tener.

Umbra Vitae: Mantra of Madness

Umbra Vitae, el proyecto death metal del cantante de Converge ...

Ya os presentamos a este “supergrupo”. Así que nada, otro adelanto para el “body”. El bueno de Jacobo en su faceta más cafre en otra pieza de recalcitrante death para soliviantarnos ante tanto amuermamiento de tarde de sofá, peli y manta.

 

Vile Creature: You Who Has Never Slept

https://f4.bcbits.com/img/a4014851458_10.jpg

Terminamos con una “agradable portada” y con el combativo dúo de sludge/doom canadiense Vile Creature y un temarral como You Who Has Never Slept que inaugura la cuenta atrás hacia su nuevo disco titulado Glory, Glory! Apathy Took Helm!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s