Informe Musical Semanal y las muertes anunciadas

207410_324965_EXnIlSfXQAU-SX3

Que no corren buenos tiempos para el sector editorial no es ninguna novedad. No ha sido la excepción la prensa musical nacional. En otro capítulo de una crónica de una muerte anunciada que va afectando por turnos ahora le ha llegado la hora de bajar la persiana a Rockdelux. Ya sabrán esto de haber leído en redes mensajes de agradecimientos, alguna que otra lagrima de cocodrilo e incluso algún texto con pullitas fruto de según qué rencillas desconocidas por completo. El caso es que la reflexión no va tanto al hilo de que yo fuese consumidor de dicha publicación -si bien algún especial o número han entrado en casa aleatoriamente- sino a la creciente preocupación del oscuro futuro para los medios de comunicación del sector musical. ¿Hay vida, y rentabilidad, para la edición física? ¿Caerán por el descenso de ingresos publicitarios Mondosonoro u otras decanas como Popular 1 o Ruta66? Los motivos que alude Rockdelux están en su editorial y extendidos en su último podcast.  Más que una sensación de pena, es de cierta incertidumbre y aceptación paulatina del cambio de paradigma por más que el nuevo pueda no llegar a ser de mi gusto particular. Fui de los que me pegué varios años acudiendo mensual y fielmente al kiosko de prensa central de mi pueblo a por la Rockzone cuando andaba en plena etapa de descubrimiento de docenas de bandas y artistas hasta que finalmente saltaron de la edición física a la digital. Por lo que sea, ya no he disfrutado tanto leyéndola, y muchos meses he acabado por omitir la descarga en la app de la tableta. El sino de los tiempos de una sobresaturación de información con el auge de internet. ¿Son culpables de ocupar estos huecos publicaciones online o simples blogs como el que estás leyendo ahora mismo? No lo creo. Pese a ciertos pecados comunes de las publicaciones profesionales -los intereses y devolución de favores probablemente el más grande- su capacidad como instrumento más masivo y, en cierta manera, el valor sentimental coleccionista de las revistas difícilmente será sustituido por webzines, webs musicales o blogs. Quizás como apunta alguna distinguida pluma musical el problema no está en el medio sino en el contenido y en el inmovilismo anquilosado de las estructuras habituales que han regido y rigen cualquier publicación musical de las pocas quedan en el kiosko de tu barrio. Lo mismo de aquí también extrae uno conclusiones acerca de la dirección de estas entradas periódicas ancladas en análisis discográfico. Podría ser. Mientras tanto, y manteniendo la mente en otros menesteres, seguimos con atención el beef entre Liam Gallagher y Mark Lanegan. Hay que querer, ni que sea desde la distancia, la inconsciencia del hooligan mancuniano.

Elder: Omens

https://f4.bcbits.com/img/a4214182015_10.jpg

Disfruté muchísimo el anterior disco de Elder, Reflections of a Floating World, quedando de hecho en una destacadísima posición de mi selección de discos favoritos del 2017. Es por ello que lo nuevo de Nick DiSalvo y compañía -algo renovada por cierto- era un trabajo de los que más ganas había de escuchar de este primer semestre. Las sensaciones con Omens no han sido del todo buenas desde el primer momento pese a que, después de pensarlo varias veces, no creo que sea un trabajo tan rupturista como a primera escucha parece. Es obvio que no hay apenas pasajes en el disco que recuerden a colosos de su pasado más stoner como Gemini pero en cierta manera la evolución y acercamiento hacia el progresivo más espacial tras el anterior disco, y por extensión el EP del 2019, es medianamente natural. El vigor de juventud guitarrera parece ha pasado a una etapa más “cerebral” por llamarla de alguna forma. Algo de eso ha intentado explicar el propio DiSalvo en entrevistas como la que le ha valido la portada de Rockzone este Mayo. Mi problema con el disco es que para el nivel que han mantenido en los anteriores discos aquí encuentro canciones que adolecen de ese factor “it” que me haga querer desmelenarme o alucinar con patrones, riffs o estructuras progresivas imposibles. Valoro el esfuerzo de los teclados en In Procession y Halcyon donde pienso en el peso vital de Jeremy Schmidt en Black Mountain. Omens deja cierta impronta en el remate final con DiSalvo algo más desatado a la guitarra. El comportamiento de buscar el clímax hacia los finales de unas composiciones que siguen siendo largas en minutaje sigue ahí, el problema es que no alucino como con Sanctuary o Blind como me ocurría hace 3 años por citar algunas. Embers, siendo más continuista, me parece una pieza que crece más tras las escuchas, pero de notable alto y no sobresaliente para el estándar de ellos. Para ser justos, en esta canción sí que alcanzan el deseado éxtasis final con unos minutos finales en los que noto la mano del núcleo conformado por DiSalvo y Jack Donovan. One Light Retreating basándose más en riffs y sonando más orgánica y mirando más a la distorsión de sus orígenes y al estilo vocal más cercano a obras predecesoras sí me cuadra más. A ratos parece un poco como que el disco es un quiero y no puedo en este terreno más etéreo, progresivo y psicodélico. Una evolución que tomando el ejemplo del último largo de Oranssi Pazuzu yendo hacia esos caminos -desde otro punto de partida, obviamente- no les sale tan redonda. Primera mitad con algo de sesteo y algo de remontada al final para un disco que paradójicamente siendo más corto que los dos anteriores se hace enormemente más pesado.

 

 

Katatonia: City Burials

KATATONIA: "CITY BURIALS" - NO CLEAN SINGING

En cierta manera se va habituando uno a hacer ejercicios de masoquismo autoimpuestos tales como enchufarse con algunas, ni que sea mínimas, expectativas un disco nuevo de Katatonia en 2020. Vista la evolución de la banda sueca, y en paralelo la de los gustos de yo que estoy al otro lado, debería haber previsto que su nuevo trabajo City Burials no me iba a acompañar mucho rato. El undécimo disco de estudio del grupo ha pasado por mi reproductor sin pena ni gloria. No es que uno se asuste de que no quede apenas rastro de su pasado en el sonido sino que ni siquiera su particular versión dark prog emparentada con Peaceville Records me embelesa pese al encanto de la siempre envolvente voz de Jonas Renkse. Behind the Blood y The Winter of Our Passing pese a los ganchos creados en pos del efectismo no deja huella, algo que tampoco logra una algo más redonda Rein intrigante en tono y cercana a la melancolía de unos My Dying Bride por citar nombre obvio. También mejora lo presente una Neon Epitaph que contiene algún riff reseñable que consigue crear esas ansiadas atmósferas oscuras que intentan con escaso éxito a lo largo de City Burials. En cambio son demasiados los minutos en los que todo suena demasiado random o similar a propuestas de las que tampoco he disfrutado en el pasado reciente. Lacquer suena al olvidable Pitfalls del pasado año de Leprous y juega todo a la baza de la voz de Renkse con un minimalismo sónico que ni favorece ni realza un corte tan sobreproducido y procesado que da grimita. La empalagosa colaboración con Anni Bernhard en Vanishers acaba por provocarme sobredosis de azúcar amén de un déjà vu de la no especialmente agradable voz de Claudio Sánchez de Coheed & Cambria en cierto momento del estribillo. El solo en Untrodden y Flicker son prueba del merodeo por el progresivo melódico emotivo a lo Soen situándose un peldaño por encima entre lo que medianamente pasa el listón de lo aprobable según mis gustos. Fighters cumple su cometido al final pero no me hace cambiar la percepción global de que tanto ellos como Anathema han envejecido reguleras, y eso pese a contar con un vocalista que me puedo pasar escuchando horas en virtud de una voz que siempre cautiva.

 

Puscifer: Apocalyptical

Puscifer Announce New Album, Release New Song Apocalyptical — Kerrang!

Al tito Maynard parece que le ha cambiado el paso el dichoso virus y el hecho de que haya tenido que posponerse la gira con Tool le ha abierto ventana para adelantar la publicación del nuevo disco con Puscifer. Con la formación en la que últimamente comparte tareas vocales con Carina Round publicará presumiblemente en Otoño la cuarta referencia de larga duración de este proyecto que ha evolucionado bastante desde su confección inicial hasta ahora. Apocalyptical no se aleja demasiado del sonido del Money Shot y el Conditions of My Parole. Base machacona y armonías entre las dos voces. Con este proyecto normalmente siempre me da la sensación que tienen grandes canciones y que globalmente flojean con altos y bajos entre sus composiciones. Tampoco es que me dé Apocalyptical muchos motivos para meterlas entre el grupo positivo. Al menos vemos a nuestro enigmático troll calvo favorito echarse unos bailes. Lo osado de su propuesta al servicio de una lírica que ni pintada dado el momento actual.

 

Rhye: Beatiful

Michael Milosh

Regresa Michael Milosh por sus fueros de sutileza, sugerencia, vaporosidad e imagen de torso de chica desnudo ilustrando su música. Si en 2019 entregó un EP en el que el peso predominante del piano lo abarcaba casi todo, ahora vuelve a un punto de partida mucho más adherido al sonido que tanto nos gustó del Blood hace dos temporadas. Esa pulcritud en la producción y los arreglos y ese aire R&B que incrementa tanto la líbido rozando la perfección. Contenido buenista. Temazo tremendo.

 

Sr. Chinarro: Una Famiglia Reale

Los conciertos de Radio 3 - Sr. Chinarro - RTVE.es

Segunda canción adelantando el disco nuevo de Sr. Chinarro. Canción algo bizarra en cuanto a contenido y continente incluso para el estándar chinarro. Ha admitido Luque en su inspiración en la versión que hizo de la suya El Rito Dan Bejar, y ciertamente comparando el patrón rítmico se asemeja aunque en Una Famiglia Reale hay mucho de arreglo con algún guiño final a la Italia melódica de décadas pasadas. En lo lírico, una mirada que va saltando juguetonamente en las estrofas hacia un estribillo con alusión simpática a la Consorte. Seguiremos atentos.

 

Car Seat Headrest: Making a Door Less Open

Making a Door Less Open by Car Seat Headrest Reviews and Tracks ...

Si uno ha encabezado este post con la fotito a la The Bends de la personajilla que preside la Comunidad de Madrid no es para hacer mofa solo del asunto, que también, sino para ilustrar una edición que incluye tres críticas de discos de grupos que me gustan y que han ofrecido un decepcionante resultado con sus nuevas obras. Quizás el caso más peliagudo es el de Car Seat Headrest. Teníamos a Will Toledo como un pequeño gran hombre dispuesto con su proyecto Car Seat Headrest a insuflar aire a un enfermo de gravedad como es el lo-fi y el indie rock de guitarras norteamericano. Este pequeño gran poder lo ha conseguido tras atesorar un catálogo que en los últimos tiempos ha entregado un par de joyitas que aquí gustaron y mucho pero claro, como decía el tío de Peter Parker todo poder conlleva una gran responsabilidad y aquí Toledo ha fallado para con su gran responsabilidad de ofrecer cada dos años puntualmente otro decálogo de canciones con las que perder la cabeza tanto en tu salón de casa como en cualquier contexto de festival alternativo. En Making a Door Less Open cobran mucha más importancia que antes los arreglos sintetizados y una electrónica alternativa deudora de aquellos primeros LCD Soundsystem – ahí está el loop de Deadlines (Thoughtful)– que no siempre acaba por sentarle bien. Si en un primer momento me desconcertó Can’t Cool Me Down al final puesta en contexto he acabado por entenderla e incluso situarla como una de las que más brilla dentro del conjunto. No tenemos muchos microarrebatos vocales de esos gallitos deliciosos de Toledo quien aquí está mucho más comedido en esa faceta. No llego a entender en absoluto Hollywood que me provoca un tremendo gran WTF. En Life Worth Missing el sinte pasa la delgada línea que separa lo kitsch a lo hortera pero contiene cierta épica intrínseca aupando la canción hacia un terreno que si bien más mainstream al final convence por la mínima. Mucho más me gustan dos canciones en donde suenan más al Twin Fantasy: Deadlines (Hostile) y Martin. En la primera, de estructura más canónica y mayor peso de guitarras en la construcción, nos dejan paladear un estribillo y crescendo marca de la casa mostrando el porqué de lo que nos han gustado tanto. Martin es la canción en donde veo al Toledo más suelto cantando y pese al dudoso gusto de ciertos arreglos procesados –sí, me refiero a los pitufillos que se cargaron aquel disco de Bon Iver– me agrada el resultado final. Me da que este granuja se ha divertido creando su disco más rupturista en cuanto al sonido lo-fi previo más reciente pero a mí se me ha quedado un cuerpo raro con unas canciones de los que como mucho picotearé un par en los próximos meses.

 

Rolling Blackouts Coastal Fever: Falling Thunder

An interview with Rolling Blackouts Coastal Fever - STACK | JB Hi-Fi

A este paso nos vamos a escuchar por adelantado todo el disco de los australianos Rolling Blackouts Coastal Fever. Tampoco hay sorpresas ni trampas en el nuevo single. Falling Thunder es otra crónica anunciando la llegadas de los rayos de sol por más de su título. Otra pildorita de vuelta de tuerca al jangle pop molón.

 

 

C. Tangana: Guille Asesino

C. Tangana pisa el acelerador en 'Guille Asesino'

El que llegue al final del post semanal puede que arquee la ceja por meter aquí a C. Tangana. Dejando fobias aparte y sin entrar en valorar el personaje, el vídeo promocional de la canción en cuestión y lo que dará que hablar, tengo que admitir que hay más de un tema y dos del tipo que me gustan. Muchos de ellos son coproducciones con Alizz, véase el caso de Yelo a principios de año, y ahora la nueva Guille Asesino que también me parece un gran tema donde Antón muestra esa chulería habitual marca de la casa y se luce sobre una base y estilo que sigue pregonando a los cuatro vientos que la sombra de Kanye West es alargada incluso en confines musicales adyacentes. En mi opinión cuando huye del rollito latino es cuando más luce, pero bueno tampoco soy yo un experto versado en estas tendencias musicales como para hacer análisis sesudos al respecto. Antípodas Sonoras goes urban..No, no lo creo.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s