TOP 25 Discos 2020 (V): 5-1

Últimos coletazos de este 2020 tan inolvidable -pese a nuestras ansias de dejarlo atrás y borrarlo de nuestras mentes cual mala pesadilla- y que pese a todo lo malo nos ha dejado una buena ristra de discos con los que sobrellevar de la mejor forma el transcurso de los días y noticias. Entrando en lo estrictamente analítico de la tanda que hoy toca, me he percatado que no hay ningún nombre proviniente de EEUU. Algo que no me había pasado en ninguna de las entregas de repaso anual que he publicado desde 2016 en este Blog. Es más, en el TOP 10 únicamente Izthmi representan al país de la bandera de las barras y las estrellas. No sé si es un reflejo de algo o simplemente una casualidad de que los discos que más me han gustado han sido de artistas alternativos no provenientes del mercado anglosajón preponderante, el caso es que al no ser lo normal pues ahí queda. Nos quedamos con la buena música de la que hemos tenido que disfrutar obligatoriamente este año en nuestros auriculares y altavoces sin poder gozarla en el hábitat que más nos gusta: en directo. Esperemos que 2021 depare buenas nuevas en múltiples frentes y nos vuelva a inocular el veneno de los conciertos como expresión máxima de la felicidad plena musical. Mientras tanto le daremos vueltas a estos discazos. Feliz Fin de Año y Año Nuevo. Enjoy!

Sigue leyendo

TOP 25 Discos 2020 (IV): 10-6

Para gustos, colores. Y es que en la parte más noble de esta lista me estoy percatando que básicamente todo se podría meter en el cajón de sastre global del metal. Quizás solo 1 excepción, a la que llegaré en la entrega final. Otra tendencia de esta lista, ésta sin intención, es la casi nula presencia de mujeres. Si otros años artistas femeninas como Chelsea Wolfe, Emma Ruth Rundle, Anna von Hausswolff, Angel Olsen o grupos con presencia fémina capital como Slowdive, Grajo, Triángulo de Amor Bizarro o MONO han acabado entre mis favoritos, este año no ha sido el caso. Quizás perfectamente podría haber colado el de Kelley Lee Owens y sobre todo el de Emma Ruth Rundle con Thou pero finalmente no las metí cuando hice la selección definitiva. En listas de medios más generalistas sí que he visto nombres como los de Phoebe Bridgers, Fiona Apple y en el pop más global a Dua Lipa o Taylor Swift. Como aquí no somos de dar demasiadas explicaciones ni de rasgarnos las vestiduras en exceso, simplemente comentarlo como anécdota. Al turrón que ya estamos en el TOP 10!

Sigue leyendo

TOP 25 Discos 2020 (III): 15-11

Devs: la nueva serie de ciencia-ficción de Alex Garland para HBO

Más allá de lo fútil del habitual repaso de final de año de artistas que nos dejan de los medios musicales, este año además podría decirse que con la que está cayendo y con la perversión de las cifras de fallecidos que hemos llegado a interiorizar, no parece muy acertado acordarnos de nombres puntuales que han muerto por más que sus carreras hayan hecho méritos para el ejercicio de memoria/homenaje. Con tanta gráfica, recuento de muertos e índices a uno se le quita el ánimo de alabar las bondades de las bandas sonoras de Ennio Morricone. Lo que no ha muerto pese a los continuos augurios de cantos de cisne es el rock y el metal y si ha algo ha provocado los confinamientos es el “empujar” a artistas a darle a la sesera y a componer material que tener listo en breve para no perder el momentum cortado por la suspensión y paralización de tours. Me viene a la mente el caso de Cult of Luna que habiendo publicado disco en 2019 ya están adelantando música para un EP a publicarse este invierno. La vida no para y por eso hay que continuar empujando la rueda cual hamsters. Y como prueba de ello es que de esta otra tanda de cinco discazos de este 2020 tres de ellos son óperas primas de nuevas bandas. La vida siempre se abre paso.

Sigue leyendo

TOP 25 Discos 2020 (II): 20-16

Sindicatos de Policía cargan contra la serie Antidisturbios por presentar a  los agentes "como drogadictos y alcohólicos"

¿Y ahora en qué basamos la sostenibilidad cultural? ¿Ha existido en manera alguna ese concepto aplicado a la industria/cultura musical a lo largo de su evolución? Con la interrupción prolongadísima del circuito de conciertos y festivales, todo se ha ido, por resumir, más o menos al mismísimo garete. Hemos asistido a epitafios varios de salas de conciertos -especialmente dolorosa a nivel personal la “muerte” de la Rocksound barcelonesa-, a ausencia de estrategia clara y medidas contundentes en el campo cultural para salvaguardar tejido intrínseco de una pata cultural que no sabemos si ha quedado herida de muerte- lo cual por otra parte demuestra que sus cimientos eran nada sólidos- o si de aquí en adelante debe dar una vuelta de tuerca de bastantes grados a su modelo. Desde el punto de vista de consumidor encontrar soluciones que permitan echar adelante el asunto debiera estar meridianamente claro y sin embargo nos cuesta cambiar hábitos y vicios de nuestra era. ¿Seremos capaces de cambiar el paradigma de consumo musical vía streaming con modelo abusivos para los artistas? ¿Las plataformas de streaming con tres duros mal contados de donación piensan que somos tontos? ¿Es ahora más que nunca el momento de predicar con el “Support your local band”? Muchos interrogantes que iremos intentando resolver como sociedad de consumo de una industria musical en constante agitación. Tocará poner de la parte del consumidor más que nunca para que la parte del “chiringuito” que merece la pena vuelva a funcionar en cuanto sea posible.

Sigue leyendo

TOP 25 Discos 2020 (I): 25-21

Qué es «El colapso», la serie de Filmin llamada a convertirse en historia  de la televisión

En 2020 han publicado discos nombres como Car Seat Headrest, Touché Amoré, Pallbearer, Bell Witch, Elder, IDLES, Triángulo de Amor Bizarro o Viva Belgrado. Lista de nombres con denominador común en que todos han entrado con alguna o varias referencias recientes en puestos de honor de los TOPS anteriores anuales de Antípodas Sonoras. Sus discos de este año, sin ser bodrios para nada, no han conseguido en su totalidad encaramarse a la selección final de 25 obras de este año. Hecho que habla no únicamente de un buen nivel de la añada musical -de lo poco a salvar a futuro de tan funesto periodo- sino del innegable factor que supone que las comparaciones a menudo son odiosas y también que uno es más permeable a la novedad que a lo conocido, al menos en caso de uno como yo que condimenta con bastante variedad la dieta musical. Tampoco entra el esperadísimo regreso de los Deftones. ¿Hubiese sido diferente la perspectiva para con Ohms de haber existido en un mundo paralelo sin Covid su concierto de Razzmatazz? Al final es una selección personal, quizás menos meditada que en años anteriores en cuanto a posicionamiento, pero igualmente recomendable en tanto y en cuanto, como se suele decir, no están todos los que son pero son todos los que están. Después de un parón de actividad considerable en el Blog que mejor que desgranar mi selección favorita. ENJOY!

Sigue leyendo

Informe Musical Semanal y la justicia divina

Image result for aa williams

No es uno especialmente muy dado a hacer actos de fe ni de encontrar significaciones simbólicas en hechos aleatorios. En cualquier caso, no pude reprimir en mis adentros cierta felicidad y sentimiento de justicia divina cuando un agradecido Jorge García de Adrift el pasado Viernes en mitad del concierto de su banda daba las gracias a una abarrotada Sala Vol que había tenido a bien ir a ver a la banda madrileña autora del para servidor mejor disco nacional del año pasado. Y digo lo de justicia divina por aquello de que la última vez que vi al frontman de Adrift en la ciudad condal fue con su banda paralela conformada con paisanos míos, Gentemayor, y recalco el singular de vi porque no muchos más fueron los que asistieron a un concierto que me dejó cierto sabor amargo y disgusto con la respuesta del público a según qué propuestas dentro del circuito de directos de Barcelona. Buena noticia que una banda como Adrift genere cierto ruido – siempre en términos relativos obviamente- y demuestre que aún hay esperanza y cabida para sonidos menos benevolentes dentro de la amplísima programación de directos en los múltiples recintos de la ciudad donde uno reside. No todo van a ser malas noticias, copón. Sigue leyendo

Explosions in the Sky: Sala Barts 03/01/20

IMG_20200203_215547

De camino a la Sala Barts el Lunes pensaba en una hipotética jerarquía dentro del post-rock internacional y en concreto en el posicionamiento en la misma de la banda tejana Explosions in the Sky. Una banda para servidor inédita en directo al no haberles pillado en su último paso por la ciudad condal allá por el 2016 dentro del Primavera Sound- concierto que por cierto recuerdo haber visto en la frialdad y distancia del streaming oficial de aquella edición con bastantes ganas- presentando un a menudo denostado por mí último trabajo de estudio de larga duración como The Wilderness al que la perspectiva del tiempo quizás no deja en tan mal lugar. El caso es que siempre he tenido a la banda norteamericana tan afiliada a esa ola post-rockera de corriente más épica de primer lustro de la pasada década como una banda menos original e impactante que quizás una trinidad conformada en mi mente por los más longevos Mogwai y Godspeed You! Black Emperor y mis queridos MONO. Y la verdad es que tampoco es culpa de Explosions in the Sky que toda una caterva de bandas rozando el tributo a sus mandamientos musicales hayan proliferado para mal de cierto sonido más edulcorado del subgénero. La tontería de escalafones se me quitó tan pronto llegué a los aledaños de la Sala situada en la Avenida del Paral·lel y vislumbré una buena cola rodeando el edificio y el autobusaco de gira allí aparcado. El primer concierto del año venía a saldar dudas y resolver resquemores internos. Sigue leyendo

TOP 25 Discos 2019 (V): 5-1

Aquí andamos sufriendo aún los excesos de la alta ingesta calórica de viandas navideñas. Con esa delicia celestial a mano que es el cotizado turrón fabricado en Agramunt me dispongo a encarar la última tanda de Discos de esta lista/ranking de discos favoritos de 2019. Hay que admitir que inevitablemente uno sea ha dedicado los últimos días más allá del “comercio y bebercio” a esa actividad tan sana y cada vez más predecible que es hojear en sentido figurado los Tops de los principales medios musicales tanto nacionales como internacionales. Y claro, algo de desazón sí que me queda. La reflexión es que hay mucho de predecible en la mayoría de los tops de medios más generalistas nacionales que he tenido a bien ver. En medios digitales de relumbrón como Indiespot o Binaural veo la tónica general de encumbrar discos como los de Angel Olsen, Lana del Rey, Sharon van Etten o Weyes Blood que son fijos en cada lista. Más me soprende aún la unanimidad del hypazo de la temporada que es el trabajo de Fontaines D.C. Banda que más allá de algún pelotazo contado me parece de lo más random e insulsa en contenido y forma. En los nichos pues la casi siempre amplitud de miras en el metal según cada publicación-aunque con cierta tónica general de enseñar el plumero metiendo a los gigantes Rammstein, Slipknot y Tool en la cúspide- y cada subgénero especializado. Al final el ejercicio sirve más, como he leído en Twitter, para descubrir que para confirmar sesgos. Es por ello que quizás os sirva mi selección y esta gran tanda final, o quizás no, y sigáis dando la turrita con vuestras curated playlist de Spotify de repaso anual. Allá vosotros. Enjoy! Sigue leyendo

Informe Musical Semanal y el timón holandés

IMG_20191116_222556

En esta semana me ha llamado especialmente la atención las reacciones ante cierto artículo musical publicado por el periodista -y polemista a partes iguales en RRSS- Víctor Lenore. El caso es que Lenore usaba como hilo conductor el último disco de León Benavente, insulso en su parecer -algo de lo que no puedo opinar al no haberlo escuchado- para hurgar en la herida de la escena “independiente” nacional que pobla festivales pero con tan poca sustancia de base. Y ciertamente, más allá de apoyarse en según qué recursos para encender al personal -algo propio de esta era de los clicks en medios digitales- debo admitir en que estoy de acuerdo en los síntomas de la enfermedad y en cómo se ha extendido ese virus de música en la mayoría de casos bastante vacía de contenido. La reflexión aquí sin embargo no es acerca del estado de la nación indie, sino la consecuencia directa en Twitter de gente indignadísima con el periodista con el único motivo de no estar de acuerdo con lo desarrollado por Lenore, y por extensión con las citas a Nando Cruz. Tremendas pataletas por el simple hecho de estar leyendo algo que no le gusta oír a cierto personal. Y es que esto resume la triste realidad extendida a todos los ámbitos que ejemplifica una sociedad que parece querer vivir en la burbuja sesgada de un timeline de Twitter en el que sólo le “masturban” con las cosas que previamente les gusta y vivir en un ejercicio infinito de timón holandés con sus seguidores y fieles sin mirar más allá. Vamos, que ningún ápice de crítica, de salirse del tiesto ni de mirar más allá del muro. Mucho de eso se puede también confirmar en la realidad ficticia política que muchos extraen de leer cuatro mensajitos de 100 carácteres de peña que tiene el mismo carné de afiliación mental que el lector. En definitiva, poca mano izquierda, poco atisbo de abrirse a otros que piensan diferente y mucho de autocomplaciencia prescrita por uno mismo día tras día. Y mientras tanto yo aquí de Domingo leyéndome el especial de la década de Rockdelux que precisamente no entra en lo que sería mi patrón o línea editorial… Sigue leyendo

Informe Musical Semanal al amparo de cuatro paredes y un techo

Resultado de imagen de foto disturbios barcelona

Consulto esa herramienta global que es Google Maps y verifico que son 350 metros los que separan la celebérrima Comisaría de Vía Laietana, zona zero de las caóticas imágenes que todos estaréis viendo esta semana, y el número 1 de cierta calle de la zona de Sant Pere donde servidor ha morado durante año y medio, desde donde escribía hasta hace apenas una meses las mismas líneas que ahora leen. 100 metros clavados con respecto de la confluencia de Plaza Urquinaona con Fontanella y la citada Vía Laietana donde durante un par de noches parecía posarse el apocalipsis para una ciudad que muchos auguraban a morir de éxito por el problema de la gentrificación. Uno que nunca fue hombre de fe, si acaso más bien de ciencia y arte, poco o nada entiende de lo que lleva sucediendo en la ciudad de Barcelona durante toda una semana aciaga. Se mire por donde se mire la problemática ha tomado carices tan oscuros como los restos sobre el pavimento “herido” que transitaba en cierta intersección del Eixample este mismo mediodía. Los ojos bien abiertos, y pendiente de unas noticias que en ningún caso portan nuevas con las que ver luz al final del túnel. Los pesimistas de cuna como yo pregonamos que lo peor del temporal está por llegar y que mientras todos y cada unos sigamos alimentando nuestro sesgo de opinión, algo de lo que soy testigo a diario con aquellas personas para las que su mundo, su verdad, y por extensión lo que claman con rotundidad como verdad absoluta se reduce a lo que da de sí su timeline de Twitter y los grupos con transfondo de política de medio pelo de Whatsapp en los que invierten su tiempo. Y así, mientras todo Cristo siga practicando un comunal y masivo ejercicio de timón holandés en el que reafirmar sus postulados cual mandamiento, la realidad nos irá dando de bruces ya sea mediante un porrazo o un adoquín caído del cielo. Molaba más cuando uno escuchaba las incendiarias letras de Dennis Lyxzén o Zack de la Rocha y se creía todopoderoso durante unos minutos en el cuarto. A día de hoy, me da repelús enchufarme temas como Know Your Enemy y Protest Song’68 vaya a ser que me enfunde en cualquier trapo de colores – para el caso me da lo mismo uno, otro o el de más allá- y me invada el espíritu de la libertad de los instintos más primitivos del ser humano. Aunque pensándolo bien, tras haberme vaciado enérgicamente en dos noches consecutivas con Sleep y King Gizzard & The Lizard Wizard creo que mejor me quedaré al amaparo de éstas cuatro paredes y techo. Sigue leyendo