Informe Musical Semanal sin ofrecimientos ni accesos

Imagen

Vengo hoy más calentito, si cabe, que de costumbre. En una semanita cargada en lo personal/laboral he tenido además que ir asistiendo a una serie de eventos de esos que a cualquier hijo de vecino le tocan los cojones cosa mala. Leer la noticia de que la familia del Jefe de Estado, por el mero hecho de la condición de privilegio, se hayan saltado “la cola” de la vaunación de mala manera, para recibirla en Emiratos Árabes para luego dejar esa perlita que no debería olvidarse a modo de justificación/excusita de: “se nos ofreció y accedimos”. No sé si es más grave comprobar por enésima vez que el famoso Artículo 14 de nuestra Constitución que dice que todos somos iguales ante la Ley es papel mojado, la poquísima falta de empatía de una peña que ya le vale con su historial bochornoso reciente o la impotencia que deben/debemos sentir los numerosísimos afectados de una u otra manera por el dichoso virus que ahora esperan/esperamos con ansia -pero ordenada y pacientemente- que llegue el turno para recibir la puñetera vacuna. En fin, que no hace falta tener colgado en la habitación un póster con la hoz y el martillo ni el rostro de Lenin para que se te caliente el pico de mala manera con una Familia Real que hace tiempo que trapasó la línea del sinvergoncerío. En lo musical, tampoco hay grandes noticias. Siguen cancelando festivales estivales, Primavera Sound incluido. Y para colmo de males, aquí en Cataluña se dan lamentables paradojas como el cierre de tiendas de discos en los fines de semana por no quedar “encuadradas” dentro del ámbito cultural, algo que señalaba con tino Nando Cruz en un artículo reciente, mientras se anuncia a bombo y platillo un concierto de Love of Lesbian en el Sant Jordi para 5.000 personas sin distancias de seguridad, a la antigua usanza,vamos. Más allá de mis fobias para con la banda, como casi siempre, se demuestra que “vende” más apoyar a la “gran causa” que a la pequeña escena y un circuito de salas que lleva en la UCI ni se sabe desde cuándo. Un poco como lo del anuncio de los Chefs tops de Estrella Damm y los pequeños y medianos ahogados. Y así nos luce el pelo en el ámbito cultural. Menos mal que al menos sigue habiendo nueva música para ahogar las penas.

Sigue leyendo

Informe Musical Semanal matando al cantante

Tras una semana de asueto se me han acumulado algunas novedades discográficas. No crean que ha andado servidor enzarzado en el conflicto de redes, y más físico en la ciudad condal, a raíz de la entrada en prisión de Pablo Hasél. Más allá de simbolismos y lecturas interesadas del caso, interpretación y consecuencias, vuelve a ponerse de manifiesto las posiciones de trincheras para cuestiones que seguramente requieran de lecturas más sosegadas, de matices, de grises y no del blanco o negro al que nuevamente parece abocado el debate candente del momento. No osaré yo de ser un bocazas sin estar ilustrado del todo en la sentencia, apenas de pasada conozco los hechos por los que condenan al susodicho, por lo que mejor apartarme y echarme a un lado a ver si el temporal deja de arreciar y así poder entrar en materia con la suficiente perspectiva. En lo pura y estrictamente musical, esta semana me ha quedado una recopilación con novedades de discos puramente instrumentales donde hemos “matado” al cantante de varios conjuntos que han publicado nuevo material en los últimos 15 días. Cuando no hay mucho que decir, mejor que fluya la música…

Sigue leyendo

TOP 25 Discos 2020 (V): 5-1

Últimos coletazos de este 2020 tan inolvidable -pese a nuestras ansias de dejarlo atrás y borrarlo de nuestras mentes cual mala pesadilla- y que pese a todo lo malo nos ha dejado una buena ristra de discos con los que sobrellevar de la mejor forma el transcurso de los días y noticias. Entrando en lo estrictamente analítico de la tanda que hoy toca, me he percatado que no hay ningún nombre proviniente de EEUU. Algo que no me había pasado en ninguna de las entregas de repaso anual que he publicado desde 2016 en este Blog. Es más, en el TOP 10 únicamente Izthmi representan al país de la bandera de las barras y las estrellas. No sé si es un reflejo de algo o simplemente una casualidad de que los discos que más me han gustado han sido de artistas alternativos no provenientes del mercado anglosajón preponderante, el caso es que al no ser lo normal pues ahí queda. Nos quedamos con la buena música de la que hemos tenido que disfrutar obligatoriamente este año en nuestros auriculares y altavoces sin poder gozarla en el hábitat que más nos gusta: en directo. Esperemos que 2021 depare buenas nuevas en múltiples frentes y nos vuelva a inocular el veneno de los conciertos como expresión máxima de la felicidad plena musical. Mientras tanto le daremos vueltas a estos discazos. Feliz Fin de Año y Año Nuevo. Enjoy!

Sigue leyendo

Informe Musical Semanal sabiendo que el tiempo es el que es

15 gifs del Ministerio del Tiempo que explican la vida en Sevilla - Sevilla  Secreta

Es curioso comprobar cómo el ser humano tiene respuestas tan opuestas ante diversos acontecimientos y en particular si observamos su relación con la variable temporal involucrada en los mismos. Habrá visto casi con total seguridad como en las últimas semanas los informativos y medios de comunicación ponen en portada la escasa previsión y poca anticipación de las administraciones en la aplicación de medidas y protocolos de seguridad para velar por una vuelta del sector educativo sin riesgos en estas fechas de Septiembre. Como queja resumen y generalizada se ha extendido el “que vamos tarde” y el “no hay plan”. Loables y respetables críticas si no fuesen por el hecho de que en el terreno de la investigación y desarrollo de las distintas vacunas ante el virus estamos apremiando y hostigando para saltarnos el timing y el escrupuloso plan de ensayos y testeo que debe pasarse satisfactoriamente antes de la puesta en circulación de tan ansiado recurso para inmunizarnos. No cabe duda que el sentido del normal transcurso temporal de los hechos está sujeto siempre a la interpretación de cada uno. Y si no que me digan a mí si no se me van a hacer largas estas 48-72 horas a la espera de un resultadito de respuesta binaria en una puñetera App… Pero al final, como se subrayaba en el capítulo piloto de El Ministerio del Tiempo, el tiempo es el que es.

Sigue leyendo

Informe Musical Semanal y los retornos cabizbajos

Pablo Escobar Waiting | Know Your Meme

En el mes y pico que separa esta nueva entrada de la última que publiqué han sucedido bastantes cosas en el panorama más cercano, y casi ninguna demasiado positiva. Seguimos surfeando la ola de un segundo rebrote al que no se le vislumbra la cresta y por tanto casi toda actividad de directos musicales de cierta envergadura sigue lógicamente en stand-by. Bien por las vacaciones, o bien por apatía o desgana hacia las propuestas programadas no he sido testigo de la nueva normalidad de conciertos programados a los que asistir sentados y en petit comité. Es lo que hay, correcto, pero no deja de ser triste contemplar como un puñado de planes se han tenido que ver, en el mejor de los casos, pospuestos al próximo año. En cuanto a lanzamientos musicales la actividad ha seguido su curso algo ralentizado pero medianamente normal. Diferente es que no me haya noqueado apenas disco allí disco allá de todo lo que he podido meterle mano. Que no haya tenido su espacio por aquí quizás destacar el de los portugueses Gaerea con su épico black, el rarunismo bien de Daniel Blumberg y alguna que otra cosa muy puntual nacional como el disco proggie/psicodélico de debut de Abstracción. Sobre el de Imperial Triumphant aún no tengo juicio definitivo. Por suerte esta semana varios nombres de esos que me emocionan han compartido nuevo material bastante esperado por mi parte por lo que tenemos chicha para traer por aquí. Vamos a retomar la cosa.

Sigue leyendo

Informe Musical Semanal añorando lo que nunca fue

Oranssi Pazuzu, “Mestarin Kynsi” | Bandcamp Daily

Recientemente, mientras leía, me topaba con una demoledora cita que difícilmente se puede mejorar para reflejar la sinrazón de la continua añoranza del pasado. Venía a decir algo así como: “No se puede vivir mirando constantemente postales antiguas. Aunque solo sea por higiene mental, es preferible pensar en las viñas a injertar que en las que se han ido muriendo”. ¿Y a qué viene tan profundo pensamiento? Pues a que esta misma semana he dedicado hora y media a dar un par de escuchas a un disco como The New Abnormal. The Strokes, 2020. En mi defensa – si es que hay que justificar el hecho- nunca compré tanto a aquella banda de pijos de principios de milenio llamados a salvar el rock underground. Quizás, en parte porque su explosión en 2001 no lo viví en primera persona -era apenas un preadolescente en formación- o porque de aquella New York me interesaron más las bandas con un poso más oscuro y post-punk -véanse los primeros Interpol y The National- que lo flashy de la banda de Julian Casablancas. Y es que, aunque haya intentado reconectar y entender aquel boom vía el libro Nos Vemos en el Baño, aquí estoy con el libro aparcado a medias y con cierta óptica de que allí hubo más humo que chicha. Peor parado sale aún en la foto comparativa el susodicho álbum cuando uno pega el volantazo y se asoma al vastísimo universo sonoro de los Oranssi Pazuzu, una banda capital para entender el presente y futuro del metal en general. Pues eso, que no podemos vivir de la nostalgia y de añorar algo que en realidad nunca pasó. Y si me llamáis vinagres pues nada para vosotros enterito el teclado ochentero horteras de Brooklin Bridge To Chorus o el vomitivo falsetto impostado de Casablancas en Eternal Summer. Lección aprendida. Sigue leyendo

Informe Musical Semanal consumiendo (post-metal) por encima de mis posibilidades

Sin título

Reflexiono estos días sobre los hábitos de consumo en tiempos del coronavirus. Entiéndase consumo como ese actividad de la sociedad capitalista que genera negocio vía la adquisición/venta de bienes y no a esa connotación negativa de consumo que seguirá practicando cada cual desde la soledad de sus confinamientos. La necesidad de consumir y su manifestación patente en el capitalismo más voraz tan socialmente inoculado, en mayor o menor medida, en cada generación que habita a día de hoy este planeta se ha visto alterada y atacada por las consecuencias derivadas de la pandemia. Quizás lleve razón el ficticio -y a la vez tan cruelmente real- Jeppe de la recomendable serie noruega Exit en su alegato en el capítulo final sobre la naturaleza humana y las bondades para con ella del sistema capitalista llevado al extremo. Sin tener yo la lucidez necesaria para categorizar al respecto, sí que me da por observar ciertos patrones de comportamientos estos días encaminados por ahí. ¿Acaso soy el único que piensa que ahora todo Dios ha doblado sus visitas al súper de confianza para hacerse con sus supuestas compras de primera necesidad? Hecho probado el del ir y venir constante de carritos y bolsas de rafia a poco que hayan usado el balcón para algo más que convertirse en una suerte de mezcla de la Inquisición y Gestapo. Dirán que es resultado de una posible psicosis ante un posible desabastecimiento, yo en cambio también lo relaciono al hecho de que nos han cortado el grifo de otros estímulos con los que saciábamos antes nuestras ansias materialistas. Sin centros comerciales, tiendas, cafeterías, restaurantes, cines y demás es innegable también que esa robusta cadena de supermercados valenciana es la única coartada posible para salir de las cuatro paredes. Sin embargo aquí estamos, binge watching, mantita y consumiendo por encima de nuestras posibilidades que dirían los remilgados de la 1ª División de la UE. La Europa fetén según ellos. Yo no me libro y lo que ando consumiendo por encima de mis posibilidades esta cuarentena, y por extensión lo que llevamos de año, es música encuadrada directa o indirectamente en el post-metal. Discos y discos. Algunos pasan sin pena ni gloria. Otros, en cambio, los traigo a colación aquí. En esta entrega Telepathy, WuW y Dawn of Ouroboros. Y porque he me cortado que podría calzar también lo nuevo de Irist o Velnias. La cabra siempre tira al monte. Si de la heroína se sale espero que de esto también. Sigue leyendo

Informe Musical Semanal en tiempos de funambulismo mental

Cuandas las noticias menos agradables lo inundan todo es difícil abstraerse en pos de no verse sumido en una espiral de decadencia irreversible. En los tiempos que corren, en los que lamentamos muertes por cientos y en el que cada decisión política abre otra nueva vía de incertidumbres en el futuro, es normal que muchos ciudadanos opten por la máxima del aislamiento mediático. Pero, ¿es ésta una sabia decisión?. ¿Debemos olvidarnos por completo de ese aparato que preside los salones de cada casa y de las contaminadas RRSS? Difícil respuesta, en todo caso dependerá del grado de aprehensivo que cada cual sea o de la circunstancia y entorno personal. En mi caso, intento mantener un difícil equilibrio cual funambulista entre mi yo interior que se refugia en discos, lecturas y películas -algunas que con actividad de encefalograma plano ya llega, como la recién visionada– y el que me obliga a salir de la burbuja y verificar la actualidad informativa por más cruda que sea. Es un poco como aquel lejano debate de si se debían emitir imágenes como las de aquel pobre niño sirio ahogado con la cara contra la arena de una playa en plena crisis migratoria. Sin ser uno un yonqui total de la actualidad, debo admitir que leo e intento informarme sobre la situación periódicamente cada día. Sea sano mentalmente o no, al menos me sirve para tener el consuelo de que cuando quiera opinar sobre algo pueda hacerlo con unos fundamentos mínimos. Escaso alivio al ver al personal, en cualquier caso. Resulta cuanto menos curioso analizar algunas de las reacciones del populacho en cuanto a la gestión de la crisis y sus lecturas políticas sesgadas. Esta semana se ha tirado mucho, nuevamente, de la caricaturización del país a lo Mortadelo y Filemón por el lío del suministro de mascarillas desde China y su fiasco. Imagino que se pensará lo mismo de esos países que nos miran con recelo y superioridad que han cometido errores similares. Quizás también haya versiones de tebeos allí acentuando los gazapos y desatinos de los Wolfgang y Jan de turno. Pero claro, tirándonos tierra por encima también somos Marca España. Sigue leyendo

Informe Musical Semanal y el señor de las moscas

Pancarta Vallecas

En la noche del 24 de Enero, ni dos meses atrás, me sentaba a la mesa de un restaurante de cocina especializada china acompañado por un buen amigo y su pareja oriunda de Shanghái. Para más inri era víspera de Año Nuevo Chino, el de la Rata como animal simbólico. A uno que ya empezaba a oír noticias provinientes de la lejana provincia de Hubei y de la urbe de Wuhan asociadas con cierto virus le pareció apropiado interesarse por la situación y obtener información de primera mano con alguien que desde la distancia empezaba a mostrar unos fundados temores que a este lado de occidente no impedían a servidor y compañía disfrutar de la cena. Ya se sabe, cuando algo no te toca de cerca dificilmente empatizas. Hoy, 15 de Marzo, escribiendo estas líneas la situación es tan grave como ya lo era aquel día en aquella cena, con la única diferencia de que ha llegado a tu puerta y ha devenido en un Estado de alarma para nuestro territorio. En estos días el altavoz en los medios, y a otro nivel-escala en RRSS, es para los expertos en la materia científica epidemiológica y para los que quedan retratados para la posteridad como payasos/bufones/cantamañanas o directamente hijos de la gran que opinan y glosan sobre lo divino y lo humano, así que preferiré abstenerme de comentar ya que por desgracia no me encuentro en el primero de los grupos citados. Por favor, háganse un favor y si están en mi misma situación de ser un profano en el asunto, no incrementen la ya extensa e infame lista que quedará en la hemeroteca. Ya tenéis casos de alelás temerarias que no callan ni debajo de agua, ridículos de personajillos politicuchos de aquí y de allá y ombliguistas que no merecen el aire que respiran. También sería conveniente salir de nuestro egoísmo exacerbado y peores instintos, y es que al final se nos quedará esto como la célebre novela de William Golding, El Señor de las Moscas. Sólo el pueblo salva al pueblo pero mira que nos empeñamos en cambiar el verbo salvar por ahogar. Son las 20:00 y he salido al balcón a dar las gracias a quien lo merece. Para manifestaciones así sí contad conmigo- aunque conviene no ser solamente posturetas cuando la cámara enfoca- porque sólo el pueblo salva al pueblo aunque nuestra naturaleza humana se empeñe en ponerlo difícil.

Sigue leyendo

TOP 25 Discos 2019 (V): 5-1

Aquí andamos sufriendo aún los excesos de la alta ingesta calórica de viandas navideñas. Con esa delicia celestial a mano que es el cotizado turrón fabricado en Agramunt me dispongo a encarar la última tanda de Discos de esta lista/ranking de discos favoritos de 2019. Hay que admitir que inevitablemente uno sea ha dedicado los últimos días más allá del “comercio y bebercio” a esa actividad tan sana y cada vez más predecible que es hojear en sentido figurado los Tops de los principales medios musicales tanto nacionales como internacionales. Y claro, algo de desazón sí que me queda. La reflexión es que hay mucho de predecible en la mayoría de los tops de medios más generalistas nacionales que he tenido a bien ver. En medios digitales de relumbrón como Indiespot o Binaural veo la tónica general de encumbrar discos como los de Angel Olsen, Lana del Rey, Sharon van Etten o Weyes Blood que son fijos en cada lista. Más me soprende aún la unanimidad del hypazo de la temporada que es el trabajo de Fontaines D.C. Banda que más allá de algún pelotazo contado me parece de lo más random e insulsa en contenido y forma. En los nichos pues la casi siempre amplitud de miras en el metal según cada publicación-aunque con cierta tónica general de enseñar el plumero metiendo a los gigantes Rammstein, Slipknot y Tool en la cúspide- y cada subgénero especializado. Al final el ejercicio sirve más, como he leído en Twitter, para descubrir que para confirmar sesgos. Es por ello que quizás os sirva mi selección y esta gran tanda final, o quizás no, y sigáis dando la turrita con vuestras curated playlist de Spotify de repaso anual. Allá vosotros. Enjoy! Sigue leyendo